Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Barcelona 92

Barcelona 92

Escrito por: Jesús Bengoechea28 octubre, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Para Sergio.

 

Ciudad y minuto: Barcelona 92. El momento en el cual marcó el gol de la victoria Jude Bellingham tuvo, en combinación con el lugar, un simbolismo brutal. Fue en la elección como ciudad olímpica de Barcelona 92 (no en este caso el minuto, sino el año) cuando el sistema decidió que había que evitar, por lo civil o por lo criminal, que el equipo rival del club futbolístico de la villa encadenara una liga tras otra de la mano de aquella atrevida Quinta. Optaron por la vía criminal. Negreira empezó a actuar, como peón de lo que Relaño ha remozado ahora con el término “villarato engrasado”. Enorme hallazgo.

El Madrid tenía que ganar para vengar décadas de historia pútrida, la afrenta doble de Tenerife, las ligas posteriores que Gil y Gil ya detectó como “de Negreira”, los pagos cuadruplicados por Laporta, la continuidad 2.0 con el VAR de Clos y Undiano, investigado el primero por incrementos exponenciales de su patrimonio y que ahí sigue, trayendo la historia del oprobio hasta el umbral del presente.

Bellingham

Podéis comprar a Negreira, pero no podréis comprar la grandeza

Había que vengar todo eso, así como la impunidad y repugnante jactancia que lo acompañan. Aunque al principio del partido la célebre sangre en el ojo de Zamorano brillaba por su ausencia, las córneas se inyectaron en rojo tras el descanso. Entraron Modric y (sobre todo) Camavinga, y sobre su excelencia galopó el Madrid. Es curioso que un tipo que no quiere jugar como lateral izquierdo sea capaz de cambiar desde ahí el curso de los acontecimientos. Bien es cierto que desde el pivote es también determinante. Camavinga se puso a jugar y los niños abrieron paso al homo superior, como cantaba Bowie. Bellingham estuvo atento para reventar la escuadra desde su casa primero, y para rebañar un control en semifallo de Luka después. Esto es así, criaturas: podéis comprar a Negreira, pero no podréis comprar la grandeza.

Jagger y Wood se miraban azorados. Prestar tu icono a una panda de ladrones es un error fácilmente lamentable, pero no hay modo de escapar a la ignominia de hacerlo para una panda de ladrones perdedores.

 

Getty Images.

Fundador y editor de La Galerna (@lagalerna_). Autor de Alada y Riente (Ed. Armaenia), La Forja de la Gloria (con Antonio Escohotado, Ed. Espasa) y Madridismo y Sintaxis (Ed. Roca). @jesusbengoechea

5 comentarios en: Barcelona 92

  1. La Galerna es el verdadero medio de comunicación del Real Madrid y del madridismo. Y qué bien escribe el dedo de Jesús Bengoechea, director y líder de la causa. Encantado de seguirle a usted en ese camino de honor. Gracias!!

  2. Gran artículo D. Jesús, como casi siempre poniendo el dedo en la llaga.
    Adoro sus artículos y sus reflexiones tanto en la Galerna como en las tertulias 0,0 de Ramón y Pepe en YouTube.

  3. La simbología, sí. Perfectamente visto. Niquelao , que se dice en el foro. Doy fe que , de manera continuada y muy pronunciada ,el punto de inflexión de "aquello" sucedió exactamente en aquel año (aquel gol de bakero con el occipucio , precedido de falta, y creo recordar, de un corner que no era...en aquella eliminación del Kaiserslauten en el último suspiro...el gol en la prórroga ,en la final ante la Sampdoria, tras una falta que cometieron los del farça, pero que el culegiado señaló equivocadamente al revés... )La política, la economía...
    Por todos era sabido la imperiosa necesidad de propagar la "fiebre amarilla" , para que los ciudadanos catalanes se volcasen especialmente con aquellos juegos olímpicos. Determinando los éxitos del que te dije se aseguraban el éxito económico . En aquellas fechas uno ya lo vio claro. Fue descarado. Y el azar ha querido que ,también en Monjuich,se haya dado un aparente finiquito al Negreirato. Mucho ojo con las escenificaciones y las comedias.Porque yo no me creo que, de repente o paulatinamente, vayamos a parar a un futbol a salvo de amaños y conchabeos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

@lagalerna_ Guardiola es como Julio II, que según Erasmo de Rotterdam, cuando murió le daba consejos a Dios sobre cómo administrar el Paraíso; al final lo acabaron expulsando por brasas y dijo que se construiría un Paraíso mejor y más bonito.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram