Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Florentino de Arabia

Florentino de Arabia

Escrito por: Nanook The Eskimo13 junio, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El talento o el genio es sólo el 5% final. Usted mismo puede pintar como el 95% de Picasso o tocar la guitarra como Steve Vai en un 95%, sólo es cuestión de echarle horas. Lo que realmente separa a los genios o visionarios de los pobres mortales, talento aparte, es su capacidad de trabajo, su inconformismo y su actitud a la hora de responder a preguntas normalmente descabelladas. Donde usted y yo contestaríamos “no, es imposible”, ellos replican “¿por qué no?”.

Florentino Pérez es un visionario. Él cuestionó la imposibilidad de juntar a Figo, Zidane, Ronaldo, Beckham y compañía en un mismo equipo, igual que encontró una manera de oponerse a los recursos ilimitados de los equipos estado recubiertos de petrodólares y sustentados por satrapías petroleras mediante la contratación de talento joven, de manera que esas futuras estrellas del fútbol se fichen cuando aún no están maduras del todo y adquieran su condición de astros balompédicos mediante su crianza, evolución y desarrollo dentro del Real Madrid.

Florentino, Zidane y Di Stéfano

La actual tesitura futbolística no es sencilla, no sólo con la creciente brecha que están creando los equipos estado referidos entre ellos y el resto de clubes, sino que se añade el escenario de que los jeques ya no se molestan en venir a Europa a comprar equipos, sino que juegan a su carísima versión del PC Fútbol seduciendo a las estrellas del viejo continente con cantidades obscenas de dinero para que vayan a jugar a la Península Arábiga.

¿Qué ocurrirá cuando los emires pongan sus ojos sobre el talento joven? ¿Qué manera habrá de competir contra escuadras con dinero sin límites y sin un marco regulatorio que pueda sentar una mínima base de juego limpio financiero? La respuesta, de tenerla alguien, la poseerá Florentino Pérez

Por ahora, los emires están centrados en llevarse a futbolistas otoñales, pero ¿qué ocurrirá cuando pongan sus ojos sobre ese talento joven? ¿Qué manera habrá de competir contra escuadras con dinero sin límites y sin un marco regulatorio que pueda sentar una mínima base de juego limpio financiero? La respuesta, de tenerla alguien, la poseerá Florentino Pérez. Quizá esa respuesta sea muy corta, pues se trata exactamente de eso, de competir en el sentido más deportivo de la palabra. No descartemos que Arabia se convierta en destino de jugadores de fútbol consagrados, cada vez más jóvenes, y los equipos de allí, aunque sin la solera y la tradición de los europeos, aglutinen las mejores plantillas del mundo. Así, tampoco podemos eliminar la posibilidad de que la liga árabe se convierta en la mejor del mundo, que las televisiones paguen cantidades ingentes por los derechos de retransmisión de los partidos en los que intervienen las más rutilantes estrellas del orbe futbolístico y aquello se convierta en una máquina de facturar.

Si los referidos presupuestos, aunque más indeseables que improbables, se dieran, Florentino Pérez plantearía la posibilidad de ir allí a competir, y, personalmente, lo aplaudiría con todas las ganas. Vista la imposibilidad de la Superliga Europea, visto el nivel de putrefacción del panorama futbolístico español desde el punto de vista institucional, regulatorio, arbitral y deportivo, circunstancia que se refleja también en algunas de sus aficiones, quizá deberíamos prepararnos para ver al Real Madrid competir en Arabia. Siendo el Real Madrid el equipo más importante de la historia del fútbol, parece improbable que hubiera reticencias por parte de los organizadores y partícipes de las competiciones en cuanto a la posibilidad de que el equipo blanco diera lustre a las mismas. Parece descabellado ahora mismo, pero no es descartable a medio o largo plazo. Lo que sí que convendría rechazar de plano es continuar en la liga española, tan desprestigiada y deficitaria como corrupta y nefanda, así que encomendémonos a algún visionario y vámonos a jugar con los grandes, sean quienes sean.

 

Getty Images.

2 comentarios en: Florentino de Arabia

  1. Entiendo que el artículo está escrito en modo "ironía on", pero la verdad, como que es una hipótesis que no me desagrada. Y no por los competidores que tendríamos de entonces en adelante, si no por el hecho de salir pitando de esta liga corrupta

  2. Buenos días,
    prefiero ver al Madrid desaparecer que prostituirse en Arabia. No sé si el artículo lo plantea en serio o es una broma, pero no me extrañaría que en un futuro se hablase de la posibilidad de llevar al Madrid a competir en Arabia Saudí.
    Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

@lagalerna_ Guardiola es como Julio II, que según Erasmo de Rotterdam, cuando murió le daba consejos a Dios sobre cómo administrar el Paraíso; al final lo acabaron expulsando por brasas y dijo que se construiría un Paraíso mejor y más bonito.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram