Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¿Es demasiado tarde?

¿Es demasiado tarde?

Escrito por: Hank26 mayo, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

En estos instantes, no sólo el mundo del fútbol o del deporte, sino el planeta entero se ha unido remando simbólicamente en una sola dirección, volcando todo su apoyo sobre nuestro delantero, Vinicius Jr., tras ver tan sólo el último de los numerosos episodios de racismo que le ha tocado vivir al joven madridista a lo largo de esta temporada. Bueno, ¿el planeta entero? ¡No! Un país del sur de Europa, poblado por una panda de irreductibles incalificables se resiste todavía y como siempre a mostrar un mínimo resquicio de ética o raciocinio.

Para desgracia del fútbol y de nuestra sociedad, en los últimos días estamos asistiendo perplejos a una gigantesca oleada de odio antimadridista como no se recuerda en largo tiempo. O yo no lo recuerdo al menos. Basta con entrar a las redes sociales o escuchar cualquier tertulia deportiva para leer u oír auténticas barbaridades que no hacen sino ensombrecer el corazón de cualquier persona cabal y coherente que, como tal, es incapaz de concebir cómo en un tema como el que nos concierne en la actualidad y que debería ponernos aunque fuera por una vez a todos de acuerdo dejando a un lado los colores y las bufandas, se sigue imponiendo el antimadridismo por delante no ya de la razón, sino de la mismísima moral.

Antimadridistas

Se percibe más rabia y odio contra el Real Madrid por la resolución “favorable” (ya me dirán ustedes qué beneficio saca el club blanco de la retirada de la sanción a Vini a estas alturas de liga) de una jugada en la que el Comité de Competición ha puesto de manifiesto que el VAR prevaricó a la hora de ocultar imágenes que permitieran un correcto discernimiento del árbitro de campo, que tras el descubrimiento de que un equipo ha estado sobornando durante 17 largos años al vicepresidente del CTA para corromper la competición.

Esta incongruencia sólo es posible debido a que el antimadridismo instaurado en los medios de comunicación ha fructificado con éxito en la población tras un dilatado proceso de siembra que ha durado no años ni lustros sino décadas.

Para desgracia del fútbol y de nuestra sociedad, en los últimos días estamos asistiendo perplejos a una gigantesca oleada de odio antimadridista como no se recuerda en largo tiempo

En cualquier otro país del mundo, tras un escándalo racial como este, todos los equipos y medios de comunicación estarían cogidos de la mano contra el racismo (de hecho lo están) sin detenerse a pensar un mero instante en si deben ponerle un “pero” a sus argumentos. En cualquier otro país del mundo, los medios de comunicación se estarían echando las manos a la cabeza tras haber comprobado oficialmente cómo desde el VAR, ya sin Negreira, se ha prevaricado de manera exagerada para perjudicar a un equipo expulsando además al jugador que está siendo víctima desde hace meses de dicho caso de racismo. En cualquier otro país del mundo, el equipo repudiado sería aquel que se ha visto envuelto en innumerables escándalos de los cuáles ya es humanamente imposible llevar la cuenta y entre los que destacan: fichajes fraudulentos, conflictos de intereses con la empresa que posee los derechos televisivos de las competiciones en las que participa, pagos probados tanto al vicepresidente del CTA como a diferentes medios de comunicación, falseo de plusvalías en fichajes y hasta compra ilegal de un órgano, por mencionar sólo algunos de los más célebres.

Enríquez Negreira e hijo

Por fortuna para dicho club, vivimos en España y aquí no importa lo que uno haga sino de lo que se hable y cómo se hable en los medios de comunicación. Y si en algo es élite nuestra prensa es en tergiversar la información para atacar de alguna manera que a nosotros no se nos ocurriría ni en mil vidas al Real Madrid o alguno de sus jugadores. No importa que Vinicius haya salido llorando de un campo de fútbol debido al enésimo abuso racial de una grada porque en los medios alguien dirá que se lo merece por provocador o que es todo una estrategia de marketing de su agente para aprovechar su imagen como icono de la lucha contra el racismo. No importa que sea uno de los jugadores más tarjeteados de la liga (10 amarillas y 1 roja) siendo el jugador de las grandes ligas que más faltas sufre de toda Europa, porque en los medios se hablará de sus protestas y de su afán por tirarse.

Si en algo es élite nuestra prensa es en tergiversar la información para atacar de alguna manera que a nosotros no se nos ocurriría ni en mil vidas al Real Madrid o alguno de sus jugadores

Tampoco es determinante que haya sufrido varias agresiones o entradas de roja sin consecuencia para sus rivales porque en los medios llamarán a dichos agresores a la mañana siguiente para que puedan contarnos con todo tipo de citas y detalles cómo les chuleó Vinicius Jr. Y, por supuesto, tampoco importa que fuera de España Vinicius no haya tenido ningún problema de este tipo y sea un jugador admirado por todos, ya que en los medios patrios se hablará de que Vinicius tiene que calmarse y centrarse en su juego para evitar problemas.

Vini Haaland

Es tan gracioso como irónico, por no decir hipócrita, ver cómo en estos días y en estos medios de comunicación, los encargados de crear y transmitir este tipo de opiniones, para imprimir vehemencia a las mismas, acaban perdiendo nervios y papeles ante la incapacidad de imponer la suya únicamente con la fuerza de sus argumentos. No deja de ser irónico porque los mismos que le piden a un chaval de 22 años que está en un campo de fútbol a 200 pulsaciones por minuto controle sus emociones ante patadas, agresiones, insultos racistas e injusticias arbitrales son incapaces de hacer lo propio estando sentados tranquilamente en una mesa con sus compañeros de trabajo. Pero es lo que tiene que haya llegado a su mesa un tema como el racismo, tema que está dejando en evidencia su incapacidad para manejar algo que les viene grande debido a la imperiosa necesidad del periodismo de imponer el antimadridismo que gran parte de los que tienen voz en este país llevan latente por delante de algo tan sencillo y de sentido común como es condenar los insultos a una persona por el color de su piel.

Desgraciadamente, el mensaje antimadridista ha calado. Ayer, delante del estadio Santiago Bernabéu, en plena campaña contra el racismo, a alguien todavía le quedaba odio para ir a arrancar la cara de Vinicius de un cartel en el que aparecía con Benzema. También ayer, descubrimos ya sin estupor cómo desde Valencia pretenden denunciar a Ancelotti por difamación, desde Sevilla están tratando de hacer campaña para que sus aficionados no asistan al próximo encuentro contra el Real Madrid este mismo sábado y desde varios medios directamente se está difamando contra la afición del Real Madrid por unos cánticos que profirió con ironía la propia afición del Rayo Vallecano.

El antimadridismo instaurado en los medios de comunicación ha fructificado con éxito en la población tras un dilatado proceso de siembra que ha durado no años ni lustros sino décadas

Todo esto mientras se apunta con el dedo el enorme poder que tiene Florentino Pérez porque, al parecer, ha sido nuestro presidente el responsable de toda esta campaña que ha derivado en que se aplique justicia por primera vez en toda la temporada tras la resolución en la que se anulaba la roja a Vinicius y se sancionaba a la grada de Valencia. No seré yo quién le diga nuestro presidente cómo debe obrar, pero sí que me permitiría sugerirle con la mayor humildad posible que la próxima vez quizá sería más acertado no esperar a la trigesimoquinta jornada (con la liga ya perdida matemáticamente), a la décima denuncia por racismo en campo ajeno o a la enésima prevaricación del VAR para hacer uso de ese imaginario e infinito poder que le atribuyen los medios controlados precisamente (y ya es casualidad) por la persona que verdaderamente ejercer poder real tanto sobre la competición española como sobre la opinión pública.

Aunque sería propicio, debo reconocer que no me apetece en absoluto personalizar en ningún medio o periodista en específico, mas no por falta de ganas sino por la vergüenza ajena que me produce el mero hecho de recordar de nuevo lo que hemos visto u oído en estos días. No obstante, tampoco es que importe mucho, pues por sus obras ya les conocen ustedes más que de sobra.

La Galerna, con Vinicius y contra el racismo

En estos momentos, no puedo sino entristecerme ante el panorama nacional que nos está quedando en un país que hace no mucho tenía por costumbre animar a los equipos españoles que quedaran vivos en las competiciones europeas, fueran cuales fueran, y que en la actualidad está descorazonadamente consumido por el más irracional de los odios. Y el principal equipo destinatario de ese odio es uno al que no se le recuerda ningún escándalo similar a los del equipo mencionado anteriormente. Un equipo que, sin lateral izquierdo como estaba en invierno por la lesión de Mendy, prefirió no ejercer su derecho de compra por un canterano propio para no perjudicar la temporada de otro equipo. Un equipo que, cuando compra en España, elige pagar el precio de traspaso en lugar la cláusula para no evitar el pago de impuestos. Un equipo que ha acudido con celeridad y nobleza en ayuda de aquellos equipos necesitados cuando las desgracias llamaron a sus respectivas puertas (Lorca, Deportivo de la Coruña, Real Sociedad…). Aun así, de puertas adentro de este país, el aire que se respira es de puro odio contra el Real Madrid. Y la sensación es que hemos perdido una guerra en la que ni siquiera hemos querido combatir, quizás porque nunca vimos que se estuviera produciendo hasta que ahora nos hemos visto derrotados.

Seguramente ya es demasiado tarde. El relato ha vencido sobre los hechos

Seguramente ya es demasiado tarde. El relato ha vencido sobre los hechos y estamos viendo las consecuencias en un día en el que observamos cómo en el resto del planeta todo el mundo está condenando el racismo mientras que dentro de España lo mejor que podemos hacer es taparnos ojos y oídos para no ver y oír los temas de encuentro en los que se apoyan los instigadores de odio para no hablar de lo que todo el mundo está hablando. No se me ocurre más triste resumen que este para acabar planteándome (nos) si lo mejor no será abandonar esta liga y este país y dejarlos tranquilos de una vez por todas. Crear finalmente esa Superliga o cualquier otra que se le ocurra a nuestro presidente. Mudarnos a la Premier, al Calcio, a la Bundesliga o adonde sea posible. Ser felices por separado, nosotros sin ellos y ellos sin nosotros. Si es que pueden vivir sin nosotros, claro.

 

Getty Images.

8 comentarios en: ¿Es demasiado tarde?

  1. Efectivamente esa es la solución
    MARCHAR DE ESTAS ASQUEROSAS COMPETICIONES ESPAÑOLAS
    Y que esos perros que enseñan sus colmillos a nuestro REAL MADRID busquen otra carnaza para saciar su maldita hambre
    Si no se hace todo seguirá igual
    TODO SEGUIRA IGUAL.
    Marchemonos donde encontraremos cariño y admiración dejando donde solo existe envidia , odio y trampas. Y si no lo hacemos no nos quejamos de lo que vamos a recibir
    HALA MADRID Y NADA MAS HASTA EL FINAL

  2. No nos equivoquemos el foco no está tanto en el racismo como en la Prevaricación
    El Comité de Competición ha dejado bien claro la falsedad y manipulación de las imágenes del VAR. Esa manipulación no es sólo en este ultimo partido es una manipulación constante desde que esa herramienta está a disposición del equipo corrupto falseando el resultado de la Liga y de cuántos torneos en los que intervenga
    El tema del racismo le ha venido bien al equipo corrupto porque durante unos días se ha olvidado como digo al principio el verdadero ese foco que el Club no debe olvidar.
    El Valencia POBRECITOS, tres que han pagado el pato cuando fueron muchísimos. No digo todos pero si muchos más.
    Despues 45.000 euros de multa, es como si a mí me echan una multa por cualquier infracción de 0,50 euros
    NO LO OLVIDEMOS EL FOCO ES EL NEGREIRAZO.
    Haber si esas autoridades que ahora y con este tema salen de su pocilga como defensores del problema racial actúan de igual forma en el tema Negreira.
    LO DUDO. LOS ESTAREMOS ESPERANDO

    1. De hecho, ha tenido que explotar este caso y que el resto del mundo haya puesto sus ojos en la liga española para que, por una vez, se reconozca un error grosero y premeditado de los muchos que llevamos a lo largo de esta temporada. Esta es la lamentable competición en la que vivimos, desgraciadamente. Quiero pensar que esto cambiará algún día. De hecho, puede que este verano veamos algunos cambios. Lo que no tengo claro es que sean para mejor.

  3. No puedo estar más de acuerdo con el artículo.
    Aquí uno hace ya un par de años que se retiró bastante en cuanto a ver encuentros de algo Mas
    parecido, mucho Mas parecido, al wrestling que al futbol. En cuanto al consumo de medios de comunicación convencionales que desinforman sobre deportes, y desde hace hace unas dos décadas, quedo muy al margen de toda esa patulea de "pocavergonyes" correveidiles cómplices de The Tinglao.

    La han cagao , se han pasado la tira de pueblos por ese afán de ir Mas lejos.Sabían que el personal estaba muy enganchao . Ciertas adicciones son muy difíciles de abandonar. Ya podías adulterar el producto, como los negreiros han hecho, que la plebe seguía ahí tomando su dosis. Personalmente , gracias a que me estaba dando cuenta del fraude que representa todo este reality show tan grotesco, me aparté. Por una cuestión de higiene mental y coherencia. Por no querer participar de toda esta porquería. Creo que hay más gente que , por fin, aunque ya es tarde, ha reaccionado. Esto es insostenible.

    Y, ojo, que es algo que no solo afecta al desprestigio de la liga de los roures, tebi y rubí & geri; no. Esto ha repercutido , internacionalmente, para una malísima imagen de España. Fijate tú lo que son las cosas, jugada perfecta para los que todos sabemos , aquellos de la esquinita que tanto "aman" la nación española. Voy más allá, todo este estiércol antimadridista provoca desafección hacia la patria oficial. Igual que el madridista ha desconectado de la roja, por razones obvias, es lógico que no pueda sentirse orgulloso de todo esto. Aquí, y sin ánimo de presumir, tenéis a uno que, visto lo visto -desde hace mucho tiempo-,
    siente al Real Madrid como su auténtica patria. Bueno...y sus zapatos. ¿Orgullo español?

  4. Según el Ministerio de Interior, un delito de odio es “cualquier infracción penal, incluyendo infracciones contra las personas o las propiedades”, en las que la víctima, el local o el objetivo de la infracción se fundamente por su “conexión, simpatía, filiación, apoyo o pertenencia a un grupo”, ya sea real o percibida.
    Este grupo “debe estar basado en una característica común de sus miembros, como su raza real o perceptiva, el origen nacional o étnico, el lenguaje, el color, la religión, el sexo, la edad, la discapacidad intelectual o física, la orientación sexual u otro factor similar”.

    El antimadrilismo puede ser considerado delito de odio, y es el antimadrilismo, sin lugar a dudas la causa de todo este sinsentido.

  5. Magnifico artículo que detalla perfectamente la situación actual del fútbol español, y la madriditis latente que existe en este país, fomentada hace ya varios años desde los distintos medios de comunicación, dando cabida en ellos a personajes cuyo único objetivo es generar odio, controversia y discordia en contra del Real Madrid. Viendo las últimas reacciones de algunas aficiones parece que haya sido el Real Madrid el que haya estado pagando durante décadas al vicepresidente del CTA. Es alucinante. Pienso que las calles estarían ahora mismo ardiendo si hubiese sido el Madrid el que ha pagado al CTA, el que hubiese activado palancas cuya legalidad es bastante cuestionable, el que tuviese un socio propietario del VAR y las realizaciones de los partidos, cuyas imágenes son manipuladas jornadas tras jornada, que ha inyectado dinero en un club y ha avalado con cantidades importantes, etc, etc. Sin irnos muy atrás ¿ os imagináis la que se hubiese liado si el gol que dieron por válido al Atlético de Madrid contra el Español, donde no hay ninguna imagen que asegure que el balón traspasó la línea completamente, hubiese sido a favor de Real Madrid ??. Casi ni se ha hablado de ello en los medios, ni he visto comunicados. En definitiva, como comentáis, es una batalla perdida, y desde luego, si la Súper Liga no fuera posible, el club si debería explorar las opciones de jugar en otra Liga, y que todos esos odiadores se buscasen otra víctima para descargar todo su odio.

  6. Diría que lo que más molesta a muchos del Caso Negreira es que no sea el Real Madrid el beneficiado. Eso han descubierto que han vivido en Matrix todos estos años acusándonos de ser nosotros los favorecidos por los arbitrajes.
    En cuanto a lo de Mestalla, no han reaccionado hasta que se ha internacionalizado, en cuanto el mundo ha visto que algo huele a podrido en La Liga. Roures, Tebas y Rubiales tienen entre manos un producto muy valioso, bonito y que, bien interpretado, promueve valores positivos: esfuerzo, colaboración para conseguir un mismo fin, amistad, etc. Pero los tres (con distinto peso) lo pervierten con sus manejos.
    El uso fraudulento del VAR en este partido es otro ejemplo de tantos que ya han perjudicado al Madrid. Vinicius lleva al menos dos años sufriendo arbitrajes nefastos, permisivos con la violencia de sus adversarios, llevándole a la desesperación e impotencia. Pero es joven y tiene que trabajar la fuerza mental para no caer en las provocaciones.
    Deseo que lo sucedido el domingo tenga algo positivo, que algo se mueva y que los que tienen responsabilidades puedan reconducir esto hacia lo que es: un deporte maravilloso

  7. Presidente, usted ha permitido que la situación llegue a este punto. El momento de actuar es al segundo partido en que se ve que los árbitros consienten el apaleamiento a nuestros jugadores, no cuando ya está todo decidido.

    Tampoco puede ir de “tolili” con todos los clubes que se niegan a vendernos jugadores pero no tienen problema alguno en hacer trapicheos con el FC Negreira.

    Y la guinda ha sido salvar al FC Negreira ayudando a vender sus palancas y sus bonos del estadio. ¿De verdad cree, presidente, que las cosas hubiesen ido igual en sentido contrario?

    Y queda la última que, al parecer, todos vemos menos usted. ¿Cuánto cree que va a tardar Laporta en apuñalarle a usted y a la Superliga en cuanto Ceferin le amenace con una sanción? ¿No aprendió nada con lo de Villar?

    Usted ha sido un extraordinario presidente y el madridismo le estará eternamente agradecido pero ha llegado el momento de hacerse a un lado y dejar que personas con más energía y menos complejos se encarguen del futuro. Su último servicio debe ser buscar a esa persona para evitar que chorizos como Calderón, encantadores de serpientes como el tal Riquelme o cualquier basura prisáica ponga sus zarpas en el club. Le doy una idea, Pablo Isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Se pasó ocho años @antoniohualde despotricando de Bale porque no hablaba español. Ahora le parece que Bellingham en cambio bien... aunque tampoco habla español.

Sin embargo, creo que le entiendo, aunque no comparta su texto.

Estamos ante un escenario -en fútbol y baloncesto- que puede hacer de 2024 el mejor año deportivo de nuestras vidas.
Concentración, humildad y ¡a por ello!
¡VAMOS REAL!

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram