Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Análisis del equipo
Opciones para el ataque blanco

Opciones para el ataque blanco

Escrito por: Rafa Peinado13 abril, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La temporada 18/19 ha sido, sin duda, la peor del Madrid en los últimos años. La salida de Cristiano Ronaldo y la ausencia de fichajes en la parte de arriba han sido los principales motivos para el desastre de una campaña en la que no se ha competido por ninguno de los títulos en juego. Para evitar repetir año en blanco se necesitan fichajes, y el club parece dispuesto a concedérselos a Zidane. Así, Hazard parece que será el primero, cumpliendo con una doble función. Por un lado, será el reemplazo deportivo de Cristiano Ronaldo, y por otro será el jugador que dote al ataque blanco de varios aspectos de los que ahora carece: producción goleadora, regate, desborde y liderazgo, pero ¿será suficiente?

En la actual plantilla del Real Madrid nos encontramos con que la línea de atacantes cuenta con algunas certezas positivas, otras negativas y varias incógnitas. En el primer grupo encontramos únicamente a Benzema y Vinicius. El primero como referente ofensivo y el ‘9’ de Zidane casi sin discusión, sobre todo tras su gran temporada. Con respecto a Vinicius, ha sido el único que ha mantenido el pulso a Karim, y aunque tiene muchísimo por mejorar es ya un jugador importante en la plantilla, ya sea como titular o como jugador de rotación.

En el segundo destaca Bale, cuyo futuro parece fuera del club, y Lucas. El rendimiento y nivel del gallego deberían de sacarle no solo del 11 titular, sino también de las primeras opciones de banquillo. Así quedaría como tercer extremo derecho (por detrás, en principio, de Asensio e, incluso, de otras opciones como Odegaard, Rodrygo, Ibrahim o un supuesto fichaje).

En el tercer grupo, el de las incógnitas, encontramos a Asensio, cuya temporada de consagración ha sido un rotundo fracaso. Todavía le queda muy grande la titularidad en el Madrid y debería de dar un paso hacia atrás para volver a ser ese revulsivo que tan bien rindió con Zidane, ya sea como extremo izquierdo o como extremo derecho, compitiendo así con Vinicius por ser el primer cambio ofensivo. Al balear se le suman como incógnitas dos jóvenes. Por un lado, Rodrygo, que comparte algunas similitudes con el actual Vinicius en cuanto a inexperiencia, primeros pasos en Europa y necesidad de periodo de adaptación. No obstante, aunque puedan compartir posiciones, su fútbol es opuesto al de Vini, pues Rodrygo es más pausado, más técnico y menos físico. Al brasileño se le une Odegaard, que se está saliendo en Holanda partiendo desde la posición de extremo derecho. Un jugador muy diferente al santista, con quien quizás compita por un puesto en la plantilla como teórico último extremo en la rotación.

Expuesto lo que hay, es hora de mencionar lo que puede llegar con mayor seguridad, así como los demás roles por cubrir. Con un año de retraso el Madrid cubrirá la baja de Ronaldo con otro atacante top. Ese hombre parece ser Eden Hazard, y aunque su fútbol no tiene nada que ver con el de Cristiano sí cubre muchos aspectos huérfanos desde la salida del portugués y también muchos otros que la plantilla ansía y necesita. Desborde, determinación, liderazgo, 1x1 y producción goleadora son algunas de las prestaciones que ofrece el belga, prestaciones que responden a las carencias de la actual plantilla del Real Madrid. Pero dejando a un lado el supuesto fichaje de Hazard y la más que probable salida de Bale, surgen tres opciones en cuanto a cómo completar la línea de atacantes:

 

Opción A: reincidir en la misma apuesta y confianza en los jóvenes

Esta sería la opción más conservadora y la que se viene repitiendo últimamente. Austeridad en fichajes, no entrar en este mercado inflado y confianza en la cantera y apuestas del club. Así Hazard sería la única incorporación en el ataque y el único jugador diferencial y contrastado en los extremos. Vinicius sería su sustituto a la vez que competiría por un puesto en la banda derecha con Asensio. Marco tendría así la oportunidad de derribar la puerta desde el perfil que más le beneficia, y prácticamente sin competencia. La banda derecha la completaría Lucas Vázquez y el ataque uno o dos jugadores entre Rodrygo, Brahim y Odegaard, jóvenes inexpertos y en principio alejados, todavía, del nivel Real Madrid. Arriba, para rotar con Benzema se abren tres opciones, todas ellas con jugadores de la casa y que dejarían al francés con un rol de delantero muy titular. Mariano, Raúl de Tomás y Mayoral serían las posibilidades para complementar el puesto de ‘9’, siendo viable que sean dos los que se queden y no solo uno. Esta opción deja muy corta de nivel la banda derecha, donde Lucas volvería a tener un rol muy importante y donde Asensio partiría como teórico titular.

Opción B: Un ‘9’ antes que un extremo derecho, galones para Asensio

Con esta opción, el club reforzaría la posición de delantero centro con un jugador que compitiera o rotara a Benzema, además de abrir la opción a una doble punta en un 4-4-2 o 4-3-1-2. Prácticamente descartados Kane, Lewandoswki, Cavani o Suárez por no estar en el mercado, por perfil o por su elevado precio, el objetivo sería un 9 más joven, con presente pero también con futuro. Aquí entran Icardi y Jovic como principales candidatos, pudiéndose añadir cualquier otro de esas características: delantero de primer nivel, pero no top. Sea cual fuera el elegido de los dos, u otro perfil similar, queda claro que la punta del ataque aumentaría su nivel. En contraposición a esto, la banda derecha no mejoraría. Asensio partiría como el extremo derecho titular, compitiendo con Vinicius. A priori el brasileño encaja mejor en el otro perfil y el balear parece, a priori, venirle grande la tarea tras su decepcionante temporada. Lucas seguiría teniendo un rol importante y Rodrygo, Brahim y Odegaard tendrían opciones de minutos en ese costado. Esta alternativa sumaría variantes al ataque blanco (doble punta) y goles desde dentro del área, pero dejaría algo coja la banda derecha.

Opción C: Mariano y/o De Tomás para suplir a Benzema y extremo derecho consagrado

La gran temporada de De Tomás en el Rayo le haría tener una oportunidad como suplente de Benzema. Para dotar a la posición de más seguridad, Raúl compartiría rol con Mariano, quien por diversas circunstancias no ha podido demostrar el nivel que exhibió en el Castilla y en el Olympique de Lyon. El dominicano y/o Mayoral competirían por uno o dos puestos como ‘9’ suplente. La inversión llegaría en el costado derecho, donde Asensio y Lucas se quedan cortos y competirían por ser el suplente de ese extremo derecho, que podría ser Salah, Mané, Sancho o algún perfil similar de atacante de primer nivel. Esta es la opción que mejor 11 titular saca, aunque ante una hipotética lesión de Benzema el puesto de 9 se volvería a quedar corto.