Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Un penalti peligrosamente no pitado a Gabi

Un penalti peligrosamente no pitado a Gabi

Escrito por: Juanma Rodríguez28 febrero, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Habitualmente, cuando alguien te pide que reflexiones o que hagas autocrítica lo que en realidad te está sugiriendo no es otra cosa sino que estés de acuerdo con él, que sí ha reflexionado, o que le des directamente la razón, que es más simple. En el fútbol funciona igual. Si tú no crees sinceramente que el colmo de todos los males del Real Madrid sea Florentino Pérez ni tampoco la ausencia de una persona física que ocupe la dirección deportiva (Valdano, Sacchi o Pardeza la ocuparon con resultado desigual) es porque no has reflexionado. Pero yo ya reflexioné, y mucho. Y, tras arduas horas y horas de reflexión, alcancé al fin una sólida e inamovible conclusión: más allá de éxitos o fracasos, más allá de títulos o de sequía, el proyecto bueno era el que encabezaba José Mourinho.

Mourinho era indiscutiblemente el mejor y el Real Madrid (y los madridistas) le dejaron escapar; el club no le protegió cuando, día tras día, se partía la cara por el equipo, y cuando llegaron las vacas flacas un sector del madridismo se volvió contra él. Esto no quiere decir ni mucho menos que yo no estuviera con Ancelotti y Benítez, ni tampoco que no esté ahora con Zidane o con el que venga después de él; lo que quiere decir esto es que el Real Madrid lo tuvo, tuvo un proyecto serio, solvente y profesional comandado por el mejor entrenador del mundo; lo tuvo... y lo dejó escapar. Es tan sólida mi reflexión que, con La Décima aún caliente, yo seguía creyendo que Mourinho era mejor que Ancelotti. Hubo periodistas que con Mourinho cruzaron la línea roja, intimidaron a su familia y nadie movió ni un dedo, nadie le protegió, nadie le defendió. Por eso se marchó Mourinho, entre gritos de "¡nazi portugués!", y hubo madridistas que compraron la mercancía averiada de que al Madrid le odiaban por su entrenador. Al Real Madrid, queridos míos, le odian porque esto es España, y en España odiamos al triunfador, y si es de casa mucho más.

Este año está siendo muy malo para el Real Madrid, de acuerdo. Y el anterior también lo fue. Pero, en serio, ¿cuánto aguantaría el estadio Santiago Bernabéu jugando por ejemplo a lo que propone Simeone?... Leo "lección del Cholo", leo "baño táctico del Cholo", leo "la pizarra del Cholo"... El Atleti salió a lo que sale desde hace cinco años con Simeone, con los once jugadores por detrás del balón y a morder en los tobillos, y el Real Madrid, que no está fino, no pudo abrir el melón. ¿Lección?... ¿Lección de qué?... Felicito a mis amigos colchoneros por el subcampeonato de Liga y, a renglón seguido, si me lo permitís, diré que al Real Madrid le vale tanto quedar segundo como séptimo, o sea nada.

El sábado, haciendo zapping en la radio, oí por error a Javier Ares en Onda Cero diciendo lo siguiente: "Ahora los voceros de Florentino responsabilizarán a los jugadores"... Es curioso: Ares, que fue director de Real Madrid Televisión, hablando de "voceros"; Ares, que fue director de Real Madrid Televisión cuando el canal lo controlaba Prisa y que dejó de serlo con Florentino Pérez, a quien llegó a llamar "psicópata" en antena; aunque, conociendo el percal, seguro que el director de Radio Estadio niega que él fuera jamás director de Real Madrid Televisión, del mismo modo que José Joaquín Brotons me negó que él fuera contertulio... hasta que le llevé una fotografía en la que aparecía en la tertulia. Uno no puede ejercer el periodismo desde el odio hacia una persona o por motivos particulares, eso es estafar al oyente.

Gabi Penalti

A mí lo que me interesa es el penalti que Gabi cometió sobre Danilo y que habría supuesto un 1-1 y quién sabe si incluso la victoria del Real Madrid. Entiendo que otros quieran hablar de otras cosas pero yo, si no es mucha molestia, hablo de lo que yo quiero hablar. ¿Por qué me interesa el penalti? Muy sencillo: porque antes de que arrancara la Liga, Simeone dijo que estaba "peligrosamente preparada para el Madrid"... Peligrosamente preparada, ¿por quién?... Mi compañero Sergio Valentín tuvo los santos cojones de preguntarle el sábado nada más acabar el partido al entrenador del Atlético de Madrid si seguía pensando lo mismo, y Simeone... mintió. No es cierto que Simeone haya explicado a qué se refería con aquella frase, no es verdad; aquella frase, por cierto, fue ocultada por la mayoría de los medios de comunicación porque del Real Madrid se puede decir lo que sea sin que nadie diga nada; Simeone dijo que la Liga estaba preparada para el Real Madrid y resulta que su equipo venció el sábado gracias a un penalti que el árbitro no se atrevió a pitar. La pregunta era la de Valentín, el resto de la rueda de prensa sobraba.

¿Por qué pongo el foco en ese penalti no pitado?... También es fácil. Tras años y años de reflexión he llegado a la siguiente conclusión: para el 'perioatletismo' y el 'periobarcelonismo', los éxitos del Real Madrid se deben a Franco y a los árbitros; no he sido yo quien ha enfangado el debate, no he sido yo quien lo ha convertido en una guerra de trincheras; esto ya estaba así cuando yo llegué al periodismo. Y cuando el Real Madrid vuelva a ganar Ligas como churros, que volverá a hacerlo, los "periodistas objetivos" saldrán otra vez de sus cuevas a hablar de arbitrajes. Pues ahora soy yo quien quiere hablar de arbitrajes: ¿un penalti peligrosamente preparado para Gabi?...

Al Real Madrid sólo le queda la Copa de Europa y, jugando así, es improbable que la gane. Muchas veces me he preguntado cuántos madridistas quedarían en el Bernabéu si el Madrid descendiera a Segunda División. Eso es lo único que envidio del Atleti, su afición. A veces tengo la impresión de que el madridista medio es del Real Madrid única y exclusivamente porque gana más que el resto. Es una afición extraña. Yo fui socio cinco años, los de las cinco Ligas consecutivas de la Quinta del Buitre; al quinto, la gente ya no celebraba nada. Podría decirse que la afición del Real Madrid quiere que su equipo gane, sí, pero tampoco demasiado ni muy a menudo porque eso también acaba por aburrirle. Espero no haber convencido a nadie de nada, ni llamo tampoco a la reflexión ni a la autocrítica. Que cada cual haga lo que le salga de las narices. ¡Hala Madrid!