Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Mbappé y Las mil y una noches

Mbappé y Las mil y una noches

Escrito por: Hank14 agosto, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

No le había dado tiempo al madridismo a empezar a lamerse las heridas provocadas por los comunicados oficiales del club en los que se confirmaban las respectivas roturas de ese maldito ligamento cruzado anterior de nuestros Thibaut y Eder, a los que por supuesto les deseamos la mejor de las recuperaciones, cuando la afición blanca recibía como surgido de la nada otro traumatismo inesperado en plena sien: un nuevo giro de guion (otro más) en el eterno culebrón de cada verano. Kylian Mbappé ha sido readmitido en la dinámica del Paris Saint Germain y varios medios franceses afirman que se ha producido un acercamiento entre ambas posturas que facilitaría la renovación (otra más) del delantero parisino.

El caso Mbappé no puede cansar más al madridismo a estas alturas. Han pasado ya 6 largos años desde que el jugador francés debería haber llegado a la disciplina blanca si realmente ese hubiera sido su más puro deseo. Desde entonces, se han sucedido a lo largo de este tiempo largas esperas, supuestas promesas, desplantes de unos, traiciones de otros, amenazas de un club-estado, ruptura de relaciones con dicho club… Pero sobre todo hastío. El madridismo está exhausto de tener que contemplar cada verano, quiera o no, una pesadilla que le persigue como si de la maldición de “It follows” se tratara (aprovecho para recomendar esta película a los amantes del cine de terror: merece la pena, créanme).

Fan Real Madrid hastío Mbappé

Dado el carácter infinito de este culebrón, algunos han querido catalogarlo como La historia interminable. Otros, como nuestro compañero Antonio Valderrama, ha comparado el enquistado fichaje de Mbappé con la leyenda de Moby Dick. A mí, por mi parte, esta historia me retrotrae a un libro que cayó en mis manos cuando apenas si era un chaval al que Kylian aún no había exterminado su inocencia, y que devoré con avidez a pesar de su notable extensión: Las mil y una noches.

Esta historia me retrotrae a un libro que cayó en mis manos cuando apenas si era un chaval al que Kylian aún no había exterminado su inocencia, y que devoré con avidez a pesar de su notable extensión: Las mil y una noches

Las mil y una noches no es una novela al uso exactamente sino que más bien es un compendio de leyendas orientales tradicionales subyacentes a una trama principal de la que poco nos importa a lo largo de la lectura, pues sólo actúa como historia marco, o lo que es lo mismo: una “historia excusa” para narrar las diferentes relatos del medievo árabe. Esta historia parte de la premisa de un rey demente que toma por costumbre casarse cada día con una mujer diferente y decapitarlas cada noche (son sus costumbres, pero no hay por qué respetarlas). Así hace con todas hasta que contrae matrimonio con la hija de su visir (lo que en nuestro medievo era un valido), Sherezade, que para esquivar su funesto destino decide poner en práctica una peculiar estrategia en su noche de bodas: contar al rey un cuento cuyo final interrumpe justo cuando el alba irrumpe, dejando así con la intriga al rey Shahriar, que decide concederle un día más de vida para conocer el final de la historia. De esa manera, utilizando diferentes técnicas narrativas Sherezade va enlazando el final de una historia con el comienzo de otra para prolongar su vida a la par que va sanando la psicosis de su esposo.

Las mil y una noches

Lo que viene a ser uno de esos cliffhangers con los que las series de hoy te obligan a quedarte sentado en el sofá para ver el siguiente capítulo y enterarte del desenlace que no te contaron en el no-desenlace del capítulo anterior. Y lo que viene sucediendo en cada capítulo de este longevo culebrón llamado Kylian Mbappé en el que los diferentes narradores de esta historia (periodistas, youtubers e insiders) nunca nos cuentan la información definitiva que supondría la resolución del caso —viene o no viene— pues con cada información siempre se deja la puerta o la ventana abierta a que pueda suceder lo contrario en un futuro no muy lejano. Al igual que la pobre Sherezade, estos informantes nos cuentan cualquier cosa con tal de no llegar al final de la historia porque saben que eso les dejaría sin cabeza. Y cuando llega el final de mercado sin que haya acontecido nada, se emplaza al público al verano siguiente. Y es que no hay verano que no se diga que “este año no, viene el siguiente”.

Al igual que la pobre Sherezade, hay informantes que nos cuentan cualquier cosa con tal de no llegar al final de la historia porque saben que eso les dejaría sin cabeza. Y cuando llega el final de mercado sin que haya acontecido nada, se emplaza al público al verano siguiente

Precisamente uno de los principales elementos narrativos característicos de Las mil y una noches es la presencia de múltiples narradores que, como en el caso Mbappé, pueden tergiversar la historia para generar una confusión intencionada en el lector. No es cuestión de detenernos a personalizar en este punto. En primer lugar porque está muy feo eso de señalar con el dedo; que la rabia y frustración por este caso no nos haga nunca perder los modales, faltaría más. En segundo lugar porque no se puede generalizar: hay personas que han contado el caso Mbappé y que poseen muy buena información y han hecho un tratamiento de la misma sobrio, serio y sin fuegos artificiales.  Y en tercer lugar porque si tuviera que enumerar a todos y cada uno de los personajes que se han erigido como eruditos infalibles de la información relativa a este culebrón, tardaría más en escribir este texto que el propio Mbappé en llegar al Real Madrid.

Mbappé

La principal técnica narrativa utilizada en este conjunto de relatos es la narrativa incrustada, ya mencionada anteriormente y que consiste en la construcción de una historia dentro de otra historia. Con ella, Sherezade va enlazando historias para ir captando el interés tanto de su marido como de los lectores. En algunas ocasiones, esta técnica se perpetúa y se llega incluso a crear un tercer nivel de historias: una historia dentro de la historia dentro la primera historia. Algo similar a lo que ocurría en la película de Christopher Nolan, Inception, en la que los personajes entraban en un sueño dentro de otro sueño. Puede parecer complicado, pero es bastante sencillo si se compara con la cantidad de vueltas alrededor de las cuales nos hemos movido en estos años intentando captar todas las informaciones relacionadas con el caso Mbappé.

Recordemos que este culebrón tuvo comienzo en 2017, cuando el Madrid alcanzó un acuerdo de traspaso con el Mónaco y se contó que fue Unai Emery quién convenció al joven Kylian de fichar por el PSG (si esto no es otra historía de fantasía, que venga Dios y lo vea). Desde ese año, comenzaron las teorías de “Mbappé 2020” y los posteriores episodios de esta serie en los que se han vivido desde el fichaje fallido en 2021 cuando el PSG, con Kylian rehusando renovar en su último año, se negó a atender siquiera las ofertas llegadas desde Madrid hasta la renovación in extremis en 2022 cuando todo parecía apuntar a que finalmente firmaría por el club de la capital española. Sucesos que han dejado absolutamente extenuado al madridismo tras haber sido ilusionado por quienes afirmaban que el jugador estaba dispuesto a todo por jugar en el Real Madrid.

Este culebrón comenzó en 2017. Los sucesos posteriores  han dejado absolutamente extenuado al madridismo tras haber sido ilusionado por quienes afirmaban que el jugador estaba dispuesto a todo por jugar en el Real Madrid

Otras técnicas narrativas que comparte Las mil y una noches con el caso Mbappé son la repetición de los mismos sucesos, como se ha dado ya en más de una ocasión al ver como un  Mbappé que supuestamente tenía un acuerdo con el Real Madrid acababa quedándose en el PSG; la prolepsis o narración de hechos futuros, de los cuales tendríamos ejemplos proporcionados por nuestros insiders para dar y regalar; o las profecías autocumplidas, a las que podríamos acudir volviendo a la película Inception para recoger el concepto central de la misma: introducir una idea irreal en la mente humana. A lo largo de estos años, el madridismo se ha autoconvencido (o quizá lo hayan hecho quienes nos informan cada día) del deseo de Mbappé de jugar en el Real Madrid sin que este realmente haya expresado públicamente su deseo de vestir la camiseta blanca en ningún momento. Muchos supuestos guiños, muchas camisetas blancas en sus publicaciones de redes sociales, pero jamás dijo en voz alta “quiero jugar en el Real Madrid”. Lo único demostrado hasta el momento es que ha tenido sobradas oportunidades para hacerlo y hasta ahora las únicas veces que ha pisado el Santiago Bernabéu ha sido con la camiseta rival. Quizá podría considerarse como un auténtico guiño aquel tebeo que apareció tras uno de los ya numerosos fichajes frustrados por el Madrid en el que su personaje de niño sí que afirmaba que quería jugar en el Real Madrid, pero, sinceramente, ¿aquello pasó o también fue un sueño? ¿O quizá un sueño dentro de un sueño? Estamos como para distinguir a estas alturas…

Mbappé Cristiano Ronaldo

Dentro de las mil y una noche, existen diversas historias cuyos personajes y circunstancias se pueden asemejar a las desventuras de Kylian (bueno, hay incluso una relativa al caso Barçagate -Negreira que seguramente les sonará: Alí Babá y los 40 ladrones, mas ya habrá tiempo para esa en otro momento) pero la historia más fácilmente extrapolable al caso Mbappé es la de Aladino y la lámpara maravillosa, en la que un joven de origen humilde encuentra una lámpara de la que surge un genio que le concede tres deseos. Al igual que le sucede a Kylian, el genio (jeque) cubrió de oro a Aladino, un oro inocuo que no terminó de llenarle nunca porque siempre sintió que sus éxitos derivados de esa riqueza eran vacíos e insuficientes. No fue hasta que lo perdió todo y tuvo que volver a ganárselo con su esfuerzo, que no pudo valorar realmente lo obtenido. Quién sabe si Kylian acabará por aprender la misma lección que Aladino o se quedará eternamente perdido en esa falsa sensación de confort que cree que le reporta ser el jugador mejor pagado del mundo en lugar de intentar ser el mejor jugador del planeta y demostrarlo donde realmente puede hacerlo.

Al igual que Sherezade cuando comenzó su unión con el rey, no sabemos cómo ni cuándo se pondrá fin a esta interminable historia, pero así como en el caso de Shahriar, por el bien de la salud mental y emocional del madridismo, es preciso poner el punto final a esta historia y cerrar el caso de una vez por todas, sea cual sea el desenlace. Ya sea unir nuestro camino al del francés o cerrarle la puerta del club definitivamente y poder planificar el ataque del conjunto blanco sin que la alargada sombra de Mbappé sea un condicionante decisivo.

 

Getty Images.

8 comentarios en: Mbappé y Las mil y una noches

  1. Buenos días
    Lo he dicho una y mil veces en este foro calificando a este impresentable como NIÑATO TRAIDOR.
    Lo que me indigna más es la cegacion de nuestro Presidente con este PESETERO y por ende venirsele abajo una vez más las opciones de planificación del equipo en la adquisición de un 9
    Y Halland de uñas y harto del meacolonia del Guardiola

  2. La situación es ridícula. El Madrid no hace una oferta, suponemos, porque Mbappe quiere quedarse un año más y cobrar el dinero correspondiente. Eso quiere decir que este año jugaríamos sin 9. Para ello, Mbappe se aviene a renovar con una cláusula secreta para que le dejen salir en 2024. Esto no es serio y no sé qué pinta el Madrid en este espectáculo esperpéntico. Le pido al presidente que si quiere al jugador haga una oferta y si lo prefiere libre el año que viene, fiche a otro jugador para que esta temporada no se acabe en Marzo. No entiendo nada, la verdad.

  3. Admito la buena gestión de nuestro Presidente en infinidad de asuntos concernientes al equipo, pero a mí humilde entender en el asunto Mbappe está siendo superado al no cortar de raíz el tema. Decirle que la masa social está al 90 por ciento de que Mbappe se vista con la camiseta del mejor club del mundo y este jugador no se merece que entre en su historia

  4. Hoy salgo del armario tras año y pico fingiendo ante otros madridistas para no ser tachado de friki triste: no quiero dedicar ni medio minuto más a este sujeto. Y ni le odio ni me parece un niñato, me es indiferente, y sólo quiero que el equipo que no claudicó ante Cristiano o Ramos deje de arrastrarse. "Esta es mi oferta, firmas o paso pantalla y a por Haaland", y con el noruego, mismo proceder. Y si no vienen, pues un Kane y a esperar a Endrick. A veces los madridistas parecemos bambis, de verdad.
    Si se hiciese una encuesta mundial de los mejores de la historia, saldrían elegidos Messi, Maradona y Pelé. Pues bien, ninguno jugó en el Madrid y no creo que nos haya ido tan mal hasta ahora.

    1. Te equivocas de cabo a rabo. No uno de los mejores jugadores de la historia jugo en el R.Madrid, lo hizo el más grande de todos , D.Alfredo Di Stefano.

  5. Pues a mi me pareceria más ridículo y humillante que el R.Madrid hiciera una oferta pública y sucediera lo que el año pasado, que ni te contestaran.
    Evidentemente que el R.Madrid, a través de personas interpuestas ha hecho su oferta. El problema es como se reparten el dinero entre el PSG y Mbappe, y ese es el escollo que frena la operación.
    Supongo que habrá un plazo en la oferta que permita reaccionar si la operación se encallado más de la cuenta, pero no sería el primer caso en que la operación se cierra el último día y en los últimos minutos (Ronaldo Nazario).

  6. Aclaro.
    No hablé de los mejores, sino de los más votados en una encuesta mundial.
    Las ofertas ni tienen que ser públicas ni hacerse necesariamente al club ahora, quedando libre el jugador en breve. Y ofertar nunca puede ser humillante, pero lo que nos ha hecho MBappé hasta ahora tal vez sí lo sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Lamine Yamal es muy joven.

Enormemente joven.

¿Y?

#portanálisis

👉👉👉 https://www.lagalerna.com/lamine-yamal-es-muy-joven-y/

En el hecho de que @AthosDumasE llame a la que muchos llaman "Selección Nacional" la "selección de la @rfef" encontraréis pistas de por qué no la apoya.

La explicación completa, aquí

👇👇👇

Tal día como hoy, pero de 1962, Amancio rubricaba su contrato como jugador del Real Madrid.

@albertocosin no estaba allí, pero te va a hacer sentir que tú sí estabas.

En el #portanálisis de hoy no descartamos ninguna hipótesis.

Así, en genérico.

👉👉👉https://www.lagalerna.com/no-se-descarta-ninguna-hipotesis/

Una cosa, amigos.

No es obligatorio apoyar a la Roja (ni lo contrario).

#portanálisis

👉👉👉https://www.lagalerna.com/no-es-obligatorio-apoyar-a-la-roja/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram