Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Lo mágico y lo mundano

Lo mágico y lo mundano

Escrito por: Jesús Bengoechea5 mayo, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Yo he venido aquí a explicar que lo de anoche es más explicable que lo de las otras noches. Ya no sabe uno si decir algo así es sumar o restar méritos al Madrid, emparentado ya para siempre en el inconsciente colectivo, gracias a esta campaña irrepetible, con una versión especialmente irracional de sí mismo que duele un poco matizar. Nunca gusta matizar la literatura, como no gusta que un aguafiestas desvele el truco del ilusionista. Dado que en este realismo mágico para muchedumbres ya sobran trovadores de lo de la magia, yo prefiero centrarme en el realismo.

El Madrid jugó ayer infinitamente mejor que en el partido de ida, y mucho mejor también que en la vuelta ante PSG y Chelsea, victorias inolvidables pero más atribuibles al puro ensalmo colectivo. En ese sentido, y aunque sea menos encantador pensarlo, tiene más sentido (signifique lo que eso signifique) el hecho de que los de Carletto se clasificaran. Jugaron mejor y por tanto —¿por tanto?— pasaron. Defensivamente, y con la excepción del desequilibrio táctico que desembocó en el tanto de Mahrez, los blancos estuvieron impecables, y precisamente hasta ese gol habían jugado a la par con el City. En lo ofensivo, aun sin brillar a gran altura, habían generado ocasiones como para haber empatado la eliminatoria. El hecho de que no lo lograsen hasta agotar el descuento, cuando ya nadie en su sano juicio habría apostado por ese desenlace, sí que parece más atribuible a alquimia, pero el que la empataran no se da de tortas en sí mismo con los méritos futbolísticos contraídos. Algo que, por ejemplo, sí podría decirse de la espectacular remontada ante el PSG.

Yo he venido aquí a explicar que lo de anoche es más explicable que lo de las otras noches. Dado que en este realismo mágico para muchedumbres ya sobran trovadores de lo de la magia, yo prefiero centrarme en el realismo

Ya, ya lo sé. Tras marcar los de Pep, el milagro consistió en no haber encajado el segundo. Es verdad que ahí se dan un par de jugadas en las que el mérito individual de —respectivamente— Mendy y Courtois se combina inefablemente con lo paranormal. Lo de Mendy, en particular, es de Expediente X por partida doble: no se entiende que su despeje en la mismísima línea saliese hacia fuera en lugar de hacia dentro, de igual modo que las leyes de la física jamás justificarán el que al chocar el despeje del francés con la pantorrilla de Foden la pelota saliese despedida en dirección contraria a dicha línea.  Qué quieren que les diga, a veces el destino burlón regatea en una baldosa mejor que Maradona. Lo de Courtois ya se entiende mejor, siempre y cuando aceptemos que lo de Casillas con Robben en Sudáfrica se entiende bien: es al fin y al cabo una pierna activándose con cargo a los reflejos más felinos. En esas dos jugadas prácticamente seguidas selló el City su infortunio. Al Madrid no se le dan balas porque las aprovecha, hace girar el tambor del revólver y las deja a merced del gatillo de forma invariable.

Rodrygo

El modo en que los blancos las aprovecharon (las balas, digo) es ensalmo, pero también es puro fútbol. Por entonces Carletto ya había movido el banquillo, y quienes había puesto sobre el campo no eran ni el dios Ra ni Dr. Strange, sino personas que van al baño como usted y como yo, a saber: Rodrygo y Camavinga, seres humanos pertenecientes no solo a esta dimensión sino a la lista de convocados para el partido, con su ficha federativa y todo. O sea, que la cosa es mágica porque llueve sobre mojado pero en el fondo es perfectamente mundana. Dos tíos salen del campo por la banda y en su lugar ingresan otros dos, tras comprobarse que los tacos de sus botas tienen la altura reglamentaria. Resulta —¡resulta!— que esos cambios salen bien. Hay poca brujería en eso. Rodrygo marca dos goles y Camavinga se convierte en el hombre del encuentro, dando a Benzema la preasistencia del primero y protagonizando una escapada extraordinaria que, ya en la prórroga, desemboca en el penalti. Rodrygo y Camavinga, justamente los mismos nombres que tuvo el realismo ante el PSG. El brasileño también salió para marcar ante el Chelsea, y si salió para marcar ha de ser porque forma parte de la plantilla. Juni Calafat sonreía en la grada sentado junto a Athos Dumas, quien puede así certificar que el principal artífice de la presencia de Rodrygo en el equipo es asimismo un hombre de carne y hueso, no la deidad azulada y radioactiva que capitanea a los Watchmen en el cómic.

Nacho y Carvajal, protagonistas de sendas actuaciones memorables, son también reales, como lo son el resto de los participantes en este evento tan cercano a la taumaturgia como a lo tangible, tan lejano de lo palpable como de lo sobrenatural. Lo contradictorio no siempre es sobrenatural, aunque a veces se quede cerca. ¿Cómo se explica que Mahrez cometiera un terrible error marcando el gol? Porque todos sabemos que así fue. Un error de bulto, una equivocación mayúscula. De no haber destapado la caja de los truenos, posiblemente habría prevalecido el empate a cero hasta el final, y hoy sería Pep quien tendría puestas sus ilusiones en París. En la capital francesa, Klopp debe aspirar a los penaltis. Es el único modo de no soliviantar al monstruo.

 

Getty Images.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea

15 comentarios en: Lo mágico y lo mundano

  1. Pues coincido con el final (bueno, no sólo con eso) de su artículo: no hay que despertar a la bestia, porque si no... pasa lo que pasa.

    Y, lo mejor, es que nadie sabe porqué pasa 😉

  2. Muy de acuerdo, el Madrid jugó un muy buen partido y sólo la falta de puntería impidió llegar al tramo final con 2 goles de ventaja. Hoy fue un trabajo coral en su máxima expresión, todos los jugadores pusieron su granito de arena y lo dieron todo. Todos jugaron su papel a la perfección. El error fue del City por marcar un gol y esta vez el clic llegó en el momento en que Mendy saca el balón en la línea. Creo que ahí todos nos incorporamos un poco en el sitio y empezamos a darnos cuenta de lo que podía volver a pasar...y pasó.

  3. Maldito Madrid , siempre vuelves... Mi exultación hoy es directamente proporcional a la profundidad de fosa donde moran los del odio enceguecido a nuestro Real.

  4. Excelente artículo de Jesús como siempre para un partido y trayectoria Champions inolvidable.
    Totalmente de acuerdo en que no debemos sumarnos con tanto entusiasmo al adjetivo inexplicable, pues hay una buena parte de estas remontadas que si tiene explicación, o yo al menos lo veo así: la impresionante calidad de los jugadores jóvenes (de los otros ya está contrastada), los cambios acertados de Carletto, la forma física impecable -gracias Pintus-, la plantilla con una mezcla de veteranos y muy jóvenes perfectamente engrasada por el entrenador -gracias Ancelotti, jugadores que saben aprovechar al límite sus oportunidades y, si, que nunca se rinden.
    Ayer jugamos un muy buen partido y pudimos remontar antes pero fallamos un par de ocasiones clamorosa, pero fue al final. Mejor, que siga la leyenda!
    Hala Madrid y nada más!!

  5. Campaña perfecta: eliminamos a los club-estado (sin historia) y la final la jugarán los aristócratas de la competición. Fútbol eterno, histórico, sin alteraciones económicas. Llegar a París ya es un premio... aunque no nos vale, of course!!
    Eterno Madrid, eterna plantilla.
    Prometo no volver a maldecir a Carletto por sus cambios: a sus pies, Mr. Champions.
    Hala Madrid!!

  6. La Galerna de hoy merecía una edición especial en papel, repartida por todo el mundon al viejo estilo del Examiner de Primera Plana. Monumental: crónica, notas, porta, Jesús ..
    Gracias!

  7. 23 de mayo de 2021. Manchester City 5 - 0 Everton. Carletto vuelve a casa se quita sus elegantes zapatos italianos, se pone las pantuflillas, se tira en el sillón cansado, cierra los ojos y se pone a pensar. El día anterior, el entrenador rival, el joven y exitoso español Pep Guardiola, elogió la trayectoria del italiano y advertía del peligro de su Everton, como hacía antaño cuando se enfrentaba en la Copa del Rey española con potencias como el Ceuta. "Peligro", piensa Carlo. Si volviera a tener a Cristiano, a Bale, a Di María, aunque solo fuese a Karim, ibas a saber tú lo que es peligro. Dios mío, quién pudiera tener una sola oportunidad, solo una, con un equipo más potente, para demostrarle a este hipócrita lo que es el fútbol y el peligro. Es una pena haber acumulado tanta sabiduría a lo largo de los años y no tener el potencial para demostrarlo. Pero bueno, ya sabemos que los milagros no existen, o al menos, con menor frecuencia que hace 2000 años. Pena no poder volver atrás y volver a disfrutar de la experiencia de ser entrenador del Real Madrid Club de Fútbol...y mientras esto pasaba, Carlo entró en un pesado sueño de dos meses hasta que fue despertado por JAS de repente, para descubrir que los milagros sí que existen, que Dios nos da casi siempre casi todo de lo que le pedimos, y que su última oportunidad estaba a la vuelta de la esquina. Gracias Carlo, y gracias Real Madrid por tanta felicidad.

  8. Sin muchas rotaciones durante la temporada, con muchos partidos al límite, con resultados de estruendo (Barcelona), con petardazos ridículos (Sheriff), con errores en los sorteos (Benfica), con la presión arbitral, federativa y de la LPF, y la prensa más sectaria y antimadridista que uno recuerda en muchos años, este equipo ha vuelto a obrar el milagro y añadir a la ya celebradas Liga y Supercopa españolas, la final de Paris de esta Champions League.
    Courtois, Militao, Modric, Benzema y Vinicius como piezas estelares de un grupo veterano, apoyado por sus jóvenes valores que van sumando experiencia y calidad (Valverde, Rodrygo, Camavinga) han estado a una altura superlativa. Muchos de ellos han sufrido la crítica y en algunos casos la mofa (Vinicius), pero se han rebelado contra todo y han dado la mejor versión.
    Nuestro entrenador, al que muchos veíamos como un parche de transición, y pese a que ha cometido bastantes errores tácticos en algunos partidos (como él mismo ha reconocido con gallardía), al final ha conseguido convencer a casi todos sus detractores por llevar a un grupo de jugadores a competir por todas las competiciones.
    Todos hemos criticado en algún momento de la temporada alguna cuestión del equipo, del entrenador, de algunos jugadores, o de la propia entidad, porque así es la afición del mejor club del mundo, nunca contenta del todo y siempre exigiendo lo máximo.
    Pero hoy es hoy y estamos a un paso de la gloria, y ganemos o perdamos en París, la temporada habrá sido de sobresaliente, porque hemos desafiado a los elementos y a los monstruos de los clubes estado apoyados por miles de millones, mientras la UEFA hace caso omiso al equilibrio financiero y sólo ve el peligro en la Superliga y al Madrid como representante máximo de la misma.
    Hala Madrid y orgulloso de mi equipo.

  9. En efecto,se jugó el mejor partido de las eliminatorias y el único pero fuè la falta de puntería.Karim tuvo un cabezazo a huevo que cualquier otro día hubiera sido gol,y poco después una volea se le fué al primer anfiteatro,y también Vini lanzó alta otra inmejorable ocasión,por no hablar de la primera jugada de la segunda parte.Todas esas jugadas habrían cambiado el curso del partido y…no nos habrían subido tanto las pulsaciones.
    En fin,era lo que tocaba,je,je.

  10. Dijo la Pepa ayer que la derrota "fue cruel" y etc.

    Es que realmente lo fue, pero añadiría que toda la eliminatoria en sí fue realmente demoledora, cruel, de auténtica pesadilla para los del Ciudad de Manchester, una tortura psicológica incesante...: a lo largo de ella, hasta por 4 veces, no 1 ni 2 veces..., nada de eso, ¡¡sino hasta por 4 veces!! (3 allí, y 1 más y definitiva en el Bernabéu, en la que se consuma la remontada),

    el Real Madrid se "dejó" ir a 2 goles por debajo..., se hizo el muerto para sólo entonces reaccionar, resucitar, levantarse de sus cenizas y negarle la gloria que ya parecía casi definitiva al City, volviendo a situar la eliminatoria pareja o al menos muy factible (a sólo 1 gol para igualarla, sólo pendiente de "un poquito más" que diría en Manchester el profeta Karim a sus compañeros, el que también allí anticipase confiante a todo el madridismo, a la Pepa y a todos los antis urbi et orbe, que en Madrid "haremos una cosa mágica, que es ganar". Y el resto es historia...).

    Además, en esas 4 ocasiones con 2 goles de ventaja para los ingleses, en las 4 el City contó a continuación con ocasiones claras para 1 gol extra y ponerse con 3 goles de ventaja, una distancia que ciertamente se antojaría definitiva. En Inglaterra seguro que así fue, porque tuvo ocasiones todo el partido una tras otra, ¡¡cómo olvidarnos de la Pepa pataleando cuando las fallaban!!. Y ayer mismo en el Bernabéu..., con 0-1 el City de milagro no marca el 0-2 con aquella que al filo consiguen repeler entre Courtois y Mendy bajo palos ya.

    Y en los 4 momentos dramáticos de vida o muerte el RM dio un paso al frente, se reactivó, le perdió el miedo al calvo de brazos depilados y piernas arqueadas y a sus huestes disfrazadas de color celestes pero en verdad del averno, y el vértigo a morir hizo inmortal al RM, invencible, imbatible.

    Pareciese que el RM quería imponerse un lastre, dar algo de ventaja al rival para no abusar, para equilibrar la contienda, para motivarse a sí mismo y al tiempo dar algo de vidilla y estímulo al contrincante de las 0 Copas de Europa, pero muchos millones de libras y de barriles de petróleo.

    Definitivamente un cruel RM, un Real Madrid sádico, psicopático, un RM-Joker..., que durante 180 minutos "jugó" a su antojo con los sueños de la tropa del meacolonias con jersey a lo Steve Jobs e inventor del fùrgol: una crueldad sin precedentes dejarles por 4 veces creerse casi en París y por 4 veces privarles del premio.

    Y en la 4ª y definitiva "come-back" (que dirían los ingleses) de esos 2 goles por debajo, para colmo acometida a partir del minuto 180 de la eliminatoria, en evidente homenaje y paradigma al "más difícil todavía": es en el último minuto, el 180', cuando marca Rodrygo para acortar distancias, en el 181 doblete suyo para igualar y forzar la prórroga, y en el 185 se consuma la proeza sin parangón.

    ¿¿Puede haber mayor prodigio, mayor heroicidad, mayor meada al meacolonias..., regresar 4 veces de 2 goles abajo, y la 4ª y definitiva hacerla en los minutos 180 y 181...??

    Francamente irrepetible, inolvidable, cuesta asimilarlo...

    Tamaño prodigio, que se vuelve locura al ver que algo similar se logró en 1/8 y 1/4 de Final contra otro par de superequipos..., ya sólo puede tener un final de guión que esté a la altura y que todos sabemos: conquistar la 14ª en París, el mismo sitio donde se conquistó la 1ª, y con Carlo al mando, el que nos dirigió en la Final de la 10ª también con guión de infarto. Ya que Ancelotti ya nos regaló una Final ganada a pura épica, que cierra el círculo junto con las 3 eliminatorias épicas de este año, esperemos que la Final del 28 de mayo tenga un transcurrir más llevadero... ¿O no...?

    Sea como sea, ¡no se puede fallar! Estas 3 proezas de las eliminatorias de esta Ch.L. sólo admiten como colofón la victoria en París.

  11. Coincido. El Madrid hizo un muy buen partido. El primer cuarto de hora fue muy bueno. Luego hay un periodo a favor del City y de nuevo la segunda parte el Madrid fue bastante mejor. El gol de ellos llega en nuestro mejor momento. A partir de ahí llegan las grandes ocasiones del City que no había tirado a puerta en toda la segunda parte excepto el gol. Esas ocasiones, muy claras, cierto, son con el Madrid desnortado y asimilando los cambios. En definitiva fue un partido extraordinario en una magnífica eliminatoria, con grandes jugadores por los dos lados, Bernardo Silva, Mahrez, De Bruyne... Carvajal, Nacho, Camavinga, Rodrygo, Casemiro durante gran parte del partido... Quiero destacar el trabajo incansable de Vinicius que destrozó a Walker, desfondándolo, y el de Valverde que estuvo en todas partes. Lo pasé mucho peor, futbolisticamente hablando, contra el Chelsea o el PSG.

  12. Vaya por delante que lo de la taumaturgia me ha encantado. Y vaya por detrás que uno también ha percibido , al igual que don Jesús o el negro que -hipotéticamente- pudiera escribir por su encargo, que el de ayer fue un buen partido ; incluso , teniendo en cuenta todas las circunstancias, un partidazo . Los blancos estuvieron considerablemente mejor que en las dos anteriores remontadas ante Petrodólares Saint Germain y Chelsea . Podría explicar unas cuentas anécdotas habidas durante la visualización del encuentro. Solo contaré una acaecida a partir del gol de Benzema y tras la finalización del partido. Se trata de las primeras felicitaciones recibidas por whatsapp enviadas por....¡ culers ! Sí, fueron 3. Uno de ellos hasta tuvo el buen gusto de poner "Kaaaaaaaarin" al marcar el franco-argelino. Es curioso el devenir , me atrevería a decir que la evolución, de este gran amigo. Un tipo inteligente, culto, trabajador , conservador, hombre de ley y orden que empezó a apartarse del "més que un club" hará unos 7 años por mor del rollito del independentismo catalán. Somos catalanes y españoles , habiendo adoptado , por momentos, el rol de españolazos. Y los también mensajes de otras 2 personas fueron muy nobles , reconociendo la remontada y loando a Courtois ;"un máquina", esa fue la expresión.

    Oui, oui, oui on va à Paris !!

  13. Me ha encantado lo del “error garrafal” o “metedura de pata” de Mahrez, con su gol,.., en vez de amagar y dejar pasar la bola, para el cero-cero,…….
    Prometo que (tras mayoría de comentarios sobre la mística, la épica, lo sobrenatural, lo milagroso,…lo inexplicable), yo, como Vd., también pensaba, antes y después de esa triple hazaña, que “solo” ha sido cuestión de fe, confianza, preparación, aptitud y actitud, concentración, responsabilidad, respuesta y coraje ante todo y ante muchos (que deseaban lo contrario, amargamente,…), entrega, pasión; muy buen juego, en muchas ocasiones (cuando fue preciso). En fin: muy feliz y orgulloso de pertenecer a este gran club deportivo.

  14. ¡Qué bueno y pragmático el principio sagrado del antiguo y campeón mundialista futbol uruguayo que bebió en esencia el Pajarito Valverde en su tierra natal !
    Vino muy dura la entrada de Fernando del Manchester City a un madridista con ánimo de aplacarlo, de someterlo e, inmediatamente , Federico le dio sin contemplaciones al agresor sustentado tambien en la estrategia del ablande y la venganza.
    El uruguayito aplicó ipso facto la medicina universal de las guerras:"Ojo por ojo y diente por diente. No te avives, muchacho".
    En la cancha quedaron dos tumbados, un madridista y un inglés moreno. Uno por uno, el canje sagrado del futbol si alguien rompe los códigos.

    Vino

  15. En la ida, el City que es un grandísimo equipo, jugando en casa buscó la victoria desde el minuto uno, pero el Madrid agazapado buscó siempre devolver los golpe, como un boxeador que espera el ataque del contrario para golpear cuando este abre su guardia. En este intercambio de golpes se produjo un combate nulo, no hubo ganador, si acaso el City ganó cierta ventaja a los puntos.
    En la vuelta, ambos púgiles se controlaban, se estudiaban, con la guardia alta, sabedores de la potencia de pegada del contrario. En un descuido, el City coló un directo al mentón del Madrid y al verlo atudido siguió golpeando pero sin precisión. El Madrid se protegía como podía y cualdo vió al contrario confiado, con un uno dos, directo de izquierda y crochet de derecha tumbó al rival. El City se levantó a la cuenta de ocho, pero estaba grogui. El Madrid buscó el momento y metió un gancho a la mandíbula. Fué el final, el City ya no se levanto de la lona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram