Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La denuncia de Rubiales

La denuncia de Rubiales

VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Abril de 2022. Luis Rubiales, presidente de la RFEF, acude a una comisaría de la Policía Nacional a denunciar que le han robado los datos de su teléfono móvil. Tras unos minutos de espera, le atiende un policía.

—Buenos días, me llamo Gerardo, ¿en qué puedo ayudarle?

—Buenos días. Me llamo Luis Rubiales. Soy el presidente de la Real Federación Española de Fútbol. Vengo a interponer una denuncia por el robo de datos de mi móvil y la posterior publicación de los mismos en los medios de comunicación sin mi consentimiento.

—Entiendo. Permítame su DNI.

—Eeeh, es que lo he perdido. Bajé a Granada con unos amigos, como hago cada pocas semanas, porque soy de Motril, ¿sabe usted? y fuimos al Albaicín y por allí debí de extraviarlo. Yo no tomo alcohol ni fumo. Soy un luchador.

—Imagino que sabe que debe denunciar el extravío de su DNI y pedir una cita para obtener un nuevo documento. Con el resguardo de dicha denuncia puede acudir a la cita para sacarse el nuevo DNI. El precio es de 12 euros.

—Perdón, agente Geri...

—Señor Rubiales, mi nombre es Gerardo.

—Sí, disculpe, es la costumbre. Como le iba diciendo, o sea, que encima que extravío el DNI, tengo que perder mi tiempo, porque no sé si usted lo sabe, pero parte de mis salario es fija y parte variable en función de mi desempeño al frente de la RFEF, no como otros, que cobran tres millones y pico hagan lo que hagan, o sea, que mi tiempo vale mucho dinero. A lo que iba, encima que pierdo la documentación, ¿tengo que pagar una penalización económica?

—Señor Rubiales, no es una penalización económica, es una disminución de ingresos que se aplica en caso de pérdida, robo o deterioro.

—Ya. Y lo de la cita para obtener otro DNI, ¿no podemos coger a quien se encarga de esto y hablar con él? Es que hay una lista de espera muy grande y me haría mucha ilusión tenerlo ya. Lo gestionamos para que tampoco salga en ningún sitio ni nada.

—Ya lo siento, pero no me parece ética su propuesta, señor Rubiales. Si no le importa, vamos al asunto que nos atañe. Dígame su nombre completo, por favor.

—Sí: Luis Manuel Rubiales Béjar.

—Fecha de nacimiento.

—Tengo 44 años.

—¿Podría ser más explícito, por favor?

—44 para 45. Soy un luchador.

—Me parece estupendo, es una cualidad loable, pero si fuera tan amable, necesito la fecha exacta, es decir: día, mes y año de nacimiento.

—Sí, perdón, 23 de agosto de 1977.

—Lugar de nacimiento.

—Soy de Motril.

—Disculpe, en los archivos de la Policía Nacional no consta que usted naciese en Motril y como no tiene su DNI, necesito contrastar una serie de datos con usted.

—Soy de Motril. Cada pocas semanas bajo con mis amigos a Granada. No tomo alcohol ni fumo.

—Por favor, señor Rubiales. Aunque usted se considere de Motril, ¿dónde nació?

—Sí, sí, disculpe, es que esto es muy duro, ¿sabe? Nací en Las Palmas de Gran Canaria.

—Bien. Y respecto al posible autor del robo que usted ha sufrido, ¿sospecha de alguien?

—Tanto yo como ustedes saben quién está detrás de todo esto, pero no lo voy a decir.

—Vamos a ver, caballero, está usted comenzando a hacerme perder la paciencia. ¿Ha venido a comisaría a denunciar un robo y me dice que sabe quién es el autor del delito y no me lo quiere decir?

—Yo llevé los aseos femeninos a Arabia.

—Pero, señor Rubiales, ¡dígame de quién sospecha!

—Sé quién está detrás de todo esto y a quién le beneficia. Es labor de ustedes y de la prensa averiguarlo. Mi abogado me ha aconsejado que no diga nada.

—¡Pero si usted sabe quién robó u ordenó que robaran sus datos, ¿por qué diantres no nos dice su identidad?!

—De pequeño mi hermana me partió las dos piernas.

—¡Señor Rubiales!

—¡Es que tengo miedo de que me metan un saco de cocaína en el coche!

—A ver, señor Rubiales, vamos a calmarnos. Vamos a respirar hondo y seguimos.

—Gracias por comprenderlo, agente Gerardo, es que yo introduje el fútbol femenino en Arabia, ¿sabe usted? Y claro, ahora me encuentro con esto y me sienta mal.

—Entiendo, entiendo. Prosigamos con tranquilidad. ¿Sospecha que alguna persona u organización pueda estar detrás del robo de sus datos?

—¡El médico le dijo a mi padre que no volvería a jugar al fútbol y míreme! ¡Soy un luchador!

—Señor Rubiales, tranquilícese.

—¡Ahora voy sin gorra por la calle!

—¡Señor Rubiales, por favor!

—¡Soy de Motril!

—¡Compañeros, necesito refuerzos!

—¡En Japón cedí mi plaza para que fuese un masajista en mi lugar!

—¡Aaaaaaah!

—¡Tengo miedo de que me metan un saco de cocaína en el coche!

—¡Compañeros, por favor, acudid, necesito refuerzos! Estoy enloqueciendo, el señor Rubiales me supera. Ya no sé si estoy tramitando una denuncia o friendo empanadillas en Móstoles.

—¡Soy de Motril!

—¡Encarna!

*El presente texto es una ficción humorística. En La Galerna estamos en contra de que se quebranten las garantías constitucionales y los derechos fundamentales para obtener información y condenamos el delito del cual ha sido víctima Luis Rubiales.

Getty Images.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

14 comentarios en: La denuncia de Rubiales

  1. Rubi va a hacer bueno a Villar.
    Menudo esperpento, es más chusco que Magdalena Álvarez.
    El "Moggigate", Aventuras de Pocoyó en comparación. Y en baloncesto sucede absolutamente lo mismo.
    Corrupción por doquier, y todos sabemos los beneficiados.

  2. Y para colmo; también ex sindicalista de salón.
    El Real Madrid debe pegar un golpe en la mesa y salir huyendo del estercolero de Liga corrupta que controlan y manipulan a su antojo: Gargamel Robles, el ínclito Tebas, el chusco Rubi y el Varzelona.

  3. Desopilante recreación de la intervención del federativo mayor del reino.

    Se agradece reconvertir el cabreo en humor y así disfrutar y no amargarnos por lo que está cayendo.

  4. Jajajaja. Buenísimo. Me he reído a gusto. Genial. Me ha recordado a los imitadores de famosos, que no tienen ni que esforzarse, les dan el guión hecho.

  5. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
    Genial artículo. Me tragué la rueda de prensa (o lamido de sable por parte de los periodistas que siguen a la federación) de ayer entera y el artículo es un fiel reflejo de la misma.
    Felicidades

  6. Tras décadas de un servidor viviendo en Motril, os lo voy a decir muy claro: Rubiales viene de una estirpe de mafiosos.
    Rubiales padre, fue alcalde (psoe) de Motril, robó a manos llenas, pero eso no es noticia en política, la noticia es que lo pillaron. Lo pillaron, y fue juzgado durante mucho tiempo,
    robó a manos llenas y utilizó su tráfico de influencias, administración desleal, y bla bla bla...Que llegó hasta donde pudo, vaya.
    Ahora, leed las 2 líneas de arriba, y sustituid Rubiales padre (alcalde) por Rubi hijo (presidente RFEF), como veis se han perpetuado los valores de la estirpe de mafiosos, como bien reza la primera frase de este comentario.
    Está bien conocer la historia para entender el tiempo contemporáneo.
    Y me despido parafraseando a Rubi, porque yo, sin haber nacido aquí, también: "Soy de Motril".

    Verdad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El @realmadridfem ha logrado su meta de jugar la Women’s Champions League, pero hay un objetivo con el que @AlcalaZamoraFer cree que pueden soñar.

https://www.lagalerna.com/la-champions-el-exito-del-real-madrid-femenino/

“La primera vez que le enseñamos el diseño de la camiseta, Miguel Ángel Gil Marín torció el gesto".

🪥El Atleti vestirá de dentífrico la próxima temporada, lo cuento en @lagalerna_

https://www.lagalerna.com/el-atleti-jugara-vestido-de-dentifrico/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram