Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Las cinco finales de Marcelo

Las cinco finales de Marcelo

Escrito por: Athos Dumas18 junio, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Semana de emociones y, por qué no decirlo, de lágrimas. Se nos fue el capitán, el hombre de los 25 títulos. A mí me pilló su despedida en el coche, de viaje entre Marbella y Madrid. A la altura de Valdepeñas, tuve que buscar un área de servicio para parar mi vehículo, ya que acababa de escuchar las palabras de agradecimiento y de despedida de Marcelo y mis ojos se empañaron de lágrimas.

Aunque no era un adiós definitivo, era un hasta luego que llegaba al alma. La despedida - esperemos que momentánea - de quien llegó en invierno de 2006 con 18 años y que se marcha con 34 años y un palmarés único en nuestro club.

Se ha escrito y se seguirá escribiendo mucho sobre Marcelo Vieira, pero en este texto me quiero centrar en el papel que jugó en las 5 finales jugadas y ganadas de Liga de Campeones. En todas y en cada una de ellas, su papel fue absolutamente decisivo.

Marcelo La Décima

Remontémonos al 24 de mayo de 2014, en el Estadio de la Luz, en Lisboa. Marcelo no sale en el XI titular. Ancelotti, tras las semifinales ante el Bayern de Guardiola, sigue confiando en Fabio Coentrão, autor de dos magníficos partidos. Coentrão es de nuevo de la partida ante el Atlético de Madrid, quizás para estar atento a las subidas de Juanfran y de las incursiones de Diego Costa. La lesión de este último trastoca a Simeone, que pone a Adrián a jugar por el costado derecho. Pero el Atleti apenas creó peligro en ataque, con excepción de los centros laterales en balones parados. Tras el gol de Godín, los colchoneros se repliegan y ya prácticamente no van a crear peligro en el resto del partido.
En el descanso había preocupación en las filas blancas, al centro de campo le faltaban pulmones y talento, y Ancelotti quiere no ya la seguridad defensiva de Coentrão, sino la profundidad en ataque que puede aportar Marcelo. Eran tiempos de tres cambios totales, y Carletto decide ir a por todas y hacer dos de golpe: Khedira y Coentrão dejan sus puestos a Isco y Marcelo. La historia ya es bien conocida: los 75 minutos de Marcelo sirven para, junto al fideo Di María, destrozar al lateral rojiblanco, que acabó acalambrado, y sus centros e incursiones acabaron por vencer al muro rival. Para la guinda, el 3-1 que marcó, con sus adversarios en franca retirada (y moviéndose a cámara lenta ante la impulsividad merengue), y fusilando desde 25 metros a un Courtois que ya abogaba por la rendición de sus tropas. Su explosión de lágrimas y su celebración quedó para siempre en la memoria de cualquier madridista de bien.

Marcelo La Undécima

Dos años más tarde, en Milán, Marcelo ya era de nuevo dueño y señor de la banda izquierda del Real Madrid. Un partido muy físico, en el que le tocó bailar con novias en plena forma: de nuevo Juanfran, pero también se dejaban caer por su banda Yannick Carrasco y hasta Antoine Griezmann. Kroos e Isco bregaron aquella calurosa tarde milanesa para achicar agua, colaborando con el brasileño. Y el Madrid, mermado físicamente en todas sus líneas (Carvajal, Kroos, Bale, Benzema, Cristiano), resistió hasta el minuto 90 y luego en la prórroga fue francamente superior. Marcelo fue guardián y puñal, y todo recordamos su lanzamiento de penalti, el segundo por más señas, también a la izquierda - como todos - de Oblak y un estallido de alegría y de esparcimiento de adrenalina parecido al de Lisboa.

Marcelo Cardiff

Ya en Cardiff, 3 de junio de 2017, Marcelo llevaba siendo con diferencia el mejor lateral izquierdo del mundo, escogido varias veces por UEFA y por FIFA en los onces ideales mundiales. En aquel partido, tras su doble exhibición ante el Bayern y, sobre todo, en semifinales ante el Atlético, considerado por muchos como el mejor partido disputado en lo que llevamos de siglo XXI, Marcelo fue pieza fundamental de la sinfonía perfecta de los de Zidane. Vestido de morado, para su compañero de selección Dani Alves debió ser aquel encuentro una de las pesadillas de su vida. No contento con ello, y dominando su ala apoyado por los malabares de Benzema, aún tuvo tiempo para hacer unas fintas circenses prácticamente sobre la línea de fondo, allá por el minuto 89, y ponerle en bandeja una ración de caviar a Marco Asensio, que fusiló por cuarta vez al meta Buffon (que en los 12 partidos anteriores de Champions tan solo había recibido 3 goles).

Marcelo Kiev Bale

En Kiev, para la tercera Champions consecutiva de la era Zidane, Marcelo también tenía que marcar a fuego con su sello personal. Tras unos primeros minutos brillantes de Salah, en los que tanto Marcelo como millones de madridistas los pasamos entre nervios, la aportación del carioca fue creciendo según transcurrían los minutos. Su segunda parte, como la de todo el equipo, fue soberbia. Y Marcelo, una vez más, protagonizó la asistencia del año para el gol del siglo, con un sutil pase con su pierna derecha para que Gareth Bale saliera en la instantánea de mayor belleza plástica de una final, quizás superando a la célebre volea de Zidane en Glasgow 2002.

Marcelo Cinco Champions

¿Y qué pasó en su quinta Copa de Europa conquistada? En este caso, no nos remitiremos a sus hazañas dentro del terreno de juego, sino a lo que el propio Marcelo contó en su discurso de despedida. “La final que más he disfrutado porque pude ayudar a mis compañeros desde el banquillo.” Apoyándolos, sin parar de animar, dando consejos sobre todo a los jóvenes (Vinícius, Rodrygo, Valverde, Militão, Camavinga). Siendo realmente como un coach, como un mentor, como un profesor, como un padre. Labor sorda e impagable, y que a él particularmente le colmó intensamente.

No olvidemos en su aportación de este año los últimos minutos angustiosos en casa ante el Chelsea, con 2-3 en el marcador y aún en el borde del abismo, cuando Ancelotti tuvo que improvisar ante una delantera de altos vuelos con Pulisic, Havertz, Rüdiger y compañía un cuarteto integrado por Lucas Vázquez, Carvajal, Alaba y Marcelo, que resistieron heroicamente y lograron el pase a semifinales. Quizás la última aportación sobre la cancha de Marcelo, pero no la última, ya que tanto en el Stade de France, como en los últimos lances ante el City, la arrolladora presencia de Marcelo junto a otros veteranos apoyando en la banda a Ancelotti fue una última misión digna del mismísimo Capitán Nathan Brittles (enorme John Wayne), justo antes de empezar su retirada del ejército en la magnífica La legión invencible de John Ford. Los subordinados de Wayne le obsequiaron entonces con un reloj de despedida; el Real Madrid le obsequió con una plaza privilegiada y eterna en la gloria del imaginario madridista.

 

Getty Images

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

3 comentarios en: Las cinco finales de Marcelo

  1. Se nos marcha Marcelo, un jugador irrepetible, especial, de los que hace que pagues una entrada para verlo. Fenomenal homenaje-recuerdo de Athos. Aparte de los momentos destacados, yo voy a mencionar la importancia de Marcelo en la Champions de 2018, en la que no solo da el pase a Bale en la final, sino que marcó goles clave en las eliminatorias anteriores: al PSG en el Bernabéu, y a la Juve y al Bayern en Turín y Múnich. Para no ser su especialidad ni su misión en el campo, fueron goles decisivos.
    Y en cuanto a su mejor partido, quizás me engañe la memoria, pero tengo la semifinal contra el Bayern en 2017, cuando selló su banda como pocas veces y luego culminó una jugada de área a área para dejar el balón muerto y claro a Cristiano para el 4-2 final. Impresionante, buscad el vídeo los jóvenes que queráis aprender el oficio de lateral.

    1. Me has ganado por la mano, estaba iniciando un comentario en ese sentido. La trayectoria de Marcelo en esa CL fue asombrosa y creo que fue su temporada mejor, cuando alcanzó la madurez como futbolista de élite.
      Por cierto aquella Champions , aunque sin el morbo de las remontadas, fue tremenda. Semis el Bayern, Cuartos la Juventus, Octavos el PSG y en fase de grupos en Borussia y el Tottenham. Y luego hablan de suerte, bolas calientes etc .

  2. La impronta que ha dejado Marcelo en el madridismo es única. No tengo ninguna duda que los madridistas en general, siempre puede haber alguna excepción rara y desagradecida, lo llevan en su corazón tan blanco .
    La despedida fue bastante emotiva y, aunque organizada, mostró muy mucho como es el bueno de Marcelo. Su naturaleza .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

👉🏻𝗘𝗹 𝗥𝗲𝗮𝗹 𝗠𝗮𝗱𝗿𝗶𝗱 𝘀𝗼𝗹𝗼 𝘀𝗮𝗯𝗲 𝗴𝗮𝗻𝗮𝗿👈🏻

✍️🏻Pieza de @FGwynne para enmarcar🖼️

https://www.lagalerna.com/el-real-madrid-solo-sabe-ganar/

🚨Mariano teletrabaja🚨

El Real Madrid, primer equipo en ganar una Champions adaptándose a las nuevas condiciones del mercado laboral 👨🏻‍💻

✍️🏻@Pacurll

https://www.lagalerna.com/mariano-teletrabaja/

🤯De Castellón a París en Vespa a por la 1⃣4⃣ Copa de Europa. Y luego de vuelta a España.

🛵🏆Esta es la fascinante historia de "Mamu" y nos la relata @jordilinares23.

#Vespa | @TurismoenVespa | @realmadrid

https://www.lagalerna.com/en-vespa-a-por-la-14o-copa-de-europa/

En Vespa a por la 14º Copa de Europa https://www.lagalerna.com/en-vespa-a-por-la-14o-copa-de-europa/ vía @lagalerna_

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram