Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Messi votó VOX

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Messi votó VOX

Escrito por: La Galerna11 noviembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Ya es mala pata que el número mágico que Sport pretende convertir en Trending Topic (o similar) merced a su portada de hoy coincida con el número de escaños que ha conseguido VOX en el parlamento a resultas de las elecciones generales de ayer.

Sucede (ya hay que ser pelín rebuscado para darse uno cuenta) que Messi lleva 52 goles de falta y 52 hat-tricks en su carrera en el Barça. 52 escaños señalan también la marca triunfal de la formación derechista (o extremoderechista, como prefieran), lo que no deja de ser un inconveniente propagandístico de cierta magnitud. Quería convertir Sport el 52 en número emblemático, y resulta que la realidad lo ha convertido en distintivo de ideas políticas que no son precisamente aquellas por las que bebe los vientos el club de Bartomeu. A veces la vida tiene vida propia, ya lo decía aquel personaje en aquella película de Woody Allen. Te dejas las pestañas intentando identificar alguna feliz coincidencia numérica en las estadísticas de Messi y el recuento electoral te dobla la apuesta al mismo número con un matiz sarcástico y burlón. Pretendía Sport que el 52 se asociara por siempre con la (presunta) gloria culé y resulta que el destino lo ha asociado con el estado de excepción.

Por lo demás, reza en su letra pequeña la primera plana de Sport que la actuación de Messi ante el Celta “le sitúa más cerca de su Sexto Balón de Oro”. Repetimos: la actuación de Messi ANTE EL CELTA. No ante el Liverpool, el Real Madrid, la Juventus o el Manchester City. No en semifinales o Final de la Champions League. No. La actuación de Messi en un partido de Liga random ante un equipo modesto es la que tiene que aupar al argentino a la máxima distinción individual que se da en el fútbol europeo. Nos da la sensación de que estos chicos (en su ímpetu por defender que Messi debe ganar hasta el Máster Chef y el Gran Hermano) andan un poco perdidos respecto a los criterios que mandan en la elección del Balón de Oro. Tienen, eso sí, la suerte de que no hay ningún otro jugador que destacara de forma individual en la última edición de la Champions League, sí, ese torneo que casi no tiene mérito adjudicarse pero que da la verdadera medida de un equipo y, por consiguiente, de un futbolista.

Mundo Deportivo abunda en la campaña por el Balón de Oro a Messi sin aludir a la casualidad de que su número de goles de falta coincida con el de sus hat-tricks y con el número de escaños de VOX, pero también sin privarse de perpetrar un juego de palabras tontorrón y endeble. “Messi sin falta”. Pero no habíamos quedado que llevaba en esa modalidad tantos goles como escaños tiene VOX en el parlamento nacional (perdón, estatal)? Limitémonos a felicitar al Barça por los buenos resultados electorales del independentismo catalán, más allá de la fatalidad de que los números de Messi nos hayan salido tan fachas.

La prensa deportiva madrileña, a todo esto, ensalza al mismo jugador al que hace pocas semanas ponía en la picota con la máxima desconfianza: Eden Hazard.

Nos alegra mucho el cambio de tendencia mediática respecto al belga, que responde única y exclusivamente a la gran mejoría en su rendimiento. Es decir, se lo ha ganado él. Este es el Hazard que queríamos fichar, gran parte de cuyo repertorio se vio en Ipurua, donde brilló a gran altura. Nos gusta la Z de Zorro que Marca ha ideado. Z que nos remite a Catherine Zeta Jones (por no salir de la temática del Zorro), a Zinedine Zidane, a ZZ Top y a los Peta-Zetas, aquel caramelo carbonatado que disfrutábamos de niños los que vimos jugar a Stielike. Ahora vemos jugar a Hazard, cuyo juego es tan efervescente y chisporroteante como aquellas chuches que daban chasquidos en la boca. Dios salve a la Zeta.

Pasad un gran día.