Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Lo previsible (III)

Lo previsible (III)

Escrito por: Antonio Escohotado9 marzo, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El míster nunca es responsable de que quienes cobran como cracks jueguen de modo contemporizador y eventualmente ridículo, apuntando pases, controles, fintas, tiros y resultado de balones divididos. Solo es responsable de quiénes salen, y de que siquiera tres suplan a los gafados durante el primer periodo, caso de llegar a tantos. Los recambios bien pueden no funcionar, aunque en ningún caso antes de ensayarse. No siendo el caso lo justo era perder, en palabras de Ramos.

Hace más de medio siglo el Real atraviesa pájaras con ribetes de señoritismo, porque no en vano dobló cuando menos los trofeos de cualquier rival; y lo único nuevo es afrontarlas como si sus protagonistas fuesen desvalidos, y el club una filial de Cáritas, según sugiere seguir alineando a Marcelo. También cuesta entender que el Barça se refuerce con un ariete tan fino como Braithswaite, y a despecho de lo ocurrido con Hazard el Real no parezca haber intentado hacerse con los servicios de Fekir, quizá el talento más parecido al belga de nuestra Liga.

Por lo demás, el agua derramada no se recoge, y lo ocurrido anoche tiene poco pase. Un error no forzado de Kroos –otra vez tan blando- puso en bandeja el pase a Fekir, seguido de su cañonazo y el desvío prodigioso de Courtois, aunque del córner brotasen barullos que acabaron dándole a Ramos un balón franco, jugado lo bastante mal como para terminar en gol bético. Otro error no forzado, esta vez de Benzema, puso en bandeja la gran definición de Tello, que subió el segundo al marcador.

Días nefastos los tiene cualquiera, aunque antes de cederle a la Real el camino hacia la Copa el Madrid se imponía con un rendimiento ejemplarmente solidario, y el bloque  bastaba para compensar el mal pie con el que se hubiesen levantado fulano y mengano. Si se prefiere, pareció que con Ronaldo se iba el último imprescindible, superando la debilidad inherente  a cualquier pieza sobrecargada, y llegó una progresión como la exhibida ante el PSG, o en el Camp Nou, dos empates con sabor a victoria sobrada. Algo menos de contundencia en ataque se suplía con mucho más empuje en todas las líneas, y el propio ataque lo guiaba un Benzema crecientemente magistral durante veinte semanas.

Hace dos o tres carga el hombre con desaciertos, y se comprende que ZZ ande remiso ante alternativas como las deparadas por Mariano y Jovic, por más que la simple presencia del primero intensifique el ataque. En cualquier caso, es una jorobada mala pata que ni Hazard ni Bale ni Asensio ni Jovic ni Vázquez ni Rodrygo estén a la altura de lo requerido, unos por pitos y otros por flautas, y solo Vinicius siga sembrando pánico. Como es difícil jugar peor, mejorar de modo más o menos radical es también lo más probable.

Tampoco merece olvido el desempeño de algunos, sobre todo quizá Courtois, Varane y Modric. Esos tres estuvieron a la altura de su excelencia, y Mendy también, durante el rato otorgado por el míster.

 

Lo previsible (I)

Lo previsible (II)

Antonio Escohotado
Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

14 comentarios en: Lo previsible (III)

  1. Yo veo a Benzema y a Casemiro absolutamente quemados.
    Militao no debe jugar volcado en la banda derecha, a no ser que se pretenda hundirlo.

  2. Otra vez el mesurado comentario del Maestro Escohotado pone pausa a esta catarata de mensajes apocalípticos que muchos han vertido hoy en plan "ya os lo dijimos".

    Pues vale, pues que se vayan todos y ZZ es una m...da. El lunes pasado a estas horas todo eran flores, y no es por ponerme medallas, pero ya advertí que la euforia debía cortarse. Así, en este carrusel emocional, no se puede vivir. Los periolistos han inoculado a buenos madridistas el espíritu no pipero pero sí el de ofendiditos de Zidane y este y este más son un zurullo.

    Todavía no se ha perdido nada. Lo peor es el VAR al rescate de los del nordeste. Es que necesitamos dar el 120% para ganar con el colchón qUE tienen nuestros enemigos. Cuando ese 120% no se produce, pasan cosas como las de ayer.

    Abrazos madridistas y ánimo.

  3. A espera de un análisis más profundo de alguno de los colaboradores , ¿no os pareció que jugábamos con un 5 4 1 ? Mal plantado sobre el campo ya que posicionalmente cambiaban del 442,con militao de lateral derecho al atacar al esquema antes mencionado y no acababa de colocarse la defensa, Ramos salía de líbero y descompensaba el medio de la zaga ya que requería que Varane,militao y lucas tuvieran que bascular para cerrar el agujero. Mal día para hacer experimentos , o si juegas con 3 centrales ponlos en su sitio y no lo camufkes tanto ZZ que vuelves locos a tus jugadores y a los aficionados , por lo menos a mi no me gusto nada el planteamiento. Pero tirar la toalla nunca que somos el Madrid.

  4. Si Modric ayer estuvo en la excelencia... pues nada. Modric lleva fuera de la excelencia muchos partidos y dos temporadas al menos. No pasa nada, se entiende porque tiene 34 años. Lo que no se entiende es que te juegues la liga ayer y le des la manija del equipo. Falla pases fáciles, porque los difíciles hace tiempo que dejó de intentarlos. No es el origen del problema, pero si un síntoma claro de la decadencia de esta plantilla.

      1. Estimado maestro Escohotado. Es cierto que Modric tuvo esas dos apariciones puntuales. Pero también lo es que no fue capaz de marcar el ritmo del partido, función para la que imagino que Zidane lo había elegido en detrimento de Valverde. No asistió, no robó, no tuvo presencia en área y tampoco contribuyó a mejorar la salida del balón. Fue un jugador transparente. Decía Radomir Antic cuando le dieron el balón de oro que no lo entendía porque Modric era un jugador que apenas aportaba nada a los resultados del equipo. Y, sinceramente, creo que no iba muy desencaminado. No voy a negar que se trata de un jugador exquisito, de una calidad superior y que contribuye mucho o muchísimo a la circulación y al ritmo del juego. Pero también es cierto que ya no es un jugador diferencial. En las últimas 6 temporadas ha marcado 8 goles y ha dado 24 asistencias, 4 por temporada. No digo que no sea un jugador útil para ciertos momentos, pero no lo es para jugarte un partido a cara de perro como el de ayer. Para mí, es uno de los damnificados por la ausencia de Ronaldo. El portugués y su increíble producción ofensiva hacía que la escasa aportación en ese campo de hombres como Isco, Kroos o Modric pasara desapercibida. Tal vez por eso Zidane puso tanto énfasis en fichar a Pogba este verano. En tres años en la Premier ha marcado 24 goles y ha dado 24 asistencias.

        1. Estimado David, la opinión de Antic la desautoriza usted mismo, alegando que "contribuye muchísimo a la circulación y el ritmo de juego". Cierto que no tiene gol, como quizá Vinicius; pero por una razón u otra ambos desequilibran los partidos de modo radical, y quizá por eso juegan a fin de cuentas en el más exigente de los equipos.

          1. No tiene gol, no recupera balones, no da asistencias, no va bien de cabeza... Es que al final, termina el partido y dices: ¿qué ha aportado Modric?. Pues eso, que en sus buenos tiempos mejoraba la salida y circulación de balón. Pero de ahí a ganarle un balón de oro a Messi y a Cristiano... No es mal jugador, pero me parece sobrevalorado cuando mides su aportación real en el resultado y el juego del equipo.

            Un placer disentir con usted.

  5. Modric ayer no estuvo bien, quizá podríamos decir que no desentonó mucho, porque para mí quitando a Courtois, Varane y un poquito a Vini el resto estuvieron muy mal y algunos es que las criaturas ya no dan más de sí

  6. He notado, estimado Escohotado (con este horror de rima interna trato de prevenirlo para lo que le espera si sigue leyendo) que su devoción por Zidane elude cualquier análisis sensato de lo que pasa en la plantilla del Real Madrid. Digo en la plantilla y no en el equipo, pues este se reduce a un pelotón de soldados spenglerianos dispuestos a salvar la civilización blanca de los desmanes del calvo bifronte. Eso es así por mucho que se arremeta contra ellos, de forma individual o en grupo. No voy a entrar en profundidades, sino que me limitaré a comentar lo de este último encuentro, que lejos de ser una anécdota se puede elevar a categoría, pues ha vuelto a llover a cántaros, como es habitual. No nos dejemos engañar por esos maravillosos días soleados que a lo largo de tres años fueron tan escasos como milagrosos con sus flores inesperadas.
    Lo que expongo a continuación lo hice en un foro particular según transcurría el encuentro y antes de que sucediese los diversos desastres de los que dejo constancia acto seguido.
    El partido, una vez más, lo ha tirado por la borda el inútil de ZZ, zopenco hasta la extenuación.
    Aún haciendo una alineación consecuente y unos cambios lógicos -y en ambos casos está comprobado que es algo imposible para el galo- no hay mucho que rascar, salvo ocasionalmente, si no se entrenan aspectos tácticos y estratégicos. Pero hacer lo que hizo en la segunda parte es para darle con el pasaporte en la calva y adiós muy buenas: a nadie se le ocurre sacar a Kroos para meter a Mariano, debilitando el mediocampo y perdiendo el metrónomo y el control del balón (si alguien no entienden el juego e importancia de Kroos, aun sin estar a su mejor nivel, es mejor que dedique su atención a otro deporte).
    Claro que había que meter a Mariano, pero por Benzema. Cuando después parece que lo va a arreglar poniendo a Valverde, cualquiera con dos dedos de frente piensa que se ha dado cuenta de su enorme error y que va a reforzar el mediocampo, sacando a Benzema, pues para nueve ya ha salido Mariano, que lo pelea todo, y se necesita solidez en el centro de juego y control para que lleguen balones arriba al mismo tiempo que se taponan los posibles contraataques del Betis.
    Es decir, cualquier ser casi pensante discurre que meterá a Valverde, y este con Casemiro, Modric y el trabajo defensivo-semiatacante de Lucas consolidará el equipo para buscar el gol del triunfo a base de arreones (pues la ausencia de táctica y estrategia no permite más). Pero no. El muy bruto de ZZ -ni siquiera noble-, después de lo de Kroos, retira a Modric y deja a Benzema sobre el terreno de juego. De esa forma, las posibilidades de Mariano para que le llegue la pelota en condiciones menguan de forma alarmante. Por si fuera poco, Benzema con su lentitud habitual pierde un balón que, con un mediocampo debilitado, aprovecha cualquier delantero perspicaz, rápido y habilidoso.
    Como dije más arriba, esto no se cuenta a toro pasado; se ha comentado antes de que sucediera, lo cual tampoco tiene mucho mérito a poco que se entienda de fútbol, más allá del forofismo, del resultadismo, de la zidanalatría y de seguir el partido viendo simplemente por donde circula la pelotita.
    No se puede pedir la dimisión de ZZ porque la dimisión es un acto intransitivo que tiene que tomar uno mismo asumiendo su culpabilidad para lo cual se requieren unas cualidades fuera del alcance de Zinedine. Lo que sería deseable es la destitución fulminante de este alienador, alias ZZ, alias Pantalones, que ha ascendido en esto del fútbol hasta alcanzar su máximo grado de incompetencia. Y eso hace tiempo que ha sucedido.

    1. Sin embargo, que el título de esta columna lleve el III deriva de dos previas, escandalizadas por la titularidad del otrora determinante Marcelo. Para nada defiendo a ZZ de los berenjenales donde le mete una aleación de "lealtad a la banlieu" (consulte mi texto de hace años) con un yo mando y ordeno, coordinado pintorescamente por un "todos igual siempre", más propio de Cáritas diocesana que de la competitividad reinante desde mediados de años 50 en la casa blanca. Lo innegable es su condición de jugador prodigioso y entrenador no menos prodigioso, contando con el rendimiento obtenido. Cualquier cosa procederá, con tal de no deformar los hechos ni lanzarse a improvisaciones.

      1. Quiero entender lo de "entrenador no menos prodigioso, contando con el rendimiento obtenido" como una referencia al milagro o prodigio que resultó el hecho de conseguir el Real Madrid tres Champions y una Liga mientras él ocupaba el banquillo y se paseaba sonriente durante los entrenamientos. Vamos, algo así como aquello que dijo en su día Francisco Rico cuando, en un artículo en defensa del tabaco, declaró que no había fumado un solo cigarrillo en su vida.
        Es muy posible, que dada la calidad de la Wiener Philharmoniker y su conocimiento, ensayado una y otra vez de la Heroica, si yo cogiese la batuta y dirigiese ese Op. 55 de Beethoven hasta podría sonar bien, pero lo que es seguro es que, falto yo de sabiduría en ese terreno, nunca pudiese lograr el rendimiento que cabría esperar de semejante formación.
        Por elegir otra imagen: que Zinedine Zidane fuese un jugador prodigioso lo habilita tanto para ser un entrenador aseado como a un francotirador de élite dirigir en el puesto de general a un ejército. Independiente de los errores que todos cometemos y del azar, que en el fútbol interviene en un porcentaje considerable, la trayectoria de ZZ, si juzgamos todos los partidos en los que ha ejercido como entrenador del Real Madrid, es muy lamentable (en 200 encuentros, que se cumplirán contra el Eibar, el juego y la consistencia del equipo ha sido memorable, digno del RM, en no más de 15, y exagero en el beneficio). Si nos quedamos con los trofeos alcanzados estamos ante un espejismo, pues no olvidemos lo del azar y que cualquier equipo puede, matemáticamente, alzarse con la Champions ganando apenas tres partidos y la final por penaltis.

    2. Totalmente de acuerdo en que el culpable, por encima de todo, del fiasco ante el Betis ha sido Zinideas Zidane pero, no sólo en los cambios sino, mucho antes: en la alineación inicial. No tienes un lateral derecho (porque has largado a Odriozola) y tienes que utilizar a Militao (que ha jugado algo, en el Oporto, en esa posición), utiliza a Valverde para el refuerzo del centro del campo y la banda derecha porque, ese dechado de desventuras que hace años fue un modesto jugador de fútbol, llamado Lucas Vázquez, hoy día no sirve ni para ayudar atrás ni para atacar. Lleva dos temporadas sin dar más de un paupérrimo 0,05% de pases buenos (salvo los que le da al portero o al central propios).
      Tienes un Mendy que frenó la cantidad de goles que recibíamos por la banda del ex-jugador de veteranos de la tercera edad (Marcelo) y sigues utilizando a éste, al que siguen utilizando todos los adversarios para hacernos un siete.
      Y, entro en los cambios. Quitar a Kroos, un suicidio. Desde que se fue, el Madrid dejó de jugar al fútbol. Si vas a poner a Mariano -que era necesario desde el principio- quita al inútil de la banda derecha. Cristiano se hartó de meter goles gracias a Kroos, Modric y, sobre todo y sobre todos, Benzemá. Con un delantero centro por delante, Karim aumenta su producción en proporción geométrica. No lo veremos con Zinideas.
      Y si Modric, desgraciadamente, ya no aguanta 60 minutos, no lo saques de inicio y resérvalo para el segundo tiempo, en el que puede aportar mucho más, cuando el adversario está más cansado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El "estilo" de Guardiola contra la historia del Real Madrid en un excelente análisis de sus enfrentamientos en Champions.

"Guardiola contra el Real Madrid", por @Cuatroamiguetes:

https://www.lagalerna.com/guardiola-contra-el-real-madrid/

Hoy, en el #Portanálisis, confirmamos que cuando Guardiola habla de priorizar el estilo no se refiere a cómo visten sus jugadores.

👉👉👉https://bit.ly/31nTjxr

2

Nueva realidad, nuevo estadio, nueva camiseta, nueva sección... con tanta novedad @cuadrablanco se ha animado y sugiere otro cambio en el Real Madrid ¿Qué os parece?

👉👉👉https://bit.ly/30rv1TU

✍️@Ramon_AlvarezMM detalla el contratiempo que supone la baja de @SergioRamos y plantea opciones para mitigarla.

https://www.lagalerna.com/sergio-ramos-o-la-ausencia-mas-dolorosa/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram