Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Modric flota

Escrito por: La Galerna21 febrero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. El Barcelona ya ha presentado a Braithwaite, su contratación de la ventana Dembélé, que es la tercera ventaja de fichajes del año tras verano e invierno.

La ventana Dembélé es un invento macanudo. José Félix DÍAZ publicaba ayer en Marca que no existe en ningún otro país del mundo, y que en España continúa a pesar de que la FIFA lleva años instando a las autoridades españolas a ponerle fin. Si en cualquier otra Liga extranjera se te lesiona alguien más allá de las ventanas de verano e invierno, tiras para adelante con lo que tengas. Sí tienes un equipo filial, por ejemplo, recurres a él. No así en España, donde sí se te lesiona Dembélé (es decir, prácticamente en cualquier momento del año) puedes fichar un sustituto siempre y cuando acredites que la lesión es para seis meses o más. Esto se acredita de aquella manera y es fácil que te lo den por bueno, incluso cuando Dembélé se ha lesionado de lo mismo antes y sólo fueron tres meses. Como el pobre se lesiona mucho, y encadena unas lesiones con otras, pues chico, quién se va a dar cuenta de que no es una sola lesión sino varias consecutivas, sin solución de continuidad. Una de seis meses o dos de tres, la diferencia es anecdótica.

El caso es que Braithwaite, el sustituto (?) de Dembélé, fue presentado ayer. Es de agradecer que en sus primeros toques de balón de cara a la prensa homenajeara los primeros toques del propio Dembélé en su presentación tiempo ha, pues aunque no lo parezca hace ya mucho que Dembélé llegó a España para bendecir con su sueño cada aeropuerto de la piel de toro. Nadie se ha tomado más literalmente lo de “he cumplido mi sueño al fichar por el Barça” que Dembélé.

El que parece que concilia y conciliará el sueño divinamente, a pesar de la cabronada mayúscula que le ha hecho al Leganés, arrebatándole a su goleador en una fecha random del campeonato, y condenándolo al descenso muy probablemente, es Josep María Bartomeu. El presidente culé tuvo unas palabras de solidaridad con el Lega. Sí, habéis leído bien. Le hizo la trece catorce, pero no sin solidarizarse muy fuertemente con el objeto de su barrabasada. “Nos hemos acogido a la normativa, pero habría que reformarla”, proclamó el dirigente blaugrana, sin que se le cayera la cara de vergüenza. “Es terrible que el Leganés no pueda ahora fichar a alguien para sustituir a Braithwaite”. Ya lo dice Jesús Bengoechea: es una cumbre del cinismo absolutamente legendaria por parte de una institución ya de por sí inclinada a la más lacerante hipocresía. Viene a ser como si los presos que violan a Andy Dufresne en Cadena perpetua se lamentaran mientras le sodomizan de la escasa vigilancia que hay en la cárcel, la cual permite que sucedan cosas así.

Es de agradecer que Marca sea el único de los cuatros grandes medios que denuncie en portada y con caracteres bien gordos el alcance de la cafrada hecha al Leganés. Sin embargo, nos parece lamentable cómo queda diluido en dicha denuncia el autor de dicha cafrada. “Esto no está bien”. OK, José Luis, pero dinos por favor quién ha hecho eso que no está bien. La actitud de Marca es tan asombrosa como la del propio Leganés, si bien en el caso de dicho club es menos comprensible aún por ser la víctima del desaguisado. “Una injusta norma permite al Barça fichar a Braithwaite matando al Leganés”. La denuncia recae sobre la norma, lo cual nos parece bien, pero oiga, díganos por qué en esta portada (como en las pasmosas declaraciones públicas de los dirigentes del Lega) se va de rositas el autor mismo de la agresión, que ha hecho algo legal, sí, pero profundamente repugnante desde un punto de vista ético. Donde no llega la ley llega la ética, a menos que se carezca de ella, que es justamente lo que le pasa al Barça aunque ni el Leganés ni Marca se atrevan a decirlo, vaya usted a saber por qué. Marca de hecho alude a las palabras ultracínicas de Bartomeu sin denunciar dicho cinismo. Todo el mundo reacciona contra la ley porque es injusta, de acuerdo, pero nadie reacciona contra quien hace uso de ella de manera tan irreprochable en lo reglamentario como falta de escrúpulos morales. No. Al Barça no se le toca. Es como si se hubiera inventado un nuevo y fascinante paradigma moral: el Barça ha hecho algo que está mal, pero el Barça no ha hecho nada malo.

Impresionante, amics.

Acabemos en un tono más positivo, hablando esta vez de fútbol. Sin que sirva de precedente, la mejor portada del día es la de As, o mejor sería decir que sería la mejor portada de cualquier otro día, pues pasa de puntillas sobre la canallada perpetrada por el Barça. A ocultarla tocan, oigan.

Si hoy fuera cualquier otro día, insistimos, y no uno en el que As pasa casi por encima de la cafrada, esta sería una buena portada de Ouija Daily, que se ha currado una entrevista con Sterling ya de cara al Madrid-City. El inglés tiene palabras muy elogiosas para su rival. Defiende a Zidane y alaba a Modric, de quien dice que “flota”. Nos parece una declaración casi näif de extraña belleza, y que contrasta fuertemente con la pestilencia del asunto Braithwaite y la laxitud generalizada del Leganés y los medios al respecto.

Modric flota. Flota sobre tanta inmundicia. Nos gusta.

Pasad un buen día.