Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El fútbol nunca será igual

El fútbol nunca será igual

Escrito por: Carlos Agrasar22 enero, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

 

A menudo leo o escucho opiniones y deseos de aficionados, expertos y buenos amigos que ‘imploran’ una vuelta a la normalidad del fútbol. Me refiero a la normalidad que vivía la industria antes de la pandemia, dando por hecho que aquella normalidad era buena… simplemente, porque nadábamos en la creciente abundancia económica de LaLiga y en el optimismo irredento de su factótum, Javier Tebas. No seré yo quien diga que una Liga rica es peor que una más empobrecida; ni tampoco que sus políticas y estrategias han sido malas para nuestro sector del balompié. Pero esas personas que tienen en sus mentes una inminente vuelta del fútbol boyante quizá deberían empezar a desconfiar de su mundo onírico, porque la realidad que nos acecha parece bien distinta…

tras las crisis de los sectores financiero e inmobiliario, el prestigioso abogado Antonio Garrigues Walker  preconizó que la próxima burbuja que iba a estallar en nuestro país sería la del fútbol

Hace ya unos cuantos años, tras las crisis de los sectores financiero (global) e inmobiliario (en España), el prestigioso abogado Antonio Garrigues Walker —a mi modo de ver un auténtico líder de opinión por su inmenso conocimiento, alto nivel intelectual y gran capacidad de análisis— preconizó que la próxima burbuja que iba a estallar en nuestro país sería la del fútbol. Le ofrezco al lector un fragmento de una de las tribunas  para que vea por sí mismo cómo Garrigues fundamentaba, allá por 2014, el porqué de su tan inquietante vaticinio: “Sin duda, hay una mayor intensidad aquí [en España] por una razón muy simple: además de la burbuja financiera teníamos la burbuja inmobiliaria más importante de toda Europa. Eso es lo que estamos pagando ahora. Todo lo excesivo acaba explotando. La siguiente en estallar será la burbuja del fútbol. Hay cantidades que se pagan en salarios que son desorbitadas, igual que las deudas de los clubes. Y será bueno que acabe algún día esa espiral. Pero no le doy mucha importancia, y no me daría pena que explotara. Más allá de esa situación creo que estamos mejorando, aunque vivimos una situación paradójica...”.

Balón nuevo fútbol

He traído a colación este enfoque porque la pandemia está provocando tal catarsis en nuestro fútbol que —así lo espero—hará meditar a muchas personas decisorias de la industria, les devolverá el sentido común y, de ese modo, podrá evitar que la burbuja del balón se pinche y salte por los aires. Estos días, estoy leyendo teorías y anticipos en esa línea y me siento algo más tranquilo y reconfortado. Entre otras, las de Álvaro Marco, socio del área Legal del despacho BDO y experto en la materia. Álvaro es especialista en M&A con experiencia en operaciones de compraventa de sociedades de todo tipo de sectores, incluidos clubes de fútbol, sector en el que es experto.

En una pieza publicada en Palco 23, el abogado pinta “Un sector con salarios a la baja, con estadios que se conviertan en money makers y con una creciente digitalización”. Esta temporada ha sido de menos fichajes y salarios más ajustados, nos recuerda: “Vamos a entrar en una serie de años de contención en los salarios de los jugadores”; y advierte que “En el marco de un recorte generalizado de gastos, “los jugadores están más concienciados ante un ajuste de salarios o las prórrogas para abonarlos en el futuro”, como ha sucedido en el caso del FC Barcelona. En su opinión, “Veníamos de una época de bonanza, donde se habían multiplicado los derechos de televisión y los ingresos de los clubes, con equipos cerca de los mil millones de euros de ingresos, como FC Barcelona o Real Madrid, lo que permitía a priori elevar los sueldos”. Pero la situación está cambiando…

A partir de ahora, tan importante como ganar una competición a costa de hacer dispendios o caer en endeudamientos excesivos) será afrontar su sostenibilidad

¿Y qué tienen que ver todas estas reflexiones con que, en el fútbol, algunas cosas ya nunca volverán a ser como eran? ¿Acaso el fútbol no seguirá siendo el mismo juego de antes? Sí, por supuesto que seguirá siendo un juego, de 11 contra 11, con una pelotita que debe entrar en la portería contraria. Pero se trata de un juego condicionado por los nuevos enfoques de clubes, instituciones y aficionados que hasta hoy lo financian o subvencionan.

De momento, parece claro que para los clubes están cambiando prioridades y conceptos. A partir de ahora, tan importante como ganar una competición a costa de hacer dispendios o caer en endeudamientos excesivos) será afrontar su sostenibilidad. Para ello, se están convirtiendo en auténticas multinacionales del ocio y del entretenimiento, con actividades más allá del mero fútbol. Y en esa estrategia, veremos cómo lo prioritario para ellos será encontrar nuevas vías de ingresos al margen de su core business (explotación del fútbol).

Nuevo Santiago Bernabéu

En ese proceso de transformación estamos viendo cómo los estadios ganan un protagonismo inusitado y van convirtiéndose poco a poco en auténticas palancas de crecimiento de sus clubes titulares. “Los estadios no pueden abrirse cada quince días para un evento de 90 minutos. La gente no va allí porque no hay nada”, nos recuerda también Álvaro Marco. El abogado pone el dedo en la llaga cuando nos recuerda que “fiarlo todo a los éxitos deportivos puede tener consecuencias nefastas para las cuentas de resultados de los clubes” [y para su misma supervivencia, digo]. Y, por ello, cuando aún resulta complicado aventurar nuevas oportunidades de negocio, los clubes se ven obligados a prepararse bien para ‘pasar al ataque’ desde el minuto uno del final de la pandemia… No habrá tiempo que perder.

fiarlo todo a los éxitos deportivos puede tener consecuencias nefastas para las cuentas de resultados de los clubes. Y, por ello, cuando aún resulta complicado aventurar nuevas oportunidades de negocio, los clubes se ven obligados a prepararse bien para ‘pasar al ataque’ desde el minuto uno del final de la pandemia

En ese sentido, sabemos que el Real Madrid es un club adelantado, pues va haciendo muchas cosas desde hace ya unos cuantos años. Sin embargo, y a pesar de ser el club deportivo más laureado del mundo, no ha sido el más pionero y dista bastante de ser hoy un auténtico líder. En Europa, los clubes están siguiendo el camino que marcan las grandes empresas norteamericanas de la industria deportiva, como nos recuerda el abogado. Desde emitir criptomonedas propias hasta explotar al máximo los naming rights (en España no terminan de funcionar y no sé muy bien por qué), mejorar las relaciones con sus fans y hacerlas mucho más interactivas (y productivas) o suscribir acuerdos estratégicos con tiendas on line globales para multiplicar exponencialmente la propia mercadotecnia de sus derechos intelectuales y/o productos licenciados allá donde el club no sea capar de llegar directamente.

Me propongo escribir en esta sección sobre cómo imagino que será en el futuro una visita al nuevo Estadio Santiago Bernabéu, dando por sentado que se tratará de una experiencia emocional bien intensa. Y mi idea es ir realizando también un catálogo de posibles vías de nuevos ingresos, que iremos comentando aquí con los galernautas de forma recurrente. Todas las ideas y sugerencias serán bien recibidas… y, quizá un día, el Club incluso nos las agradezca.

 

Fotografías Getty Images.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

18 comentarios en: El fútbol nunca será igual

  1. La tesis, el fútbol va a explotar por una burbuja. El Real Madrid lleva años controlando los salarios a la hora de hacer contrataciones y renovaciones, y controlando el gasto. El Pateti y el Farsa cerca de la quierbra. La conclusión: el Madrid no está bien preparado.
    Vaya día de artículos que lleva hoy La Galerna.
    Aunque como contemplar la posibilidad de cesar a Zidane en enero, nada. Maaaaaaaadre.

  2. Bueno, el artículo lanza muchas ideas pero no excesivamente fundamentadas. La caída de ingresos actual se debe al covid y a su impacto en las cuentas de resultados. Sin el Covid no creo que ninguna burbuja hubiese estallado. Así mismo la posible creación de una súper liga ya da una idea de hacia dónde va el futuro, es decir hay un mundo de posibilidades a la hora de incrementar los ingresos por ese lado. Es decir si el Madrid en vez de 28 partidos contra equipos como el Éibar o el Villarreal juega 18 contra equipos como el MUFC o la Juventus los ingresos se van a incrementar. Por que va a saltar por los aires el fútbol y no la NBA o la NFL con salarios mucho mayores?. Por otra parte cuantos equipos pagan salarios estratosféricos en Europa?. 10, 20 equipos?, el resto no, desde luego. No digo que la época de excesos haya terminado, pero la demanda de fútbol sigue altísima, hay muchos mercados como África o Asía que pagarían por ver una superliga y no la liga. Así que hay margen de mejora. Lo del estadio, pongo un ejemplo: todo lo que dice el artículo ya lo escuche cuando se inauguró el Amsterdam Arena y al final no ha sido para tanto. Un estadio es un estadio, se pueden mejorar los ingresos pero nunca convertirá en duros lo que son pesetas. De momento lo que se ha mostrado innegable es que los éxitos deportivos y fichar a grandes jugadores es lo que multiplica el calor de tu marca.

    1. Estando de acuerdo con usted, mi experiencia al visitar Amsterdam es que el estadio del Ajax está en mitad de un páramo situado en medio de la nada, y semejante acceso, evidentemente, imposibilita dicha instalación para algo que no sea un partido semanal (y gracias). El Bernabeu, al estar situado en pleno centro de la ciudad y tener acceso tanto por transporte público ininterrumpido, como a pie, ofrece unas oportunidades que el resto de grandes estadios europeos no pueden ni soñar

  3. Interesante artículo. Ayer mismo asistí a un evento virtual de la Escuela de Organización Industrial en la que participó Antonio Garrigues Walker, una referencia en lo económico y en lo social, también para mí. No era de fútbol, pero coincido en lo dicho en su artículo mencionado sobre la burbuja del fútbol. En esa línea, creo que el Real Madrid sí lleva años preparándose para los tiempos duros que están por venir, no es algo exclusivo de la pandemia, sino de querer competir al máximo nivel con clubes-estado de gasto descontrolado. Se han hecho muchas cosas bien, de esas como "escala salarial" de la que se reían algunos periodistas. O aprovechar ese inmenso activo que puede ser un estadio en pleno centro de la ciudad. El Museo lleva años siendo una fuente de ingresos adicional, la explotación de los palcos (mucha pasta y poco fútbol se ve ahí), pero no tengo claras las expectativas de ingresos de las que se hablan. He estado en algún partido de la NBA y en el béisbol y esa explotación masiva de los estadios encaja mucho con la filosofía consumista norteamericana, donde la mayor parte de los espectadores está a otras cosas y no al juego. No veo que eso vaya a ocurrir en el fútbol, salvo que el estadio se pueble cada vez más, como ya ocurre, de turistas chinos, rusos o árabes. Solo se me ocurre ese incremento de ingresos si algún día acaba esta m... de pandemia y vuelven los macroeventos musicales o deportivos, para los cuales no hay un sitio mejor que el Bernabéu.

    Tendremos que pasar por el cambio de nombre, aunque no me guste, como ya lo han hecho con el Allianz Arena, el Ettihad Stadium o tantos otros. El Barça lo hará cualquier día de estos, ya estuvo cerca de firmar con Grifols. Echo en falta aprovechar el enorme potencial de los millones de seguidores del club por todo el mundo, no sé de qué manera se podría gestionar, pero no parece que haya una "cercanía" o un cuidado especial por el aficionado.

    Ahora bien, en el mundo del fútbol hay un factor a tener en cuenta, un intangible, si se me permite, que escapa a cualquier análisis económico racional: el componente social o político del fútbol. El Barça o el Atleti van a contar siempre con el apoyo institucional antes de quebrar, como ya lo han hecho en el pasado. Recuerden qué pasó cuando bajaron al Sevilla y al Celta por el lío de los avales: una ciudad en armas, un escándalo monumental y lo deportivo primó sobre lo económico, como en tantas recalificaciones o permutas de terrenos (Valencia, Sevilla, Murcia, Espanyol, Real Madrid...), o apoyos de ayuntamientos. El Madrid no está contando con eso, algo en lo que creo que sí confía mucho nuestro principal rival, el Barça. El acercamiento del próximo presidente del club a la Generalitat será crucial en su futuro más inmediato, de eso estoy seguro. Ojalá nuestro club no tenga que pervertirse nunca de ese modo.

  4. Es evidente que el club ya está dando pasos, transformando el Bernabeu en un estadio que además de partidos de fútbol pueda albergar otros eventos y supongo que le darán otra vuelta de tuerca al museo y abrirán un hotel, quizás abran otra tienda de productos del club, etc. Yo creo que aún así, se puede explorar otras formas de llegar a los aficionados con el canal de televisión, otro canal de Twitch, colaboraciones con Youtubers, etc. Enfocar la interacción con los adolescentes, que al final van a ser los que sigan al Madrid en las próximas décadas y los que más utilizan las redes sociales,los que van a arrastrar a próximas generaciones. Sobretodo que el club trabaje para que se asocie al Real Madrid como un club moderno y que está por encima de ideologías y etiquetas.

    1. Pedazo de comentario que ha dado en la clave. Hay que adaptarse a los tiempos y la comunicación y (si se me permite la licencia) la propaganda a través d de las redes sociales es un elemento fundamental que el club tiene que mirar muy mucho.

      1. Es una forma moderna y actual de contrarrestar la idea (por desgracia ya establecida, gracias a la acción de desgaste de los medios bienpensantes y de estómago agradecido) de que el Madrid es un club casposo, carca y retrógrado. Hay que hacer llegar a los jóvenes, CON SUS HERRAMIENTAS Y CÓDIGOS DE COMUNICACIÓN, que sin ser el equipo del pueblo, el formado solo por los de la tierra (vaya con el aldeanismo) o la representación del poble oprimit, somos el club más laureado, más reputado y con más seguidores en todo el mundo.

        1. Totalmente de acuerdo. No nos podemos ya anclar en el señorío, y en mirar por encima del hombro, y la autocomplacencia de somos el mejor equipo del mundo. Eso es el pasado, y rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. Hay que plantear la batalla, en todos los frentes (económico, deportivo, mediático y social) Dejarse ya de memeces aristocráticas como la de no defenderse ante los abusos del Tinglao (Mourinho fue el único que lo vio correctamente)

          Al final, el Real MAdrid es como el PP, el payaso de las bofetadas de la ideología dominante. Hay que romper el círculo. Empezando por una política de comunicación, no digo buena o mala, pero al menos EXISTENTE. Y no estar a remolque del relato oficial. Solo en ese caso, todas las demás medidas modernizadoras tendrán éxito.

          Y algún día llegará el momento de preguntarse: ¿DE verdad es tan sagrado que el club pertenezca a sus socios? Ni mucho menos quiero chinos estilo Valencia CF en el accionariado, pero se podría hacer una transición hacia algo/alguien de confianza. Relación a larguísimo plazo con alguna empresa mundial de confianza (nada que ver con los pringaos de PRISA y similar) De otro modo, los clubes-estado (incluyendo al Far$a, a quien la Generalitat le condonará toda su deuda), nos comerán. Negarnos a esa fuente de ingresos es una postura análagoa a la de los bilbainos jugando con sus jugadores "del país": Con su política tan digna, tan admirable y tan anacrónica, han conseguido que ganar un título cada 30 años sea motivo de fiesta

          Abrazos madridistas

    2. El club debería fichar a un par de jóvenes 'influencer', chico y chica, de esos que tienen miles de seguidores (tengo una sobrina que lo es, me conozco el percal), podría ser un avance para mejorar la imagen del club, tan dañada por los medios. Y redes sociales a tope.

  5. Salvo por el uso de los malditos acrónimos, estoy muy en la línea del artículo.

    La crisis ha dejado al descubierto lo que ya desde hace un par de años o tres, es una tendencia. Desde la locura del psg con neymar, parece que los grandes clubes de europa comienzan a regular en el gasto descontrolado en salarios y pago de cláusulas.

    No sólo es el RM, el Bayer es aún más cicatero en el gasto. En Italia sólo la ventaja fiscal que supone tributar un mínimo de los salarios, ha favorecido que grandes figuras abandonasen la liga o la bundesliga. Y la premier, apesar de su poderío, salvo el chelsea que llevaba dos años sin firmar a nadie por sanción, parece comedida en el gasto.

    A diferencia de lo que tanto Antonio Garrigues, como carlos en su artículo apuntan, la burbuja del fútbol ha estallado. Yo, personalmente, creo que ha estallado la burbuja del fútbol actual. Y ese es el motivo por el cual, los que tienen una visión global y a largo plazo están desde hace un lustro, o una década, trabajando para una liga europea al modelo de los grandes negocios americanos como la nba, que mencionaba amiguete barney.

    Ahora, yo no veo por qué la liga de fútbol europea no pueda generar un nivel de ingresos igual o superior a la nba, la nfl, o la mlb. De hecho, tengo la sensación de que este producto es capaz de atraer aficionados de los 5 continentes con más fuerza que cualquier otro deporte americano.

    En lo que respecta a los estadios, no puedo estar más de acuerdo. Son los reyes midas de este siglo para el futbol. El potencial para generar ingresos 24/7 no tiene parangón. El hecho de que ahora no se nos ocurra cómo se generarán estos ingresos, no quiere decir que no haya gente ya, desarrollando negocios asociados a los nuevos centros comerciales del fútbol.

    Estoy seguro que nadie se imaginaba el día de la inauguración del museo del RM, que este sería el tercer museo más visitado de Madrid, con unos ingresos de 17M€. Siendo el más rentable de la ciudad.

    Además, lejos de ver como un contratiempo que el RM no sea el primero de los pioneros que alcanzó el pacífico, el hecho de estar preparando su futuro en medio de esta tremenda crisis que estamos atravesando, creo que hasta la diosa fortuna nos volvió a sonreír. Y me explico, el RM cambió de política deportiva como consecuencia de la acometida de los clubs estado, además de establecer un límite salarial que a todas luces parece que nos ha permitido ahorrar lo justo para tener cierta capacidad de inversión cuando más escaso es el dinero.

    El club, acomete la mayor inversión desde que Don Santiago Bernabéu pidió dinero a los socios para construir el estadio que lleva su nombre, y lo que inicialmente era una obra con una duración de tres años y numerosas molestias para los aficionados, resulta que el cierre de los estadios por el COVID nos va a permitir acortar un año este plazo. Y en consecuencia comenzar su amortización antes de lo programado, y justo un año antes del despegue de la liga Europea.

    Ya se que un balance de pérdidas y ganancias (he estado tentado de usar el acrónimo P&L, pero me he contenido), como decía el b0b0 de valdano, no llena el campo de fútbol. Pero quizá en esta ocasión si sea así.

    Por cierto, hoy el the times publicaba un artículo de martyn ziegler a propósito de la liga europea. Parece ser que es también el Man. united., está liderando el proyecto. Pobre Tebas, después de desgañitarse por todas las radios de España. Parece ser que además del tito Florentino, hay otros clubs detrás de este proyecto sin futuro...

  6. Me ha encantado el artículo y espero que que mucha gente lo lea (en especial los altos dirigentes de este maravilloso deporte), para que tomen las medidas pertinentes y podamos seguir disfrutando de él.

  7. Que lo de la liga europea va muy en serio es más que evidente, no hay más que ver la reacción no solo del bob^ de Tebas , sino también de la propia FIFA. Por cierto, la amenaza con no permitir a los jugadores de esos clubes jugar el mundial es patética. Que valor comercial tendría un mundial sin los 150 o 200 mejores jugadores y de donde sacarían entonces los fondos para pagar los desmesurados salarios de toda esa cohorte de directivos y burócratas. Acaso no se han enterado de lo que ha pasado en otros deportes, por ejemplo el Baloncesto y la NBA, y de como han tenido que pasar por el aro y tragar con todas sus exigencias.
    Siguen anclados en el siglo XX y cuando miren el calendario seguramente ya será tarde.

  8. Muy acertado el artículo, desde luego la creación de una nueva Liga Europea auspiciada por los Clubs va en la línea de futbol comercial franquiciado. Los equipos ya no son de una ciudad o país son multinacionales del entretenimiento. Para ello ponen Ciudades Deportivas, entrenadores y especialistas.
    Creo que vamos a pasar unos cuantos años muy contenidos en gastos, comprando joven y barato, y vendiendo. Mucha rotación, y muy complicado que el jugador de Club se desarrolle, no se si será bueno o malo, pero será diferente.
    Creo que el seguidor también evolucionará, y el concepto fidelidad a unos colores cambiara.

  9. Pues fíjate, creo que los tiros sobre la famosa superliga, no solo va sobre el incremento de ingresos (que también ayuda), pero por encima está el control de los equipos (empresa) sobre sus jugadores (activos), y que como hasta ahora, no puedan mangonear, otras organizaciones (UEFA, FIFA, LFP O RFEF). Como en la NBA es la propia competición (Clubs) las que ponen las reglas y protegen sus intereses. Y dado como está el percal con el RM y las instituciones, sería algo muy necesario. Que se vayan a robar a un camino.

  10. Exacto,la idea es que los clubes controlen las competiciones y así poder aumentar sus ingresos.Ya basta de que toda esa panda de chorizos mafiosos de Fifa,Uefa,Roures y Tebas,parasiten a los que generan el negocio y el espectáculo.Y también basta de que algunos clubes gocen de subvenciones políticas por ser “ejércitos desarmados “de supuestas naciones inventadas y,encima,tener que soportar su asquerosa propaganda propiciada por políticas sumisas a un apaciguamiento que llevamos años sufriendo y que ,claramente,no funcionan.

  11. Todo pasa por la superliga, y no solamente por lo de los atracos arbitrales y la competición adulterada. Es donde está el money. Es ponerle puertas al campo. Otro estúpido proteccionismo que acabará saltando por los aires. Ha pasado ya con la liga de baloncesto, y acabará pasando con el fútbol de forma inevitable.

    Y los "románticos", pues se quedarán atrás, como los del Ajax, encantados de ganar 5-0 al Vitesse Arnhem todos los años. Nos ganan una vez cada 25 años y hacen fiesta.

    Nos gusta? No es cuestión de gustarme o no, sino de lo que es el futuro y lo que es anticuado. Pero vamos, los "románticos" seguid disfrutando de esos empates contra Osasuna con riesgo físico y robo arbitral.

    Abrazos madridistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram