Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Lamento

Escrito por: La Galerna30 noviembre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. La tragedia ha parado las rotativas, como se decía antes, o al menos ha contaminado su ritmo maquinal con el atisbo de un lamento igualmente monótono, como una plañidera programada. Sin embargo no todas las portadas, digámoslo con vergüenza, han estado a la altura. Pongamos una que sí lo ha estado.

marca-750-6

Más de setenta personas han perdido la vida en un accidente aéreo, incluyendo la inmensa mayoría de la plantilla del Chapecoense, equipo brasileño que por primera vez en su historia iba a disputar la Final de la Copa Sudamericana en Colombia. Con tal propósito se habían subido al avión donde casi todos iban a encontrar la muerte. Algunos tuvieron tiempo de grabar un vídeo festivo y colgarlo en el ciberespacio antes de despegar. Quizá ese, el ciberespacio, sea (de haber alguno) el lugar donde hayan quedado suspendidas sus almas para siempre. O quizá es solo que hemos llegado a dotarnos de herramientas tecnológicas tan sofisticadas que son capaces de devenir puro guiño macabro. Parece mentira que hayamos sido capaces de inventar algo capaz de mandar tu imagen hablando al ultimo rincón del planeta justo cuando no lo sabes pero te aprestas a morir, y sin embargo hayamos sido incapaces de garantizar que un avión nos deje en tierra a salvo al final del viaje, con probabilidad igual a uno. Creemos, por cierto, que por respeto y en la medida de lo posible esos vídeos en el avión no deberían difundirse.

Los jugadores de la plantilla del Chapecoense que han salvado la vida son los que quedaron en Brasil por estar lesionados, o porque su entrenador no los consideraba aptos para la gran final que les esperaba en Colombia. Así, aquello que hace pocas horas tanto les incomodaba (la inoportuna lesión, el trato desde su óptica quizá injusto del técnico) han resultado ser variables caprichosamente salvíficas. "Me ha salvado por mi lesión". Ahora tendrán que convivir con la contradicción: están vivos, aleatoriamente (?) vivos, pero deben convivir con el espanto de la muerte de la práctica totalidad de sus compañeros. Ha de ser una paradoja insoportablemente agridulce. Nuestro corazón está con ellos, como lo está con quienes tuvieron la insondablemente mala suerte de estar en cambio aptos para la gran cita, como lo está con sus familias y con todos los estamentos y los aficionados del club brasileño. Uno de los jugadores, Cléber Santana, jugó en el Atlético de Madrid. Nuestro corazón está con el Atleti.

Quien crea (pero qué es creer) que rece. Quien no crea (pero cómo es posible no creer si ello apareja lo que apareja) que guarde silencio por ellos.

Descansen en paz.

2 comentarios en: Lamento

  1. Buenas tardes me uno al dolor por la muerte de los pasajeros del avión siniestrado, donde
    viajaba un equipo profesional de futbol brasileño, lo cual no es óbice para señalar que la
    noticia del desastre aéreo ha impedido que la designación de Clos Gómez, sea comentada
    como se merece, los sicarios de La Orga en Barcelona Sport y Mundo Deportivo y los charnegos
    de La Orga en Madrid, AS Y Marca han aprovechado la tragedia para que no se hable de Clos Gómez
    cuando debido al arbitraje de Anoeta, Valencia y alguno más empezaba a oírse un run, run en los medios
    por ejemplo las estadísticas del aragonés cuando nos arbitra ( es un decir) a nosotros y cuando lo
    hace a La Orga.
    Por cierto que en la edición digital del Marca, durante bastante tiempo la noticia principal no era
    el accidente y la de