Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
2-1: Sergio Ramos y lo imposible

2-1: Sergio Ramos y lo imposible

Escrito por: Quillo Barrios12 marzo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Uno tiende a pensar que hay situaciones que no volverán a repetirse pese a que vienen siendo habituales. A mí me pasa con Sergio Ramos. Cuando marcar un gol -decisivo a poder ser- creo que será el último suyo que veo en mucho tiempo. Pasan unos días y el propio jugador me devuelve de golpe a una realidad que empieza a ser rutina. Ante el Betis, en un partido complicado, Sergio Ramos se lanzó a por el esférico como si la Liga estuviera detrás de ese remate. Cabeceó a la red y el Bernabéu estalló con el liderato de nuevo en la mano. Parecía imposible, pero para Sergio Ramos no lo es. Juega por y para la historia. Balones a él.

Porque el partido ante el Betis se convirtió en una trampa. Había perdido el Barcelona de Aytekin, por lo que la primera plaza volvía a estar a tiro. Sin embargo, el escenario, motivante en la mayoría de ocasiones, angustió inesperadamente a un Real Madrid que, además, acusó el error de Keylor Navas en el 0-1 pese a firmar un buen inicio de partido. Ver al Betis ganando -sin merecerlo- generó dudas y un excesivo nerviosismo al equipo de Zidane, que ya no volvió a encontrar regularidad. Por suerte, este grupo ha entendido que las Ligas también se ganan a base de golpes certeros en momentos precisos. Este domingo lo demostró una vez más.

El partido ante el Betis se convirtió en una trampa

Cristiano Ronaldo apagó el incendio con un impecable remate a la red. El Bernabéu respiró y el portugués se golpeó el pecho. Es como la primavera, aparece hasta cuando el frío indica lo contrario. Se ha acostumbrado Cristiano a golear hasta cuando no está del todo bien y eso es algo fabuloso para un Real Madrid de pegada inventada que va a necesitar más que nunca el instinto asesino del actual Balón de Oro.

Con el 1-1 en el marcador, el equipo se fue hacia arriba con más corazón que cabeza. El Betis vislumbró espacios y pegó varios sustos, aunque nada serio. Zidane dio entrada a Lucas Vázquez y Benzema buscando ese punto más que faltaba para alcanzar la victoria. El asedio comenzó antes de lo esperado y el Bernabéu acompañó con sincero aliento, pero Mateu Lahoz, que en la primera mitad perdonó la roja a Keylor Navas y no vio un penalti claro sobre Morata, quiso aumentar el dramatismo anulando un gol legal a Cristiano Ronaldo. El Real Madrid está tan acostumbrado a la zancadilla arbitral que el estadio ya ni siquiera muestra indignación.

El tiempo empezó a correr a la velocidad de Usain Bolt y el 1-1 se antojaba definitivo. Uno miraba al reloj y ya marcaba el 81'. Fue ahí cuando Sergio Ramos decidió acabar con la tensión por la vía rápida. ¿Para qué esperar al descuento si puedes alcanzar el delirio un poco antes? Ganó la batalla a todos y mandó a Antonio Adán a recoger el balón dentro de la portería. 2-1 y el antimadridismo cambiando de canal.

Días después de la gesta más grande de todos los tiempos -la de Aytekin superando a Ovrebo-, el Real Madrid recuperó el liderato y le dijo al mundo que la Liga sigue siendo un objetivo alcanzable. Sergio Ramos la quiere y no parece que el destino pueda ganarle ese pulso al andaluz.

LAS NOTAS

Keylor Navas (6'5): Falló en el gol del Betis, pero salvó el empate en la última acción.

Carvajal (6'5): De menos a más. Buena segunda parte.

Nacho (6'5): Bien en las coberturas, aunque sufrió en las contras del Betis.

Sergio Ramos (8): Juega por y para la historia.

Marcelo (6): Algo tibio en defensa, pero omnipresente en ataque.

Toni Kroos (5'5): Asistió a Sergio Ramos en el 2-1, pero no hizo un buen partido.

Luka Modric (5): Uno de sus encuentros más grises de la temporada.

James Rodríguez (6): Activo, con ganas y mucha calidad.

Isco (7): Está a gran nivel y con confianza.

Cristiano Ronaldo (7): Apareció cuando más le necesitaba el equipo.

Morata (6): Leyó bien la acción del 1-1, aunque le faltó acierto con el balón en los pies.

Lucas Vázquez (6): Incisivo y muy vertical.

Benzema (5'5): No entró demasiado en juego.

Asensio: Sin calificar.

Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

31 comentarios en: 2-1: Sergio Ramos y lo imposible