Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Charlize no es del Atleti (ni mucho menos)

Charlize no es del Atleti (ni mucho menos)

Escrito por: Mario De Las Heras7 abril, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Una noche estaba yo en posición orinante en los baños de una discoteca cuando noté a mi derecha una mirada. Era Juan "el golosina", que desde el urinario de al lado no me miraba a mí sino más abajo. Yo, que procuro ser en todo momento educado, hasta en las circunstancias menos favorables, ensayé una sonrisa cortés, levemente azorada, que en realidad debió de ser como una mueca de Mr. Bean.

Desde entonces, pese a lo que algunos puedan pensar, Juan "el Golosina" ha sido para mí un referente. Y gracias a él vengo hoy aquí, casi de urgencia, a desmentir las últimas noticias causantes de los sufrimientos madridistas plasmados en el portanálisis de hoy. Yo soy, desde aquella noche de hace veinte años, una suerte de confidente (vean aquí mi currículum) de todas las beldades madridistas (mi mujer no me permite acceder a otras proposiciones por las que soy insistentemente requerido) como el Golosina lo era de Lola Flores.

Así que se ha de saber que cuando a Charlize Theron le dijeron anoche que tenía que ir a El Hormiguero se plantó. Vino a decirme que bastante había tenido con aquella intriga colchonera (basta ver ese mohín de sonrisa forzada en la portada de As) para encima tener que ir a bailar con Pablo Motos. Colchonerismos los justos. Pero como es una señora madridista mantuvo el tipo durante la encerrona. A mí me confesó después que qué se habían creído. Que si la habían tomado por una folclórica mostrando a las cámaras esa camiseta de somier rojo al lado de ese pastorcillo sacado de un cuento de Maupassant, "un tal Antuán", me dijo.

Claro que Charlize no sabe que Antuán es un futbolista sobresaliente. Son las rayas las que impiden ver las cosas como verdaderamente son. A Antuán se le ve como en una cárcel, a través de unos barrotes, en vez de a través de un cielo blanco de París, de esos que se confundían en invierno con las paredes y que querían llevarse consigo la primavera como se llevó ayer consigo el Aleti a Charlize, que menudo enfado tenía.

Desde Mad Max yo no la había visto con tanta furia, así que todo el madridismo tranquilo. Y antes de despedirse me dijo que lo mismo se presentaba el sábado en el Bernabéu caminando como en el anuncio de J'Adore para sentarse al lado de "Florren" y echarse unas risas con "el Buitrre", del que dice que es un "cachondou"; y que le dieran bien a la promoción de Fast & Furious y a Vin Diesel, que ella no se pierde un partido del Madrid y menos un derbi y menos ahora con ese vodevil cholista en el que la han metido como si se hubieran creído de verdad (hay que ver cómo son estos indios) que ella era la mala de Blancanieves.