Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El señor de los comunicados

El señor de los comunicados

Escrito por: Athos Dumas27 febrero, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Debe ser muy frustrante publicar dos comunicados —dos— en menos de un mes, tras denunciar un maltrato arbitral contra tu club y para favorecer a otro club, y que el club supuestamente favorecido (aunque no se le mencione expresamente) ni conteste a los comunicados, ni se sienta formalmente aludido.

Se trata quizás del célebre dicho “no hay mayor desprecio que no hacer aprecio” o, más crudamente aún, el más coloquial, “no me molestes, mosquito”, o, sencillamente, “no significas nada para mí“.

Debe ser muy desilusionante, por ser suave. Aunque en el fondo, el comunicado, los dos comunicados, firmados por quien aquí tampoco nombraremos, ambos libelos sabemos bien que van dirigidos, no para el común de los mortales, sino para complacer la frustración de los seguidores de su club. Ni más, ni menos. Es como aquellas intervenciones de los políticos, días antes de unas elecciones, en las que, de forma tribunera, reparten estopa hacia el partido del signo contrario, sin ton ni son, sin argumentos razonables, solo con el fin de satisfacer a sus propios votantes, cuyo voto ya tienen garantizado.

Rojiblanco

No vimos en dicho personaje algún afán por escribir de forma tan compulsiva hace casi dos años, cuando en una decisión sorprendente, en el derbi jugado en el todavía Wanda Metropolitano, el colegiado Hernández Hernández contradijo al VAR y a la sala VOR, y se negó a decretar un penalti en una jugada flagrante por una mano de Felipe tras cabezazo de Casemiro, cortando un balón que se dirigía a la portería colchonera. Esa decisión pudo claramente decantar la liga 2020-21 a favor de los blancos (claro está, de haberse señalado la pena máxima y de haberse marcado el penalti. Indemostrable).

Debe ser muy frustrante publicar dos comunicados en menos de un mes, tras denunciar un maltrato arbitral contra tu club y para favorecer a otro club, y que el club supuestamente favorecido ni conteste ni se sienta formalmente aludido

Pero, en cualquier caso, se trataba de una jugada mucho más decisiva, avisada por el VAR (que fue la única jugada pitada por el árbitro mencionado en la que no siguió los consejos de la sala VOR), que una dudosa tarjeta amarilla a Ceballos en los cuartos de final de la Copa del Rey o que una evidente agresión (sin el balón en juego) de Correa a Rüdiger (independientemente de la estatura del uno o del otro, a ver si va a resultar que las agresiones se miden ahora como las atracciones de feria, las de “si el niño mide 110 centímetros, puede subir a la montaña rusa, si no, se queda con las ganas de montar”). Y es que hay errores que cuestan uno o dos puntos, y errores garrafales que cuestan todo un campeonato.

Tampoco vimos esas ansias de escribir cuando tras una serie de maniobras ilegales que pasaron por los juzgados, finalmente el señor de los comunicados se convirtió en el máximo accionista del club, con más del 50% de su propiedad, arrebatándolo de las manos de sus socios. En aquel entonces no dio muchas explicaciones, quizás ninguna, ni siquiera a sus propios simpatizantes, y el delito por el que se benefició quedó prescrito.

Rojiblanco

Claro que sin lugar a dudas —nótese la ironía— debe ser mucho más grave una tarjeta amarilla que quedarse con la propiedad de un club que no era suyo, sino de sus socios, aunque por entonces estuviese a un paso de la quiebra total.

Tampoco este señor dio muchas explicaciones cuando, tras haber firmado junto con otros 11 clubs la creación de la futura Superliga, se desdijo de su palabra y del acuerdo firmado, y abandonó el barco cuando oyó hablar de posibles duras represiones por parte de la UEFA. Recordemos que dicha traición fue premiada por la propia UEFA, de forma indirecta, ya que, al poco tiempo, fue nombrado como miembro ejecutivo de la ECA (Asociación Europea de Clubs), organización a los pies de Ceferin y cuyo presidente es nada menos que el mismo que el del PSG.

Claro que sin lugar a dudas —nótese la ironía— debe ser mucho más grave una tarjeta amarilla que quedarse con la propiedad de un club que no era suyo, sino de sus socios, aunque por entonces estuviese a un paso de la quiebra total

No está de más decir que dicho redactor especializado en comunicados tras los derbis (tras los derbis que le convienen, no tras el derbi pitado en su casa por Hernández Hernández) es también vicepresidente de La Liga, organismo que, como es bien sabido —de nuevo la ironía—, tiene muchas simpatías por el Real Madrid.

Solo ofende quien puede, no quien quiere. De ahí que al Madrid todas estas excusas y acciones de lavado de imagen le traigan completamente sin cuidado, ya nos conocemos todos. Decir que los árbitros españoles sufren presión del Madrid, cuando desde 2003 se han ganado el mismo número de Copas de Europa (6) que de Ligas y tan solo 2 Copas del Rey, es un despropósito descomunal, propio de alguien muy ciego o muy torpe o muy mal intencionado.

Para terminar, cabe decir que pretender equiparar uno o dos discutibles errores de apreciación de un árbitro con el escándalo gravísimo que hay detrás del caso BarçaGate-Negreira y querer hacer un tótum revolútum con temas absolutamente distintos, demuestra tan solo la bajeza moral de quien escribe esos tristes comunicados, con argumentos dignos de un jardín de infancia, para su consumo exclusivamente casero, el de los aficionados colchoneros.

 

Getty Images.

6 comentarios en: El señor de los comunicados

  1. Se trata de una insignificante persona con menos seso que un mosquito
    Así que lo mejor NO HACERLE NI CASO, que siga sufriendo con su.pitencus

  2. Se trata de una insignificante persona con menos seso que un mosquito
    Así que lo mejor NO HACERLE NI CASO, que siga sufriendo con su.impotencia

  3. Creo que el Madrid hace bien en no mezclarse con esta chusma. Se trata de personajes que tratan de enmascarar la frustración que debe producir estar siempre a la sombra de un club en la misma ciudad. Si lo pensáis bien debe ser muy duro. Miguel Angel Gil, como su difunto padre, representan lo peor de este mundo. Mediocridad. Sobre todo mediocridad… alguien que está ahí porque engañó a los socios para quedarse el club por cuatro duros. Si yo tuviera un padre como el que tuvo Miguel Angel Gil, no tendría ganas de hacer ningún comunicado.

  4. Lo peor no es este pobre diablo, un indigente intelectual, que habrá recurrido a alguno de su entorno que haya conseguido la heroicidad de terminar la EGB, para que le escriba esas cuatro sandeces. Lo peor,como casi siempre , es el tratamiento de la prensa sobre este tema , jaleandolo y evitando cualquier crítica a este desacuerdo. Tampoco le han recordado los casos en que el Atlético fue claramente favorecido ( Penalti Felipe , Patada a Ramos, etc.).
    No se si es que están atemorizados por la posible reacción de ese grupo , tan próximo a Gil y Cerezo,o es que son simplemente escoria.

  5. Esta claro: como convertir el caso Barça en caso Real Madrid en dos fases. Primero lo convertimos en caso Negreira y luego ya caso Real Madrid. Con el impulso de los cuatro medios deportivos de referencia y clubes como el Atleti.
    Nosotros a lo nuestro: ganar la Champions y todo título que se ponga a tiro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

@lagalerna_ Guardiola es como Julio II, que según Erasmo de Rotterdam, cuando murió le daba consejos a Dios sobre cómo administrar el Paraíso; al final lo acabaron expulsando por brasas y dijo que se construiría un Paraíso mejor y más bonito.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram