Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Jude Bellingham takes a sad song and makes it better

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Jude Bellingham takes a sad song and makes it better

Escrito por: La Galerna29 octubre, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Take a sad song and make it better. Es irónico que el resumen perfecto del mal llamado clásico, del Barça, 1-Real Madrid, 2 de ayer, estuviera escrito en 1968 en una de las canciones más icónicas de The Beatles, que su protagonista se llame igual —Jude— que el responsable de ejecutar la profecía compuesta por McCartney hace 55 años, que lo hiciese con el 5 precisamente a la espalda y frente a un rival abrazado comercialmente a los Rolling Stones, conjunto contra el que también «luchaban» The Beatles en 1968.

La realidad debería ser suficiente para que los culés hubiesen llegado al comienzo del partido tarareando aquellos versos de Angie: With no loving in our souls / And no money in our coats /You can’t say we’re satisfied, pero la huida hacia adelante en la que están inmersos —provocada por (supuestamente) la comisión de tan variopintos delitos— los empujó a dar el pistoletazo de salida al duelo con el Start me up bailoteado por Jagger y Wood en el palco, seguido por el balbuceo del himno culé llevado a cabo por sus satánicas majestades en un golpe de efecto que, no vamos a engañarnos, arañó el corazoncito de las personas decentes y amantes de la música.

En aquel momento sentimos antipatía por los Stones —sentimos discrepar puntualmente, Loquillo— mientras los blaugranas presumían de su Sympathy for the Devil. Dicen que el diablo está en los pequeños detalles, pero también en los grandes, como pagar millones de euros durante décadas al estamento arbitral. Hay múltiples razones, pero esta es la más importante para que el partido de ayer no tuviese que haberse disputado jamás.

Cómo decíamos al inicio, el choque era una canción triste. Sabemos que You can’t always get what you want, pero la primera parte del Madrid fue espeluznante. Uno puede verse superado por el rival, pero la actitud funcionarial de los pupilos de Ancelotti hacía hervir la sangre de los aficionados, ávidos de vencer al club más corrupto de todos los tiempos. Al descanso, los madridistas no poseídos por la ira se encontraban sumidos en la tristeza con Paint it black en la cabeza.

Nadie entendía por qué Camavinga no había sido titular. En lugar de quién y dónde es secundario. Lástima que su entrada al campo se debiese a la lesión de Mendy, pero su irrupción fue fundamental, al igual que la de Modric, que ayer jugó su partido número 500 con la camiseta del Real Madrid.

Entonces Jude, el 5 del Madrid, recordó aquellos versos que Paul escribió hace 55 años. Take a sad song a make it better. Se enrabietó y pateó con balón con la ira que sentíamos todos. Gol. Empate a uno. Apenas lo celebró porque Jude sabía que aquello no era suficiente, que el madridismo solo se sacia con la victoria, de modo que no tuvo más remedio que esperar al final, al tiempo que pertenece al Real Madrid, para anotar el 1-2 mientras se escuchaba Time is on my side en el corazón de los blancos.

El gol del triunfo frente al Barça en el minuto 92. Barcelona 92, como escribió anoche Jesús Bengoechea. «Podéis comprar a Negreira, pero no podréis comprar la grandeza» sentenciaba nuestro editor.

Under my thumb sonaba en la cabeza de Jude, quien, ahora sí, celebraba el gol. I've got to admit it's getting better, probablemente cantase.

Jude saca la lengua a Jagger. Título que escogimos para la crónica de Ramón Álvarez de Mon. Marca, por lo que sea, horas después decidió copiarnos.

Portada Marca

No es la primera vez que nos plagian —y no solo Marca— ni será la última. No vamos a pecar de modestos, el talento es un bien escaso que se roba con facilidad y sin consecuencias. Lo fácil es adular al poderoso, jugar al pádel con él, mientras se aprovecha uno del humilde.

Eso sí, con todo respeto, nos vamos a permitir sugerir a los chicos de Gallardo que, ya que copian, la próxima vez elijan una fotografía de Bellingham en la que no parezca que acaba de cruzar el desierto del Sinaí sin agua ni víveres. Quizá el buen rollo de este diario con madridistas tan ilustres como Gil Marín o Nasser Al-Khelaïfi le haya empujado a buscar un resquicio estético para dejar en mal lugar a Jude, ya que no tenían otra manera de meter mano al Madrid.

Portada As

El titular de As no es para tirar cohetes, «Lord Bellingham», pero es original, y además han elegido una fotografía mejor que la de sus compañeros de ciudad.

Tras la derrota, a la prensa culé no le queda más remedio que aferrarse a la Navidad y ambos rotativos ilustran su portada con un caganer.

Portada Sport Portada Mundo Deportivo

Recordemos que la otra cara del single Hey Jude es Revolution, precisamente lo que ha hecho Bellingham en el Real Madrid. La irrupción del inglés en el club blanco es de las más determinantes de su historia. Tiene cosas de D. Alfredo, de Raúl, de Zidane. Apenas lleva unos meses y se ha apropiado del estatus de líder con una naturalidad pasmosa. Los compañeros se lo reconocen, desde los más veteranos, con un saco de Champions en el zurrón, hasta Vinícius.

El propio Vini lo compara ya con Cristiano Ronaldo, «JB5=CR7» le escribió el brasileño a Jude en Instagram. No es descabellado, ayer ganó el partido del mismo modo que Cristiano lo hizo en múltiples ocasiones.

Jude Bellingham en Instagram

Además, fuera del campo, Bellingham exuda madridismo por los poros. El intercambio de tuits que mantuvo con Tchouaméni ayer solo puede calificarse de glorioso.

Tuit Jude Tchouaméni

Los culés comenzaron cantando Start me up y acabaron berreando (I can’t get no) satisfaction.

Nosotros nos despedimos con una sonrisa, disfrutando de este Bellinghismo sociológico, a la espera del próximo delito del Barça, del CTA, etc.

Pasad un buen día.

7 comentarios en: Jude Bellingham takes a sad song and makes it better

  1. Vaya! Otra vez coincidimos en los comentarios. Lo cual me parece bien.
    Ved si no mi comentario de ayer:
    Mis conclusiones.
    Camavinga debe jugar siempre. Luego ya veremos donde.
    Ancelotti, reconozco que he dudado, pero otra vez tenía razón.
    Modric, sigo disfrutando cada minuto que juega.
    Hey, Jude, don't make it bad, take a sad song and make it better.

    Tiene que fastidiar perder este partido después de pagar durante 30 años a los árbitros.

  2. El partido de ayer tiene lecturas ambivalentes . Uno lo analiza como madridista. Partido de no mucho fútbol. Exasperante primera mitad que tuvo como exponente el grotesco fallo en el gol regalado al farça. Inadmisible. En la segunda mitad , los goles hicieron que acabáramos con un estado de ánimo óptimo. Es lo que tiene esto. Pero no nos engañemos , el partido no fue bueno. Ellos, que van muy justitos, por no ser Mas cruel, estaban demasiado sueltos o libres de marca. Este tipo de partidos requieren de energía y rapidez. Demasiados pocos minutos nos ofrecieron en cuanto a ello. Supongo que un calendario tan apretado , tantos partidos y desplazamientos continuados están perjudicando la calidad del fútbol, combinado con el temor a perder la posición táctica influyen en detrimento del espectáculo.
    Vinicius, que es un jugadorazo, ayer estuvo acelerado e impreciso.

    1. La verdad, como en la Euroliga de basket, es que si el Barça no solucionó el partido en los primeros 60 minutos que el Madrid no apareció, es que no son tan buenos como dicen. Y el Madrid en la última fase del partido, como en el basket, los mató.

  3. No se si os habeis parado a pensar que no hay ningun equipo de la historia que haya sustituido un equipo historico, que ha marcado una decada en europa con Cristiano, Benzema, modrick, Kross, Case, y ahora sin estar 6/8 años en barbecho tiene a tchouameni, kamavinga, valverde y Bellingan, si acertamos con el 9 este año, tenemos otros 10 años gloriosos....la leche

  4. Me ha encantado el artículo. Y a todas las curiosas coincidencias señaladas, añadiría que nuestro Jude (del apóstol Judas Tadeo, patrón de las causas difíciles) venció al enemigo en Montjuich o Montjuic, "Monte de los judíos" según la etimología tradicional. Es como si todo, incluida la pusilánime puesta en escena de nuestro equipo, hubiera confluido para que resultara evidente que esa "venganza" llevaba el sello de la justicia divina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

@lagalerna_ Guardiola es como Julio II, que según Erasmo de Rotterdam, cuando murió le daba consejos a Dios sobre cómo administrar el Paraíso; al final lo acabaron expulsando por brasas y dijo que se construiría un Paraíso mejor y más bonito.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram