Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Los árbitros no favorecen a los grandes

Los árbitros no favorecen a los grandes

Escrito por: Hank23 octubre, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

No resulta sencillo escribir sosegadamente (cuando digo sosegadamente me refiero a sin que me hierva cada gota de sangre que irriga mi organismo) sobre este tema después de lo acontecido el sábado en Sevilla, sobre todo cuando ya se venía anunciando desde la designación de uno de esos colegiados que todo madridista conoce por us obras. Hace ya tiempo escribí por estos lares que mis órganos genitales se hallaban especialmente hinchados ante la repetición de ese cansino cántico de “estoy hasta los h… del Barça y del Madrid”, especialmente desde que tuvimos conocimiento público de que el Barcelona llevaba décadas corrompiendo impúdicamente el arbitraje español.

Si ya era injusto en su momento, cuando las inverosímiles estadísticas que recopilaron los Maketo, Juanpfrutos, Hechicero y demás héroes anónimos ya avalaban nuestro justo rechazo a la inclusión del Real Madrid en esta falacia generalizada, imaginen cómo de indignante lo es en este momento, en el que cada noticia o nueva información que aparece no hace sino probar la infinitud de ese pozo de corrupción y deshonra que es el FC Barcelona, siendo la última (bueno, la penúltima, la última con el Negre siempre es la siguiente) la corrupción judicial por medio de un conflicto de intereses de la jueza inicialmente instructora del caso Negreira, que entorpeció la investigación del mismo amén de su relación sentimental con uno de los numerosos socios de viaje de Joan Laporta, al parecer el responsable de la famosa pancarta cercana al Bernabéu sobre la que recientemente les escribió Jesús Bengoechea. Y, por si fuera poco, recibiendo semana tras semana el Real Madrid arbitrajes como los del pasado fin de semana a cuenta precisamente de De Burgos Bengoetxea.

De Burgos Bengoetxea, Carvajal y Alaba

Sin embargo, y apartando el caso Negreira de nuestras mentes, dentro de lo humanamente (im)posible que sea tal empresa, me gustaría centrarme hoy en el manido discurso que ha resurgido en estas últimas semanas, inicialmente de las torpes fauces del león de Camas, que a ratos cualquiera diría que ha sido nuestro capitán durante tantos años; y que fue raudamente secundado por los personajes que pueblan nuestra prensa, esos voluntariosos e ignominiosos David Sánchez y Juanma Castaño de la vida, que ven media chispa y crean el incendio, así como por otro de los ex nuestros, Álvaro Morata, que tampoco tuvo inconveniente alguno en saltar sobre la piscina que le ofrecía Juanma.

De nuevo el runrún recorre las calles de la liga española y el viento susurra a nuestros oídos: “los árbitros favorecen al Madrid”. En pleno caso Negreira. En plena polémica con el CTA tras el descubrimiento de esa oscura sala secreta del VAR que controlan los capos Clos Gómez y Undiano Mallenco, a los que difícilmente se les puede acusar de madridistas. Para quedarse lívidos, si no estuviéramos ya acostumbrados a la incoherencia del país que habitamos, esa del madridismo sociológico y demás sandeces. Dije que me iba a abstraer del caso Negreira, pero también les avisé de que era imposible, así que, en cierto modo, apenas si les he mentido algo más de lo habitual.

De nuevo el runrún recorre las calles de la liga española y el viento susurra a nuestros oídos: “los árbitros favorecen al Madrid”. En pleno caso Negreira. En plena polémica con el CTA tras el descubrimiento de esa oscura sala secreta del VAR que controlan los capos Clos Gómez y Undiano Mallenco, a los que difícilmente se les puede acusar de madridistas. Para quedarse lívidos

Pero, como digo, hoy voy a enfocarme, más que en la absurda afirmación que se cae bajo el peso de las duras e irrefutables pruebas y estadísticas de que el Madrid es favorecido por los árbitros, en la no menos absurda generalización de que los colegiados favorecen a los equipos grandes. Los árbitros no favorecen a los equipos grandes de manera sistemática. Para ello hay que pagar primero, como cierto equipo ya nos ha verificado en los cinco últimos lustros. Pero eliminando este factor Negreira, ¿por qué existe en el resto de las aficiones la creencia de que los árbitros favorecen a los grandes? Reflexionando acerca de este asunto, he llegado a dos aspectos del fútbol y la sociedad sobre los que apoyarme para desmontar este falso mito.

El primero de ellos es el juego de cada equipo. Antes de que se abalancen ustedes sobre mí, líbrenme de comprar enteramente el argumento esgrimido con frecuencia por el aficionado culé de que el dominio del Barcelona durante su era Guardiolista era tal que el equipo azulgrana no cometía penaltis ni cualquier otra infracción del juego que se les pueda ocurrir a ustedes. Era tal el baño de colonia que recibían sus rivales que el saldo arbitral era inevitablemente el que era. O eso nos vendían.

Negreira Sánchez Arminio

Sin embargo, sí que encuentro algo de verdad en esta justificación a la hora de explicar ciertas tendencias arbitrales, no las de España sino las del resto de ligas europeas, con respecto a los grandes equipos. Los principales equipos de Europa, en sus respectivas ligas, suelen tener un estilo muy dominante sobre sus rivales, así como jugadores de mayor calidad e incluso cualidades físicas que, sumando todos estos factores, lo normal es que se traduzca en la generación de un mayor volumen de jugadas que fuerzan a la defensa rival y derivan en esas jugadas susceptibles de prometer polémica (y una menor generación de ese tipo de jugadas en contra, al ser el equipo que suele estar atacando mayor tiempo durante el encuentro). Penaltis dudosos, expulsiones de último hombre, goles al límite de la posición legal o sobrepasando la misma… Los equipos grandes tienen a jugadores que marcan la diferencia y provocan un mayor “estrés” en la defensa rival que desembocan en este tipo de jugadas.

¿Suficiente como para que no le piten a un equipo un penalti en contra en 78 partidos? No, para eso hace falta un Negreira dentro de la cúpula arbitral, como ya ha quedado probado; pero sí lo suficiente como para que el saldo arbitral de estos equipos sea razonablemente superior a los de la mayoría de los equipos de sus ligas. Por ello, la liga española no es una muestra realista, porque aun tomando por bueno el argumento de los culés, el Real Madrid habría seguido siendo dominante y con mejores jugadores en 32-36 de los 38 partidos ligueros de la temporada. No es explicable ni razonable que el digamos mal llamado segundo equipo de España en aquella época (ahora sabemos que nunca dejó de ser el primero), tuviera esta diferencia de saldo arbitral de tarjetas rojas. Sobre todo, teniendo en cuenta la plantilla que ha tenido el equipo blanco en las dos últimas décadas.

Saldo expulsiones (vía Maketo Lari)

En otras ligas, los grandes equipos como Arsenal, Liverpool, United, Juventus o Bayern muestran saldos arbitrales positivos en su mayoría y favorables con respecto al resto de equipos de sus ligas, pero con unas cifras bastante más plausibles y muy alejadas de lo que ha logrado el Barcelona durante las últimas décadas, a pesar de que, en los casos de Juventus o Bayern, el dominio también ha sido muy significativo y prolongado. Quitando al Barcelona de la ecuación, esto no implica necesariamente que estos equipos hayan sido favorecidos por los arbitrajes, seguramente habrá habido acciones en las que habrán sido favorecidos y otras en las que habrá sido perjudicados, pero la dinámica esperada de estos equipos con un estilo más ofensivo y con jugadores de mayor calidad se ve reflejada en los saldos con algunas anomalías como las del Madrid o Milan, explicables por los casos de corrupción que han asolado sus respectivas ligas.

LI

El segundo aspecto que hace pensar a los aficionados del resto de los equipos que los colegiados tienden a favorecer a los grandes es la prensa. Si al mayor volumen de jugadas polémicas que generan los equipos grandes sumamos el enorme ruido mediático que se produce en torno a estas jugadas, el cocktail ya está servido. Si un árbitro se equivoca a favor del Elche en un partido contra el Eibar, la jugada apenas si tendrá repercusión en la prensa general (únicamente en la que defienda los intereses de este último equipo, cuyo público será menor). Hasta puede darse el caso de que al Elche le caigan durante 3 o 4 partidos seguidos algunas jugadas favorables mal arbitradas que se traduzcan en varios puntos para el equipo alicantino, pero como el ruido mediático respecto a esto será nimio, nadie se atreverá a señalar que al Elche le favorecen los árbitros.

Sin embargo, con los equipos grandes el público tiene a su disposición una infinidad de noticias, imágenes y vídeos sobre cada jugada polémica de cada partido. Tal es el volumen de noticias e imágenes que puedo entender que el aficionado ectópico acabe hastiado y aborrecido de los equipos grandes y “sólo” se fije en los errores que le favorecen y no en los que le perjudican, a pesar de que la proporción pueda ser cercana al 50/50. Escribió George Martin en su día (cuando todavía escribía) que “el pueblo siempre está dispuesto a pensar lo peor de sus grandes señores”. Y más si al pensamiento generalizado del pueblo también contribuye una prensa morbosa que, con sus indefinidos intereses, no ayuda sino a perpetuar esta creencia emitiendo determinadas imágenes o juicios sobre algunas jugadas de un partido y omitiendo con más vergüenza que habilidad las de otras jugadas de ese mismo partido.

Los árbitros no favorecen a los equipos grandes de manera sistemática. Para ello hay que pagar primero

Si hay un partido en el que a un equipo le han perjudicado en 4 jugadas polémicas y beneficiado en una y el titular es “reparto de errores del colegiado” o, como acabamos de contemplar este fin de semana, “el árbitro acertó en sus decisiones” a pesar de haber cometido numerosos errores groseros en contra todos de uno de los equipos; el mensaje acaba calando en el espectador medio que ni siquiera ha visto el partido y cuya línea de pensamiento se limita a los mensajes y titulares malintencionados de una prensa prensa que, en este país, está dirigida por quien y quienes todos sabemos. Tampoco vamos a descubrir en este texto sobre qué equipo tiende a actuar la prensa española de una manera más capciosa pues creo que el momento actual desvela de por sí este interrogante.

De modo que no, caballeros. A los grandes, aunque esto no sea aplicable a este cenagal de corruptela en el que han convertido a la liga española, les favorecen los árbitros igual que les perjudican, como al resto de equipos. El tamaño de la muestra no tiene por qué ser directamente proporcional al porcentaje de acciones arbitrales favorables de cada equipo, sea grande o no. Si a un grande le favorecen de manera sistemática no es porque sea grande. Es porque ha pagado para ello.

 

Getty Images.

10 comentarios en: Los árbitros no favorecen a los grandes

  1. Hay que pasar a la acción. Lo primero de todo, es que Florentino no vaya al palco ni a la comida de directivas en el Clásico. Le pedimos a Marca y As que se posicionen y desde nuestra directiva somos muy tibios y mira que aplaudo al Presidente en casi todo lo que se hace. Pero no podemos hacerle el juego a estos farsantes, blanqueando sus heces pestilentes.

    1. Coincido contigo, Juan Carlos. No soy quién para decirle al presidente lo que debe hacer, pero me dolería mucho verle en el palco de ese club en semejantes circunstancias. Salir en la foto con un criminal que además aprovecha cada micrófono que se le pone delante para difamar contra el Real Madrid es algo que el presidente de nuestro club no debería ni plantearse.

  2. Si nuestro Presidente se presta a llevar su presencia a ese palco CORRUPTO será más PELELE todavía de lo que está ocurriendo y con esa aptitud denigrara a los propios jugadores.
    Solo lo justificaría si en el caso de que en el transcurso del partido viera que se está cometiendo otro atropello fuera órdenes a nuestro entrenador para retirar al equipo y de vuelta a MADRID

  3. Muy oportuno y acertado el artículo. Da en el clavo.
    Además, cuando el favorecido es el Barsa (casi siempre, gracias a Negreira) se habla de RM y Barsa. Por lo visto el Atlético de Madrid no se considera grande.
    Cuando el favorecido escel RM sólo se dice que el árbitro favoreció al RM, nada de "los grandes".
    Y otra cosa, el fútbol patrio debe ser el único deporte en que hay que pedir perdón por ser "grande". Nadal, Alonso son referentes en sus deportes y son tratados como tales, y a todo el mundo le parece bien. Pero en fútbol no. En fin...

  4. Tantísimos años aguantando mecha... hasta que , como medio de comunicacion alternativo y diferente, apareció -¡dichoso el día- la Galerna.
    Nos putean igual o más. Pero, por lo menos, hay quien se hace eco y no comulga con ruedas de Molina. Si el emperador va en pilota picada, se dice.
    Hay que luchar , hasta el final, también fuera de los terrenos de juego. Es nuestra obligación como madridistas, según capacidad , actuar para intentar cambiar este orden de cosas. The Tinglao busca la indefensión aprendida del madridismo. Que nos den de hostias y lo asumamos sin pestañear. Cuando pienso en el desarrollo de la AI aplicada al furgol...¡bufff!, se me abren las carnes.

  5. Hay que hacer algo
    Se puede empezar citando a socios en una puerta determinada del Estadio y nombrar una asamblea como punto de partida de las acciones que cómo digo, los socios, aficionados y simpatizantes pongan en práctica durante los partidos Hemos de organizarnos y PASAR A LA ACCIÓN

  6. Este artículo me representa por completo. Sobre todo cuando me recuerdan las estadísticas globales a lo largo de más de 100 años de fútbol. Pues claro, los equipos más grandes meten más goles, reciben más penaltis y ganan más partidos, no cabe otra lógica, teniendo a los mejores en sus filas.
    De igual modo que no cabe en lógica alguna el diferencial estadístico entre Madrid y Barsa las últimas décadas, es un completo absurdo. No sólo las estadísticas difundidas por los tuiteros que todos conocemos (y les agradecemos), es que somos la única entidad deportiva del mundo que gana con más facilidad la más dura competición contra los mejores del mundo, que una competición doméstica con apenas 1 o 2 rivales que disputen el título.
    Lo que estamos viviendo es un disparate. Y que la opinión pública nos equipare al Barsa (cuando no nos pone peor) es más surrealista que el surrealismo.

  7. La opinión pública, a mí entender, piensa lo que la prensa y los medios de comunicación le hacen pensar. Es triste pero es así. Que la opinión pública no esté alterada por el caso Negreira es porque no aparece, o aparece de forma tangencial en los medios de comunicación.

    Que en este foro todos conozcamos los detalles de la mayor corrupción deportiva no quiere decir que la gran mayoría de aficionados estén informados de ello. La mayoría no se entera por que ninguno de los medios de comunicación se lo cuenta, todos lo ignoran o lo esconden. Por ejemplo, se podría pensar que ya no hay guerra en Ucrania, desde los terribles hechos de la franja de Gaza ya nadie informa de ello. Ya no existe el terremoto de Marruecos. Ya no importa la amnistía sino el referéndum.El penúltimo escadalo de corrupción no existe, solo se habla del último.
    Lo que no se cuenta no existe.
    Siento decepcionarlos, pero somos una pequeña minoría a la que la prensa no hace caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Tengo el honor de mantener amistad con la ejemplar familia de nuestro ejemplar presidente, y además tuve el privilegio de participar en este libro colectivo sobre su figura.

🔴La prelista de España, confeccionada por EHQEABAM, para la Eurocopa.

Los madridistas estamos eufóricos ante la presencia de jugadores como Baena, Morata o Fermín.

Eso sí, nos resulta intolerable la ausencia del Balón de Oro Leo Messi.

Me produce una ilusión especial publicar este texto en @lagalerna_

Hay muchas razones para querer a Toni, más allá de su fútbol talentoso y pulcro.

Gracias de corazón, @estrella_fmm.

🔴Superliga

La magistrada del Juzgado de lo Mercantil nº 17 de Madrid falla que UEFA y FIFA han abusado de su posición de dominio e impiden la libre competencia.

Así mismo, ordena que cesen en las conductas anticompetitivas y les condena a retirar todos los efectos de estas

«¿Han llegado los dos mejores equipos a la final de la Champions? Sí han llegado los dos mejores equipos. Otros están de vacaciones y verán el partido por la tele».

@MrAncelotti, genio y figura.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram