Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
Real Madrid, 3 - Manchester City, 1: Inmortal Madrid, mágico Bernabéu

Real Madrid, 3 - Manchester City, 1: Inmortal Madrid, mágico Bernabéu

Escrito por: Andrés Torres5 mayo, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Cual piraña voraz chapoteando en el bidé de Pep, mordiendo, salió el Madrid al Santiago Bernabéu frente al Manchester City. No era para menos tras el espectacular recibimiento de la afición blanca al autobús del Real en una busiana flamígera sin precedentes, digna de un Emperador de Roma tras victoria de sus legiones en tierras bárbaras, que pone en solfa todas aquellas etiquetas de mejor afición del mundo que se reparten tan alegremente al otro lado del Manzanares.

Los agobios iniciales del Etihad de resonancias arabescas —no es para menos— parecían en los primeros compases apenas un mal sueño. Tan es así que a los pocos minutos Karim desperdició de cabeza un buen centro de Carvajal que a buen seguro hubiera puesto las obras del Bernabéu patas arriba. A su lado, su escudero Vini, valiente, se batía el cobre con Kyle Walker, el lateral titular de los citizens, a mitad de camino entre un estibador de los docklands y el fornido portero de un club de techno del Soho. Ambos, como en Manchester, apretaban asimismo al arquero Ederson, Risky Ederson, apurando sus controles como si quisiera recordar a otra vieja leyenda skyblue bajo los palos; Calamity James. Por el momento no hubo desgracia, quizás por la combinación de tatuaje taleguero que recorre el cuello de Ederson y combina extrasensorialmente con una happy face de guardería —acid house noventoide— bajo la oreja del arquero.

Ederson

El partido, caliente. El Bernabéu bullía. Y pronto, muy pronto, a los siete minutos una lamentable tangana propia del ADN Barça de Soriano, Txiki y el propio Pep, fue provocada por el internacional francés de la Roja (también vasco para el Athletic) Aymeric Laporte. La trifulca, con bofetada blanda a Modric tras empujón bravío del balcánico incluida, se saldó con una salomónica amarilla para ambos del colegiado italiano Danielle Orsato. El transalpino, cagón durante todo el encuentro, culminó su estrafalaria decisión dándose un cabezazo con Walker al agacharse a recoger el balón.

Mientras tanto, la asfixiante presión de los Pep´s Men sufrida en Manchester no era tal. Con Toni Kroos, lúcido, entre centrales el Madrid ofrecía una pulcra y aseada salida de balón, apenas perturbada por algún apagón de concentración de Militao. Así, a los once minutos, Karim disparo fuera a bote pronto tras una buena conexión en la derecha entre Carvajal y Valverde. A los 17´, Vini resolvía por encima del larguero un atropellado ataque directo merengue, que Rubén Dias achicó como pudo cual fontanero enfrentado a un radiador en erupción. Hasta entonces, sólo un disparo centrado de De Bruyne fue el bagaje de los visitantes.

A partir de la movilidad de Bernardo Silva, comenzó el City a encontrar el compás en su juego

Pep se ajustaba la golilla en su jersey de cuello vuelto.

Sin embargo, un lapsus de Militao obligó a Courtois, habitual hacedor de milagros, a lucirse con un paradón ante Bernardo Silva. A partir de la movilidad del luso, comenzó el City a encontrar el compás en su juego, un ritmo que fue abruptamente interrumpido por una tarascada por detrás de Casemiro sobre Foden para abortar un contraataque. La C de la CKM, viejo zorro, dio cuatro vueltas de campana para sortear la amarilla. Misión cumplida.

Otro que la esquivaría, por la gracia de Orsato, fue Walker con una carga desmesurada contra Vini cuando se marchaba solo. Jugada para Al Cosín, sin duda.

La providencia castigó no obstante al Madrid con un balonazo a Karim en “zona dolorosa” como dijeron los locutores, o a la altura del bañador” como comentaban los cronistas de pressing catch en tu pantalla amiga.

Benzema dolor huevos

Llegados a este punto y al filo del descanso, sólo precipitar al Bernabéu al abismo de la locura parecía que pudiera equilibrar la eliminatoria, hasta el punto de que en los instantes finales del primer tiempo pudimos ver a Militao de Zamorano y a Carvajal de Laudrup.

Abrazado al caos compareció el Madrid en el segundo tiempo. Fueron los momentos de Vini contra todos en los que una sucesión de jugadas confusas protagonizadas por Modric y el propio Vini pudieron culminar en el gol merengue de no ser por las imprecisiones en el último toque. Sea como fuere, el City comenzaba a sentir el valdánico miedo escénico. Disneylandia era entonces. Pobres. No sabían la que se les venía encima.

Abrazado al caos compareció el Madrid en el segundo tiempo. El City comenzaba a sentir el valdánico miedo escénico

Walker ya resoplaba desesperado cual fuelle navideño ante la batucada constante de Vinicius, una brega, la del brasileño ante el aguerrido inglés, que sufriente acababa siempre volviendo, acabó con el británico, reventado, junto a Pep en el banquillo. Entraba Zinchenko y Cancelo, a banda cambiada, se convertía en el nuevo par del diamante carioca.

A lomos de Vinicius y con Militao en modo mariscal de campo, completamente rehecho de su irregular primer tiempo, Guardiola, pater del tikitaka en su versión tocomocho más somnífera, decidió relevar al incisivo De Bruyne por Gundogan en busca de la misma narcolepsia que buscó hace semanas en el Wanda. Claro que el Metropolitano no es el Bernabéu.

Al otro lado, Carleto, con cien mil chicles, pero sin puro, tocaría la corneta y decidiría la entrada de Rodrygo —man of the mounth— Camavinga y Asensio en detrimento de Casemiro, Kroos y Modric en lo que pareció una triste balada de trompeta que augura cambio de guardia. Por primera vez en mucho tiempo el Madrid se jugaba las lentejas europeas sin la célebre CMK.

Ancelotti y Chendo

Sin embargo, a los 72 minutos el recién incorporado Gundogan abrió un amplio pasillo interior para Bernardo Silva, el mejor de los Pep´s Men, que abrió a su vez para Mahrez que se incorporaba fulgurante por la banda de Mendy. Al primer toque, en un disparo seco, tenso y maligno, el argelino batió a Courtois por la escuadra, la única manera de batir al mejor arquero del planeta.

Entonces sucedió.

Un fenómeno completamente paranormal: El Bernabéu celebró el tanto inglés como si fuera propio. Rugieron sus gradas como nunca haciendo bueno el meme que dice que marcar primero ante el Madrid en Chamartín no es más que una trampa endiablada.

Entonces sucedió. Un fenómeno completamente paranormal: El Bernabéu celebró el tanto inglés como si fuera propio. Rugieron sus gradas como nunca haciendo bueno el meme que dice que marcar primero ante el Madrid en Chamartín no es más que una trampa endiablada

Sin embargo, el tiempo transcurría sin mayores sobresaltos sometidos al sopor sobre el verde diseñado por el Santo de Santpedor, hasta el punto de ver a Fernandinho aguantando el balón con malas artes, agazapado en un córner, al más puro estilo Lobo Carrasco.

El Madrid, peligroso cual fiera herida, pero herido de muerte, se mostraba incapaz de lanzar ninguna dentellada contra un rival que, como les sucede a casi todos, se veía tomando un eau Perrier en una terraza de París.

El madridista de corazón Jack Grealish, fichado por una morterada este verano por el equipo de Abu Dabi, pudo acabar en dos ocasiones con el partido y la semifinal. Lo evitó primero Mendy, rebañando milagrosamente sobre la línea su disparo cruzado, y después Courtois con una parada insólita, una más, de portero de fútbol sala. Con el tobillo.

Grealish Courtois

Pep desde la banda se afanaba en pedir narcolepsia a los suyos. Y sucedió que de tanto pedirla, súbitamente su equipo se durmió en los minutos en los que los que vuelan son los sueños del madridismo.

Camavinga, imperial, con una incidencia brutal sobre el partido con apenas 19 años, sirvió un preciso pase largo interior para Karim que, en un delicado primer toque, centró al área para que el más listo de la clase, Rodrygo, se adelantara a todos y empatara el partido en el último minuto. Quedaban seis de descuento. La zona Cesarini ya es zona Real.

Pep desde la banda se afanaba en pedir narcolepsia a los suyos. Y sucedió que de tanto pedirla, súbitamente su equipo se durmió en los minutos en los que los que vuelan son los sueños del madridismo

Así las cosas, con el Manchester City en estado de alarma y presionando hasta Asensio, Carvajal, sólido como antes, sirvió desde la derecha para que en el 92´, de nuevo Rodrygo, se elevara sobre todos para cabecear a la red, empatar la semifinal y convertir la alerta skyblue en pánico en el Bernabéu.

De nuevo Rodrygo y al final Foden, en un saque rápido de una falta, pudieron agitar de nuevo al marcador. Pero el Madrid de los milagros ya se había vuelto a superar y Pep, con cara de tonto. Arrancó la prórroga y pronto una cabalga prodigiosa de Camavinga concluyó con Rodrygo suelto por la derecha. Karim, apagado esta noche, tuvo sin embargo la astucia de adelantarse a Rubén Dias para recibir el pase del hijo de Modric y forzar el penalti.

No se puso nervioso.

3-1 y casi toda la prórroga por jugarse. Courtois nos deleitó con otra mano salvadora en el último minuto de la primera parte de la prolongación.

Explosión júbilo Real Madrid City

Acalambrados y exhaustos, Carletto iniciaba en la agonía del encuentro un dramático carrusel de cambios. Ceballos, valiente, entraba por Karim, Lucas por Vini y Vallejo, madre mía, en lugar de un roto Militao. A pesar de lo poco que ha jugado, ¡Jesús! si hay alguien para comerse este marrón desde luego que tiene que ser maño.

Vallejo ganó todos sus duelos mientras el Bernabéu coreaba Nacho, Nacho, Nacho.

Lo merecen todos. Este mágico Madrid estará finalmente en París, milagro a milagro, sufriendo y apretando los dientes, valiente, corajudo, inmortal.

PSG, Chelsea, City; Hay cosas que el dinero no puede comprar.

Hala Madrid.

Siempre.

 

Getty Images.

Foto del avatar
Fugitivo catódico y periodista de fortuna, perpetrador de LaTiradeAndrésTorres.com. Polivalente como Arbeloa, elegante como Modric, apolíneo como Cristiano y leñero como Benito. Señorío a medida.

25 comentarios en: Real Madrid, 3 - Manchester City, 1: Inmortal Madrid, mágico Bernabéu

  1. Sin palabras... SOMOS EL MADRID!!! EL PUTO REAL MADRID!!!

    Que orgulloso ser del MEJOR EQUIPO DE LA HISTORIA!!!

    Vamossssss!!!!

    Hala Madrid dsd Catalunya!!!

  2. Genial la crónica, pero no expone la ley de la Física, específica de nuestro estadio, que explique que el tiempo en el Bernabéu se estira y deforma como atrapado por la fuerza masiva de algún misterioso agujero negro (léase nuestra grandeza y gloria); de forma que apenas dos minutos parecen más que un partido entero en otras galaxias futbolísticas no muy lejanas. Juanito lo intuyó en su célebre "Principio de Juanito" de la Física madridista: "Noventa minuti en el Bernabéu son molto longo". Un tal Einstein no le halló encaje en su Teoría General de la Relatividad. Os ánimo a pasearos por el Sport y el Mundo Deportivo, donde coinciden en que lo del Madrid no tiene explicación. ¡A buenas horas, mangas verdes!, que decía mi abuela con sabiduría manchega. Eso ya lo sabía Einstein.
    Afortunados nosotros los madridistas: producimos más adrenalina y endorfinas en apenas dos minutos que toda la afición del Barça y del Atleti en toda una temporada. Ese es el secreto de la Superliga que sueña el taumaturgo don Florentino Pérez.
    ¡Hala Madrid!

  3. La palabra magía se consumó en la eliminatoria contra el Chelsea. Lo de hoy... Tan solo Dios puede albergar tanta energía.... Lo de hoy no fué épica. Dios reclamó un lugar para el Madrid en la Final. No creó en Dios. Pero no puedo expresar tampoco lo que hoy ví....

  4. Guardiola, el rey del antifutbol tampoco pudo con nosotros. Ni futbol control, ni perdidas de tiempo, ni nada. Se vió la escuela de la masia en las innumerables vueltas que sus jugadores por el suelo, en el acoso de Debruine al arbitro (como Busquets), en los incontables pases en la zona de atrás, en buscar la agresión a Modric y hacerse la víctima. Cosas todas muy reconocibles de la escuela de la Masia.
    Pero en la hora de la verdad, cuando se deciden los partidos solo vimos al City de Guardiola colgar balones al área. Mientras, Pep con la boca abierta y escupiendo gapitos (que feo eso de escupir, aunque sean gapitos), no supo qué hacer, se rindió. Que fraude de entrenador.

    Orgulloso de este Madrid. Si,si, si, nos vamos a Paris.

  5. Impresionante lo que vivimos anoche. De verdad. Yo no estuve en el estadio la noche del Anderlecht ni la del Borussia, estuve la del Bayern, Inter y otras, pero lo de ayer al menos iguala sino supera aquellos encuentros de los ochenta. Lo juro, pensaba que no volvería a vivir nada igual. El estadio fue una mole que cayó sobre el City después del primer gol de Rodrygo. Muy cerca de donde estábamos nosotros se veía a Valdano, Axel, Gustavo Lopez, Evra y creo que era Henry o Ferdinand mirando hacia arriba incapaces de entender lo que estaba pasando. Valdano no hacía más que sonreír. Quizás porque él sí sabía lo que se venía encima. No se puede explicar con palabras. Llevo casi toda mi vida en ese estadio y de verdad, que lo de anoche lo he vivido muy pocas veces. Había hombres hechos y derechos a mi lado llorando como niños. Apoteósico. Sencillamente apoteósico. Lo de esta temporada en Champions está siendo increíble. Gracias a los jugadores por su compromiso infinito. Gracias al entrenador, al que hemos criticado, muchas veces con razón, y otras sin ella, llevados por esa exigencia constante que significa ser del Madrid. Gracias al club más grande del mundo, santo y seña del fútbol de verdad, del que hace historia, del que se cuentas leyendas, del que reina contra todo y contra todos. Gracias a mi padre por hacerme del Real Madrid. No se puede dar a un hijo nada mejor.

  6. Como no van a querer venir a este Club los Mbappe, Haland y el sunsum cordan si es en el donde solo podrán alcanzar sus máximos trofeos deportivos

  7. ¡¡¡HALA MADRID!!! ¡¡¡HALA MADRID!!! ¡¡¡HALA MADRID!!! ¡¡¡HALA MADRID SIEMPRE!!! Y no tengo nada más que añadir

  8. El Bernabeu dedica esta remontada a Varane, a Odegaard y muy especialmente, a Sergio Ramos y a su hermano Rene, al igual que el titulo de liga obtenido.

    Honestamente creo que ellos en la orbita merengue no hubieramos pasado de octavos.

    Y ahora a dejar a los buenos en casa en el derbi, qie el vecino envidioso ira a lesionar.

  9.  " y presionando hasta Asensio".
    Marco salió frío, como sin fe, pero luego se entonó e hizo una buena prórroga.
    Felicidades al club, a los jugadores, al cuerpo técnico y a los madridistas.

  10. Lo hacen una vez, y otra, y otra, y otra, y otra, y otra...
    Ciertamente, no hay niguna duda de que DIOS ES DEL MADRID.
    Gracias a él por hacerme de su equipo. Gracias por tantas gestas increíbles. Gracias por tanta felicidad que me ha dado este club a lo largo de toda mi vida. Gracias por todas las que me faltan por vivir. Gracias, gracias, gracias.
    ¡HALA, MADRID!

  11. Siempre recordaremos la noche del día 4 de mayo de 2022 como la noche más mágica de la historia del madridismo y diría que de la historia del fútbol. La cara de Guardiola, poco antes del final, lo ejemplifica todo: no se podía creer lo que estaba viendo y lo que veía era el Madrid en toda su dimensión futbolística, emocional, histórica. El City, un gran equipo hecho a base de petrodólares, también ha hundido la rodilla ante el mejor club del mundo, como antes lo hicieron PSG y Chelsea. Tardaremos mucho tiempo en olvidar, si es que lo hacemos, todo lo que ocurrió ayer. Hala Madrid y nada más.

  12. Después de ésto le va a resultar difícil al “relato”tratar de minimizar u ocultar la grandeza de éste maravilloso Real Madrid.
    Parafraseando a una de sus víctimas:Ici c’est la grandeur!!

  13. Y algunos que ya demandaban no hace mucho jugársela despidiendo a Ancelotti y abordar el final de liga y quartos con otro entrenador. Gracias Florentino por tu templanza. Ancelotti nos hará campeones de nuevo... Cómo no te voy a quereeeerrrrr....

  14. Dios es madridista, juega al fútbol en el cielo con sus colegas Kopa, Rial, Di Stefano, Puskas y Gento y todos los demás madridistas que andan por allí y le han enseñado la clase, el señorío, la garra, el sacrificio, el coraje, el corazón y la entrega mientras se echan una partidita al mús, ¿cómo no iba a ser madridista?, el mundo quiere ser madridista, si no podemos por lo civil lo hacemos por lo criminal, hay muy pocos tocados por una varita y que pueden hacer milagros y su máximo exponente es el Real Madrid, Madrid, Madrid y nada más.

  15. Crees en gnomos ? Real Madrid. Crees en unicornios? Real Madrid. Crees en dragones? R.M.
    Crees en habichuelas mágicas? Real Madrid.Crees en pitufos? Real Madrid ..................
    Crees en el trabajo, el esfuerzo, el sacrificio,la lucha,la amistad ,el trabajo en equipo.....R,M.
    "Esta camiseta puede mancharse de sangre,barro y sudor ,nunca de vergüenza "
    Don Santiago Bernabeu.
    Hasta el final ........VAMOS REAL!!!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Mi artículo de @lagalerna_ de este fin de semana. Vamos con la @SEFutbol y el ADN @FCBarcelona_es https://twitter.com/lagalerna_/status/1600419936681205761

@JesusBengoechea @lagalerna_ Soberbia entrevista e impagable labor de LA GALERNA para con la historia del @realmadrid. ¡Gracias por seguir mostrándonos por qué es el club más grande de la historia!

Aunque #MirzaDelibašić estuvo poco tiempo con nosotros dejó una huella infinita.Por fortuna, el @RMBaloncesto tiene hoy un jugador dispuesto a honrarlo y seguir su camino. ¡Mucha suerte, @DzMusa ! https://twitter.com/dzmusa/status/1600783323239948289

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram