Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Kylian Goes to Madrid

Kylian Goes to Madrid

VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Rodrygo subió ayer a sus redes sociales una fotografía posando junto a Mbappé. Como es natural, una parte del madridismo interpretó la publicación como un mensaje de optimismo sobre la llegada del delantero francés al club blanco. Kylian Goes to Madrid. La frase se dibujaba sola en el cerebro.

Tan cierto es el hartazgo que produce el asunto Mbappé como la importancia extraordinaria que tendría su llegada para el club de Concha Espina, tanto en el ámbito deportivo como en el económico e institucional, sin olvidar la muestra de poder que supondría en una guerra en la que el Madrid no cuenta con el armamento de los clubes estado y/o de la Premier.

La publicación de Rodrygo genera ilusión en muchos aficionados. Parece poco probable que ni Kylian ni el 11 blanco desconociesen la interpretación que se le iba a dar a la instantánea y las expectativas que originaría. También es difícil pensar que la imagen no se haya subido sin consensuarlo con el equipo de comunicación de Mbappé.

 

No se trata de la confirmación de nada, pero tampoco es una de esas señales absurdas que abundan por la red social antes conocida como Twitter, donde cada pocos minutos alguien ve un indicio del fichaje de Kylian porque apareció en una foto con un reloj igual al que portaba un ancestro de Bernabéu en un daguerrotipo precolombino, o porque acuario tiene ascendencia sobre piscis cuando hay marea baja en Conil de la Frontera.

A buen seguro que si el plano de la fotografía de Goes y Mbappé fuese más abierto, esta horda de paranoicos e insiders habría encontrado mil y una evidencias científicas de la llegada o no de Mbappé al Madrid. Sin duda no menos de las que pululan sobre la llegada o no del hombre a la Luna.

La fotografía subida a las redes sociales por Rodrygo junto a Mbappé se interpreta como un mensaje optimista de cara a la posible llegada del francés

Afortunadamente, la tecnología permite ampliar esa fotografía gracias a la inteligencia artificial de Photoshop y, del mismo modo que George Leigh Mallory respondió a la pregunta de por qué quería escalar el Everest con un “Porque está allí”, yo voy a valerme de la existencia de este avance para ver qué sucede si ampliamos el cuadro de la imagen.

He de advertir que esta tecnología aún no ha alcanzado un grado de funcionamiento óptimo y a menudo las imágenes obtenidas parecen creadas por Picasso en su fase cubista bajo los efectos del consumo habitual de fentanilo.

La herramienta de Photoshop que genera la estampa cuenta con un campo en el que podemos introducir un texto para orientar en un sentido esta generación y la primera petición es obvia: «Mbappé viene al Real Madrid». El resultado es el siguiente:

Mbappé viene al Real Madrid

Cualquier cuartomilenialista del fútbol esgrimirá que Mbappé viene al Madrid sin ningún género de dudas porque el algoritmo ha generado un Roberto Carlos en la imagen, con su número 3 y todo. La verdad es que no era de esperar una prueba tan irrefutable (?).

Es necesario proponer al programa que alumbre una nueva imagen, pero esta vez con la indicación: «Mbappé se queda en París»:

Mbappé se queda en París

El resultado crea cierto pavor en el observador, el algoritmo ha engendrado una criatura antropomórfica algo dantesca junto a Goes que bien podría ser Inés Rau, quien dicen que mantiene una relación de pareja con Kylian en París, por lo que el acierto de la herramienta, una vez más, le deja a uno anonadado. A continuación, una fotografía de Inés Rau para que juzguen el parecido:

Inés Rau

Sin duda no se les habrá pasado por alto el color propio de la segunda equipación del Real Madrid que la inteligencia artificial ha empleado para tapizar los abundantes cojines de la imagen. Otra señal para los conspiranoicos.

Más allá de bromas, nadie puede aventurar el desenlace del culebrón Mbappé, porque es probable que ni el propio Kylian lo sepa, y no sería la primera vez que unas negociaciones prácticamente cerradas se van al traste porque en la ecuación se encuentra Catar, una variable de comportamiento impredecible desde el punto de vista de la civilización occidental, sin restar la cuota de responsabilidad correspondiente al propio futbolista.

No obstante, para terminar con el juego, introducimos una última indicación al algoritmo para que genere la última imagen: «no viene»:

Mbappé no viene

«Parece que el mensaje está en un idioma no admitido en este momento». Ni siquiera la inteligencia artificial contempla la posibilidad de que Mbappé no venga al Real Madrid. ¿Necesitan más pruebas?

Regístrate y comenta

Deja una respuesta

Tweets La Galerna

Felicitamos al @SevillaFC por su comunicado, pero todos los clubes deberían negarse a competir con el @FCBarcelona_es hasta que sea condenado y cumpla su pena.

#Portanálisis

👉👉👉https://bit.ly/48rykLQ

El @realmadrid visita al líder, el @GironaFC, un equipo que realiza un fútbol vistoso y efectivo.

✍️@albertocosin desgrana en siete puntos cómo jugarán los de Montilivi frente a los blancos esta tarde a las 18:30 👇

✍️ Me he pasado por @lagalerna_ para escribir esta foto.

Y me ha salido algo así:
“También, cabe observar, que sin sus triquiñuelas ilegales en las inscripciones de los jugadores de relumbrón del preferido de Negreira, la Liga se convertiría en el PC Fútbol 6.0, en el que…

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram