Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
La Galerna de los Faerna
John Carlin y la envidia miserable

John Carlin y la envidia miserable

Escrito por: Nacho Faerna12 marzo, 2017

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
Cesare Pavese

No vamos a ser menos que el infame Carlin; nosotros también sabemos elogiar a hombres famosos abriendo nuestro artículo con citas de relumbrón. Será la envidia, no sé si miserable, del aficionado que soy. La cita del malogrado turinés siempre me ha fascinado porque a menudo se la malinterpreta atribuyendo los ojos a una segunda persona a la que iría dirigida el poema. Eso envuelve los versos en un halo romántico que me temo resulta totalmente ajeno a la intención del poeta. Lo aclara un poco más adelante: cosí li vedi ogni mattina / quando su te sola ti pieghi / nello specchio. Para los que no sepan más italiano que Juanito: “así los ves cada mañana cuando te inclinas ante el espejo”.

Los versos de Pavese me han venido a la cabeza al leer el artículo del infame Carlin sobre la remontada del Barça frente al PSG. No porque le desee al inglés la visita de la parca, Dios me libre, sino porque no sé si se da cuenta de que muy bien podríamos interpretar que el aficionado de cuya envidia miserable se hace eco es él mismo. Dice Carlin que lo del otro día en el Camp Nou fue “algo único, irrepetible y sublime”. Dice que “para un seguidor de un equipo de fútbol la vida no ofrece más”. A medida que escribe, el inglés se crece y mengua su sentido del ridículo, porque llega a afirmar que la remontada en cuestión es “una de las hazañas más épicas de la historia no solo del fútbol sino de la historia, punto”. Y aparte, añado yo.

Analizar los artículos de Carlin es como limpiar sardinas, una tarea que uno siempre prefiere que haga otro. Están llenos de afirmaciones categóricas, de ruedas de molino, de dogmas que no admiten refutación, como que “todo el mundo celebró la conquista española de la Copa del Mundo de Sudáfrica”. El inglés sólo excluye de su “todo el mundo” a Holanda y a “los rincones más agrios de Catalunya (sic)”. Pues yo vivo en pleno centro de Madrid y me la refanfinfló. A Carlin eso le da igual; después de todo hay quien dice que mi apellido tiene su origen en los Países Bajos y viví un par de años en Barcelona. Eso me incluye en su excepción. Además, Carlin tiene poderes, él lee nuestras mentes. Sobre todo la de nosotros, los madridistas. ¿Que no? Fijaos lo que dice de nosotros: “(los madridistas) saben lo que en el fondo sabemos todos, que esa victoria por 6 a 1 vale más que ganar la Copa de Europa”.

Analizar los artículos de Carlin es como limpiar sardinas

Lo que sabemos los madridistas, porque los madridistas más viejos nos lo han contado, es que ganar una copa de Europa marcando 7 goles es algo que “vivirá para siempre en la memoria colectiva del club y de su gente”, que es lo que dice Carlin de la remontada del Barça en unos octavos de una competición europea. Lo que sabemos los madridistas, y algunos lo recordamos como si fuera ayer, es que remontar con un 6-1 en unos octavos de una competición europea es, efectivamente, algo muy especial, una gran alegría, como comprobamos al eliminar al Anderlecht en la Copa de la UEFA en 1984. Pero por muy especial que sea, se lo aseguro, no se puede comparar a ganar una Copa de Europa. Dice el inglés que ya da igual quién la gane este año, que “será una anécdota en comparación con el milagro del Camp Nou”. Lo que imagino que le pasa a Carlin es lo mismo que nos decía el famoso hombre de la Tónica en los años ochenta: “eso es porque lo ha probado poco”.

Pavese dijo también que “el origen de todos los pecados es el complejo de inf