Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La ley del silencio

La ley del silencio

Escrito por: Hank7 septiembre, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Publicamos este texto con ocasión del que habría sido el cumpleaños de Elia Kazan.

 

Lamentablemente, poco o nada va a tener que ver el título de este texto con la fantástica película del director otomano Elia Kazan y la portentosa interpretación de Marlon Brando, con la que ambos obtuvieron un más que merecido reconocimiento y prestigio internacional. De manera que, si acudían a este texto asociando el título con el film de 1954, su decepción va a ser al menos comparable a la que me embarga a mí cada vez que compruebo la reacción de la mitad de nuestra sociedad a cada nueva información que aparece a raíz del Caso Barça-Negreira.

Una de las características más naturales del ser humano ha sido desde tiempos inmemoriales la curiosidad, elemento indispensable de la naturaleza del hombre que nos ha permitido evolucionar hasta el punto en el que nos encontramos. En la actualidad, estamos siendo testigos de un acontecimiento involutivo histórico, que no es otro que ver cómo el antimadridismo latente de un sector de la sociedad actúa como una suerte de inhibidor de uno de nuestros instintos más puramente humanos: la susodicha curiosidad. Nadie quiere saber nada. Nadie muestra interés por saber cómo de corrupto estaba (¿o está?) el sistema arbitral, ni cuántos o quiénes estaban implicados. No interesa. De ahí que hoy haya que tirar de lupa para encontrar las nuevas informaciones relativas al escándalo de Negreira en las portadas de los principales periódicos deportivos.

Estamos siendo testigos de un acontecimiento involutivo histórico: ver cómo el antimadridismo latente de un sector de la sociedad actúa como una suerte de inhibidor de uno de nuestros instintos más puramente humanos: la curiosidad

Porque mientras que el madridismo está teniendo la reacción que (considero yo) debería ser la reacción natural, la más coherente y razonable dado el elefante que se encuentra en nuestra habitación (el mayor caso de corrupción deportiva que hemos tenido la desgracia de presenciar), a la otra parte de la población, la que no es madridista y a la que, por tanto y por su aséptica reacción debemos catalogar como antimadridista, parece no importarle un comino que el deporte al que siguen o del que viven (esto es de traca) haya quedado manchado para siempre y ahora mismo sea la gran vergüenza del mundo.

Tebas, Laporta, elefante

El madridismo clama indignado donde puede: en las redes sociales y en los pocos medios que se dignan a hablar de este escándalo como se merece (La Galerna entre ellos, por lo cual me siento tremendamente afortunado y hasta diría que un privilegiado); mientras que por otro lado la gran mayoría de medios hacen la vista gorda, luchando con uñas y dientes porque el caso Negreira pase lo más desapercibido posible, ya sea guardando silencio o minimizando al máximo la gravedad del escándalo. En estos días hemos tenido que presenciar u oír desde al director de cierto programa nocturno preguntarse indignado que a cuento de qué se dedica la Guardia Civil a seguir investigando el caso (¿cómo se atreven esos malditos verdes a hacer su trabajo?, ¿con qué derecho?, ¡qué ultraje!), hasta ver cómo las noticias relativa a las últimas informaciones eran borradas de la página web del principal periódico deportivo del país, por no hablar del experto en derecho que pone en tela de juicio… ¡las conclusiones de un juez! Ver para creer.

Estos días hemos visto cómo un director de programa nocturno se preguntaba indignado a cuento de qué la Guardia Civil seguía investigando el caso y al principal periódico deportivo del país eliminando las últimas informaciones sobre el barçaGate de su web

Una persona más malintencionada que yo podría pensar que en esta actitud ocultista reside un interés en que la gente permanezca ignorante acerca de la corrupción deportiva de este país en general y de la corrupción derivada del caso Negreira en particular. Una persona más malpensada que yo podría pensar que, o los medios están satisfechos con el actual sistema que impera en los estamentos del fútbol español, mejor conocido por el madridismo como “el tinglao”, o están obligados a callar para no perjudicar al equipo que se está favoreciendo de dicho sistema. Cabe preguntarse por qué harían tal cosa, ya que no es posible pensar (¿o sí?) que prácticamente todos los periodistas de todos los medios son antimadridistas. Y para responder a esto, me remito a una cita del primer volumen de la saga “Canción de hielo y fuego”, más conocido por el nombre de la serie televisiva: Juego de Tronos; en la que el personaje de Meñique le pregunta y (autorresponde) a lord Eddard Stark lo siguiente:

 

—Cuando la reina proclame un rey, y la mano otro, ¿a quién van a obedecer los soldados?

—Al hombre que les paga.

 

Otro de los héroes del silencio de carácter protagónico en esta historia es Javier Tebas. El presidente de la liga tenía una oportunidad de oro para disparar con toda la artillería contra sus enemigos de la RFEF, pero por algún motivo que tampoco se alcanza a comprender desde el punto de vista de la honestidad (a ver cómo se explica que el presidente de una liga, al descubrir que ha estado corrupta durante al menos dos décadas delante de sus narices, tenga una reacción tan contenida), el costarricense (sí, nació en San José) dejó pasar la oportunidad y lo primero que hizo tras estallar el caso Negreira fue salir a tranquilizar al barcelonismo negando la posibilidad de una sanción deportiva porque el crimen había prescrito.

Roures Tebas

Aunque en algunos momentos haya podido mostrar cierta dureza con el caso Negreira, lo cierto es que, desde sus almuerzos oscenses con el presidente que le triplicó el sueldo a Negreira, Javier no ha vuelto a realizar referencia alguna al ex vicepresidente del CTA. Uno puede argüir que el presidente piensa que una sanción al Barcelona podría perjudicar también a los ingresos de la liga (volvemos a la respuesta de Meñique) y que por este motivo Tebas es contrario a un perjuicio deportivo para los azulgranas. Tampoco ayuda la eterna guerra que disputa desde hace años con el presidente del Real Madrid, que favorece los argumentos que esgrimirá Joan entre plato y plato en Huesca.

Sin embargo, tampoco debe ser muy beneficioso para la futura venta de los derechos televisivos de la liga española la imagen mundial que está adquiriendo el fútbol español y la cada vez mayor cantidad de madridistas que están abandonando el abono de Movistar, desencantados por una competición en la que ya nadie cree. El dinero que puede querer salvar Tebas manteniendo a toda costa al Barcelona en la competición (ay, la permisividad con las palancas imaginarias) puede ser similar al que está perdiendo la liga paulatinamente desde hace tiempo.

—Cuando la reina proclame un rey, y la mano otro, ¿a quién van a obedecer los soldados?

—Al hombre que les paga.

A la vera de Javier Tebas, también en estado de mutismo permanente (miento, selectivo; tras jugar contra el Real Madrid sí que sacan a la luz su indignación) están el resto de equipos que según el juez también tienen todo el derecho del mundo a sentirse perjudicados al haber competido contra el Barcelona en desigualdad de condiciones. Si los equipos españoles, que han perdido títulos, posibilidad de jugar en Europa o permanecer en primera división (con lo que ello supone económicamente) han mostrado su ira contra la corrupción arbitral llevada a cabo por el FC Barcelona, desde luego lo han hecho en privado o en voz muy baja, como cuando el Sevilla se quejó de la imagen que estaban dando fuera de España tras un partido de Europa League.

España ya oye el runrún en Europa y, si se vuelve deprisa, hasta es capaz de ver los dedos incriminatorios señalándole a sus espaldas, pero a ningún equipo patrio parece importarle lo suficiente como para posicionarse como perjudicado más allá de conjuntamente con el resto de equipos y bajo el amparo de Tebas, de nuevo, el hombre que les paga (o que creen que les paga); no digamos ya de protestar abiertamente tras los partidos en los que siguen siendo perjudicados contra el Barcelona.

Así, así, así gana el Madrid

El último grupo de hermanos silenciosos y quizá el que cuyo silencio más decepción ha dejado en mi ser es el de los árbitros. Durante algunos días posteriores al estallido del caso Barça-Negreira llegué a albergar en mi infinita y necia inocencia la esperanza de que alguno o muchos de ellos hablaran. Que confirmaran lo que para todos es evidente e incluso que se unieran contra el sistema en una protesta que, si bien no repararía el daño causado, al menos dignificaría un poco lo que quedaba de arbitraje. Tampoco habló nadie de dentro, sólo actuó un Estrada Fernández que, pese a ser el único que ha mostrado cierto carácter revolucionario uniéndose a cada denuncia y querella que ha hallado a mano, tampoco ha alzado la voz ni ha contado públicamente cómo percibían los árbitros que funcionaba el sistema. Para descubrirlo, de nuevo tenemos que acudir a entrevistas de hace años, a las que por supuesto se les dio poco recorrido en su momento y menos aún ahora, pese a que hagan encajar las piezas del puzle de maravilla.

De nuevo el miedo al hombre que les paga (y les amenaza e insulta de vez en cuando, como todo buen jefe, pero bueno, mientras no se atreva a besarles, su puesto no corre peligro) y a perder esa posición y salario privilegiados que poseen es más grande que la dignidad de unos colegiados en los que cada jornada que pasa es más complicado creer.

Cuando os pregunten cómo murió el fútbol español, la respuesta es “en silencio”

Lo que ni la prensa, ni Tebas, ni los equipos, ni los colegiados comprenderán nunca es que aquello en lo que verdaderamente creen no va a desaparecer de una manera u otra. Los hombres (o el hombre, en este caso) con poder van y vienen pero el dinero permanece. Los mismos clubes, atados en corto por Tebas con el CVC, tuvieron una oferta bastante más sugerente y apropiada, oferta que decidieron desechar sin escucharla siquiera porque detrás de ella estaba el ogro que llevan vendiéndoles que es el Real Madrid durante largos años. Y es que volviendo de nuevo a Canción de hielo y fuego, “el poder reside en donde los hombres creen que reside”. Y durante demasiado tiempo, en este país se lleva creyendo en lo que no es y concediéndosele un poder irreal a quién no lo tiene y unas características ficticias a quienes no las portan. Lo que entre nosotros viene a ser el relato.

Las palabras vuelan de un lado a otro, pero poco a poco los actos se van imponiendo. Y mientras se demuestra la ruindad de un equipo y la grandeza del otro; mientras el Real Madrid es el único club español que puede realizar fichajes sin hipotecar su futuro y el resto tienen que vender jugadores y activos sólo para seguir respirando; mientras el Real Madrid es el único equipo que sigue mirando al resto del fútbol europeo desde lo alto; el fútbol español ya ha muerto. Y, como siempre digo resignado desde hace un tiempo, cuando os pregunten cómo murió el fútbol español, la respuesta es “en silencio”.

 

Getty Images.

7 comentarios en: La ley del silencio

  1. Los motivos de este silencio tiene varios orígenes, el principal es que los medios de comunicación, incluyo aquí radios y prensa escrita, están copados por aficionados de otros equipos, Atletico de Madrid y FCB principalmente. Digo aficionados porque de periodistas tienen poco. Las opiniones de los madridistas son pocas y están tamizadas por la dirección de dichos medios. El Madrid, en ese sentido, tiene perdida la batalla. El silencio político tiene que ver con la situación actual post electoral y la necesaria participación de los partidos catalanes en las cuentas que llevan a la investidura. El silencio de la federación o La Liga, tiene que ver con la mediocridad de sus dirigentes si no, directamente, con estar en el meollo del caso Negreira, bien por acción u omisión. En definitiva no espero nada de ellos. Mi única esperanza, siempre ha sido así, viene de la ley y de las personas que la aplican. Puede que nos cueste mucho creerlo, pero la ley es ajena a toda esta bazofia que rodea el fútbol y la política en nuestro país actualmente. Desde el principio vengo diciendo que el caso está más claro de lo que nos creemos y las repercusiones serán importantes. El FCB va a ser condenado y a partir de ahí veremos cómo queda todo, aunque seguramente, el castigo no sea todo lo contundente que el club catalán se merece. Ha sido hilarante leer o escuchar las opiniones de muchos periodistas intentando hacernos creer que no ocurrirá nada. Ocurrirá. No sé el FCB será descendido o si le quitarán todos los títulos que ha ganado durante este periodo, pero será condenado, no me cabe la menor duda. En cuanto a la basura del fútbol español, la misma que no hace tanto alababa a Rubiales y ahora le asesina, solo hace falta que la UEFA entre en el asunto o el juez dicte sentencia, para que hagan lo mismo y empiecen a renegar del Barcelona. Lo veremos.

    1. Discrepo de tu visión sobre el silencio de la prensa. El antimadridismo de los medios no es suficiente para explicar su postura en un tema que sería un filón, sobre todo en verano, para su economía.
      Como he dicho en otra entrada, si se consigue averiguar el destino final de los 7,3 millones de Negreira , quizás tengamos la respuesta al desinterés de la prensa por este escándalo.

  2. David, Macduff, aplaudo vuestras opiniones. Los dos decís grandes verdades.
    Solo espero que toda esta bazofia tenga su castigo
    Un abrazo compañeros

  3. Brillante texto. Yo. desde luego, lo pondría íntegramente , a comentar por los alumnos aspirantes , en las pruebas de acceso a la Universidad .

    No podemos explicar , tantísimas décadas , esto viene ya de antes de los ominosos tenerifazos, por una puntual coyuntura tras unas elecciones. Y ,menos aún, a que sean indios y culés los que abundan en los medios de comunicación. Cuidado con confundir causa con efecto.
    No nos perdamos en detalles superfluos, cuando no equivocados.
    La política y el gregarismo cataculé siempre han estado ahí, incluso en la época del añorado -por algunos- caudillo,no sé si "soci d'honor", pero sí y también receptor de 3 medallas de oro y brillantes con que fue agasajado por el barcelonismo.
    No seamos ingenuos o cosas peores. Al Farçalona no le va a pasar apenas nada resaltable para todo el cúmulo de tropelías cometido. Son incomprensiblemente intocables; vale, pero lo son. Que se les sancione con una multita (a saber cuándo como y quien la pagará) y haya un comunicado (posiblemente la misma sentencia) que repruebe moralmente a integrantes del club es posible , aunque de ninguna de las maneras suficiente. Que pringuen tipos a título individual tampoco es descartable. Pero que se haga justicia ,motivos de sobra existen para la disolución del club. despojándoles de los títulos conseguidos de forma fraudulenta, que los desciendan a 1a. RFEF y/o los dejen 3-4 años sin disputar competiciones internacionales, no lo veo de ninguna de las maneras; no tendría sentido toda la protección que las principales instituciones políticas y comunicativas del Estado español siempre han profesado al vil "Trampes FC".
    Y,sobre todo. no os creáis la escenificación que sin duda va a haber para hacernos creer que el fútbol patrio va a regenerarse apartando a un número de personas.
    El cataculerismo ha asesinado el fútbol español.
    Y no va a resucitar.
    El que quiera ejercer de tonto útil , que lo haga.

    1. No puedo estar más de acuerdo con usted, Snowing. Porque efectivamente esto viene desde mucho antes del Negreirato (del que yo dato su inicio desde que comenzó a ser vicepresidente del CTA). Precisamente esa cultura y creencia de superioridad moral y futbolítica se puede vislumbrar en algunos episodios del libro de Jesús y Escohotado (La forja de la gloria) en los que hablan de determinados encontronazos con el club catalán en los años 20, 30 o 40. No me gusta generalizar, porque seguramente habrá habido gente honesta y buenos profesionales en ese club, pero me parece que es un mal cultural de ese club, que lleva desde que nació instaurado en un victimismo que no está precisamente a la altura de esa grandeza que a ellos mismos les gusta atribuirse.
      Un saludo, querido Snowing. Gracias por leerme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Haremos como si no supiéramos que Messi y @3gerardpique usaron a Rubiales para presuntamente desviar fondos UEFA de la pandemia a sus inescrupulosos bolsillos, y comentaremos las portadas del día, para las cuales este asunto no existe.

#portanálisis

10 años de la Décima, puro ADN blanco.

"Aquel gol agitó como pocos el corazón blanco y modificó el destino de un partido clave, costumbre arraigada en Chamartín".

Vía @lagalerna_

👇👇👇

Se cumplen 10 años del no gol más importante de nuestras vidas. Hubiese dado años de vida por que ese cabezazo de Ramos en el 93 hubiese entrado. Qué felices hubiésemos sido.

En @lagalerna_

«Decían de Van Basten que te devolvía la pelota perfumada. @ToniKroos te hace lo mismo y además te regala bombones, y te pasea al perro si tú andas liado».

Es un gusto cuando @Laboreiro viene a echar un rato con nosotros.

👇👇👇

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram