Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Seguiremos tapando vergüenzas

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Seguiremos tapando vergüenzas

Escrito por: La Galerna11 agosto, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Hace seis años, el Real Madrid fichó a Luka Modric por petición expresa de José Mourinho. Eran tiempos convulsos en los que el club buscaba recuperar el trono que había perdido en Europa. El croata costó 42 millones de euros y la prensa cataculé -especialmente 'Sport'- vio ese fichaje como "una cortina de humo", un movimiento más orientado a tapar vergüenzas que a mejorar la plantilla y dar un salto de calidad. Aquella portada, inolvidable y retwitteada hasta la saciedad, es ya una de las favoritas del madridismo. Lo único malo es que no existiera 'La Galerna' por aquel entonces para haber hecho un 'Portanálisis' a la altura de las circunstancias.

Seis años después de aquel fichaje y la correspondiente machada de 'Sport', el Real Madrid cuenta con cuatro Champions League más -las tres últimas de forma consecutiva- y está protagonizando una hegemonía que no se veía en el planeta fútbol desde Di Stéfano.

Lo mejor de todo es que hoy, además, parece que podemos ir poniendo el punto y final a un culebrón que ha tenido en vilo a todo el madridismo -Modric se queda-. Seguramente se tenían que haber hecho mejor las cosas y el propio Modric podría haber gestionado de una forma más elegante toda esta historia, pero el final feliz puede con todo y desde aquí celebramos que el croata siga vistiendo la camiseta del Real Madrid. Seguirá tapando vergüenzas. Y, si todo va bien, levantando Copas de Europa.

El que lo mismo no se queda es Dembélé, ese chico que costó muchísimos millones -más del triple que Modric- y cuya temporada ha sido como el rumor del viento: está ahí, pero no molesta ni se hace notar. Al parecer, el PSG lo quiere y el Barcelona dice que no aunque a lo mejor luego es sí. Todo depende de la suma de ceros.

Así las cosas, mañana el Barcelona disputa su primer título de la temporada, una Supercopa totalmente desvirtuada por el lío que le han preparado al Sevilla entre el propio club blaugrana y Luis Rubiales, el amigo de Fernando Burgos. Estará Messi, que puede hacer historia, y también Coutinho, que ya es jugador comunitario. Qué rápido soluciona el Barcelona estos temas cuando el tiempo apremia. Otros, mientras tanto, bastante tenemos con ir tapando vergüenzas.