Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
2-1: Always Jude

2-1: Always Jude

Escrito por: Andrés Torres2 septiembre, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Regresábamos al Nuevo Bernabéu, imponente lata de sardinas galáctica que diría Relaño, en este sábado vespertino con un hueso duro de roer como huésped; un Getafe de autor. Su técnico diseñó el Bordalás Party Time de esta tarde con 4 centrales sobre el verde y más leña en el campo que en una txapelketa de aizkolaris en Andoain. No oiremos a Carlo quejarse —de hecho, se declaró en Italia tifossi de su colega en el banco azulón— ni mucho menos escucharemos los lamentos que nos llegaron esta mañana desde una sala de prensa de Barcelona donde Hernández afeó a la Guardia Civil sus investigaciones del execrable caso Negreira y manifestó su “total desacuerdo” con la Benemérita, como antaño hicieran grandes prohombres como el Lute o el Dioni.

Frente a la falange macedonia diseñada por Bordalás, pocos cambios en el once del viejo zorro de Reggiolo que introdujo como novedad a Modric en lugar de Valverde y volvió a apostar por Joselu en el sitio de Rodrygo, en tanto que Goes ocupó el del lesionado Vini. ¿Y Brahim? Como Godot, esperándole y esperando para general desespero. Al menos, como a Rick en Casablanca, siempre nos quedará Bellingham.

Fue precisamente la gran joya de la corona británica quien animó unos muy pastosos primeros minutos con un sutil quiebro a Mitrovic en la banda que todavía debe andar buscando por ahí algo redondo. Fran García, que dudó si ir con el pie o con la cabeza, malogró su buen centro. Mientras tanto, Latasa, el ariete azulón, ya se había llevado la amarilla por un agarrón a Luka. Así es The Bordalás School en la que hasta el 9 reparte tanto como el resto. Mitrovic, por cierto, picado como un Don Simón olvidado en la balda de abajo del armario pequeño de la cocina donde guardas las harinas, aprovechó para dar un feo toque con el hombro al bueno de Jude.

Y entonces llegó el desastre. Un error garrafal a los diez minutos de Fran García que quiso ceder hacia atrás fue aprovechado por Mayoral para sortear con solvencia a Arrizabalaga, poner el 0-1 y dibujar una tortura supina vespertina para derribar el muro de Bordalás. Ya saben: Mayoral hace amigos, que decía el anuncio. Dolor de muelas para inaugurar el nuevo Bernabéu que puso a prueba su acústica con una lluvia de pitos ante las múltiples tarascadas de nuestros amables vecinos del sur, que alcanzó su máxima expresión cuando David Soria, el meta del Getafe, abandonó el área para despejar con la mano un balón peligroso. El VAR se inhibió mientras la corte de locutores y comentaristas trataban de explicar, con ángulos de apertura, puntos de fuga y delirios varios, que eso no era mano en ningún caso, máxime si el perjudicado es el Real Madrid. Que nos expliquen entonces aquel penalti de Militao ante el Sevilla por el que perdimos una Liga.

Bellingham

Y si entonces se inhibió el VAR, pocos minutos después, como no podía ser de otra manera, sí intervino para “corregir” un presunto penalti cometido sobre Bellingham. Modric descargó con maestría en el pico del área para Jude, al parecer, fuera zancadilleado por Aleñá. Entonces comenzó la retahíla de excusas, cuentos chinos y rollos místicos que parten del cacareado qué difícil es arbitrar cuando, claro, el Madrid está en el avispero. Penalti anulado. Este año no se pitarán penaltitos, comentaban en Movistar efusivos. Claro, como aquella roja que sufrió Modric en una primera jornada añeja porque entonces se iban a sancionar con expulsión todas las entradas por detrás. No hubo ni una roja más así en todo el campeonato.

El árbitro, un tal Melero, postulándose como MVP de Bordalás a los 26 minutos. Por si hubiera alguna duda se zamparía otra entrada por detrás sobre Bellingham cerca del descanso mediante el manido contacto insuficiente que siempre sale a colación cuando ya saben.

Modric quiso revelarse contra el funesto destino tejido entre Bordalás y el trencilla, añadiendo a su excelso repertorio un cabezazo en plancha a centro de Fran García al que respondió solvente el arquero del Getafe mientras su equipo, fiel a su estilo, comenzaba su festival de broncas, aspavientos, volteretas y lesiones gravísimas imaginarias sobre el césped. El nuevo Bernabéu, calentito.

También el bueno de Fran García, empeñado en resarcirse de su gran cagada inicial (no tiene otro nombre). El canterano, insistente en su banda, sirvió al filo del descanso un buen centro raso para Joselu que remató con potencia, pero sin tino, para lucimiento de David Soria bajo los palos. Al tiempo, el despiporre arbitral a la hora de señalar faltas pudo acabar con drama para el Madrid después de que un enajenado Rüdiger entrara cual kamikaze, plancha mediante, sobre un triste intento de roulette de Mayoral en la banda. Un minuto antes habían pitado al berlinés una falta irrisoria en la banda sobre el propio Borja.

Un 0-1 al descanso y mucho que remar en el maelstrom de Bordalás y Melero en el Bernabéu. Como en toda tormenta, llegaba la hora de los valientes. Tanto es así que Ancelotti señaló al bueno de Fran dando entrada a Nacho y desplazando a Alaba al lateral izquierdo. También hacia acto de presencia Kroos en lugar de un desdibujado Camavinga. Arambarri, suponemos que para aportar más leña, ingresaba asimismo en campo para un dramático segundo tiempo. Drama, pero algo menos, a un minuto de la reanudación el Madrid empataba el partido no sin suspense, gajes de escribir crónicas en tiempo real.

Modric recogió un rechace de un córner y sirvió un excelso centro con su balcánico exterior que Djene despejó como Rafa Pascual en sus mejores tiempos. Penalti cual Catedral de Burgos, pero Joselu recogió el rechace y fusiló a David Soria. Tres cuartos de hora después, el VOR en pos de cualquier resquicio que pudiera anular el tanto, acabó por dar validez al tanto del cuñado de Carvajal en una suerte de coitus interruptus en el que han convertido el futbol moderno. Kroos, ajeno a la mala gaita adquirida por este cronista durante la redacción, remató con la zurda desde la frontal al palo tras otro buen servicio de Luka. El rechace regresó a Toni que falló ante un seguro David Soria, no en vano sonó este verano como suplente de Courtois.

Joselu Getafe

El Madrid aumentaba las revoluciones bajo la batuta de Kroos, mariscal durante sus primeros minutos. Arrizabalaga, eso sí, protagonizaba su primera parada en un contraataque en el que Aleñá pudo ponerlo más complicado en un remate franco desde dentro del área que despejo el vasco con una estirada felina. Bullía el nuevo Bernabéu que, desde luego, no se conformaba con el empate. Pudo deshacerlo Carvajal en el 64´, tras recibir un buen pase interior de Tchou, ver adelantado a Soria y rematar al primer palo en lugar de centrar. El poste, de nuevo, repelió su disparo. Un minuto después, esta vez Soria, con una mano imponente sacó una violenta volea de Joselu tras una lluvia de cabezazos altos estériles dentro del área.

El Getafe trataba de resistir el chaparrón con Djene pegado cual lapa sobre Bellingham y achicando agua de la cubierta; el maelstrom había cambiado de bando. Pero, por el momento, resistía a flote. A falta de un cuarto de hora, el Madrid tocaba a rebato… Con Lucas Vázquez y Brahim en lugar de Carvajal y Modric respectivamente. Buen partido del mago croata y buena oportunidad para el hispano-marroquí. Poco después entraría Valverde por Tchouaméni.

El carrusel de cambios de Carletto desconectó al Madrid del ritmo del partido atravesando un yermo páramo que se prolongó hasta los nueve minutos de descuento entre faltas, protestas, amarillas, pérdidas de tiempo visitante de todas las formas y colores, y una soberbia actuación de David Soria… hasta el minuto 94.

A la desesperada, Lucas Vázquez disparó desde la frontal con aparente poca fortuna. Sin embargo, esta vez el balón se le escurrió de entre los brazos a Soria para que Jude Bellingham, quién si no, aprovechara el rechace, volteara el marcador, evitara que el Getafe nos amargará la siesta y sumáramos 4 de 4 en Liga.

Celebración gol Bellingham Getafe

Sufriendo tanto sabe mejor. Gracias, Bordalás.

 

Getty Images.

Foto del avatar
Fugitivo catódico y periodista de fortuna, perpetrador de LaTiradeAndrésTorres.com. Polivalente como Arbeloa, elegante como Modric, apolíneo como Cristiano y leñero como Benito. Señorío a medida.

7 comentarios en: 2-1: Always Jude

  1. Merecíamos una goleada, pero siempre los rivales hacen el partido de su vida frente al Madrid. David Soria jamás ha hecho un partido así.
    Lo del árbitro ni me sorprende: es la misma peli siempre,desde que tengo uso de razón.

  2. Respeto a los entrenadores y equipos que prefieren jugar de forma defensiva. No puedo respetar a los entrenadores ni equipos que emplean juego sucio, violencia o argucias y trampas. Bordalás a convertido al Geta en uno de estos equipos Bilardistas.

    No tenemos 9, pero el problema hoy no ha sido ese. El problema es el de los últimos 30 años, el arbitraje, la corrupción. 3 penaltis, 3. Ninguno finalmente pitado. Éste es el problema. Sin 9 hemos dado 3 veces a los palos.

  3. Partido muy divertido, bien jugado por el Madrid, especialmente en una segunda parte espectacular. Buena presión alta, circulación espesa en el primer tiempo, mucha más dinámica en la reanudación. Me gustó mucho el equipo tácticamente. Metido en el encuentro desde el primer minuto. El gol es un despiste de Fran Garcia que juega muy atolondrado, tiene que tranquilizarse o tendrá problemas con el balón. Duele un poco a los ojos ver a Joselu de delantero centro, lo siento porque me cae muy bien, pero no entiendo cómo el Madrid ha confeccionado el ataque este año. Aún así estuvo meritorio. Enorme Kroos y muy bien Rodrygo. Bellingham es el líder que todos esperábamos. Un jugador superlativo que mejora todo lo que toca. No se puede empezar mejor. Enhorabuena.

  4. Amigos, creo que ya sabeis que soy de Getafe y vivo como a 800 metros del mal denominado Alfonso Pérez (a los getafenses nos gusta más llamarlo Coliseum) Siento las molestias, pero es la única forma que tiene el Getafe de jugar. Todo un dolor de h..vos. Cuando se ha intentado otra cosa, la hemos c.gado. Bordalás te quiero. Dicho lo anterior, vaya sufrimiento, y vaya arbitraje tenebroso. La temporada pinta igual de mal que la del año pasado: unosceros del Farsa, nosotros sufriendo mas de la cuenta sin delanteros, estamento arbitral en contra, aficiones enemigas (no hablo de rivales, sino de enemigas), en pie de guerra. En fin, disfruten del momento. Hay Jude

    1. Es que para jugar así mejor sería que dedicaran sus esfuerzos a otro deporte (lucha grecorromana, rugby, etc). Esto pasa aquí por la vergüenza que es el CTA , en Inglaterra o Alemania un equipo que jugase así no llegaría nunca al primer nivel, porque es imposible que terminarán los partidos con 11 jugadores con los criterios arbitrales de esos países.
      Pero ya se sabe España es diferente, como decía el eslogan.

  5. Suele funcionar. En la medía parte estaba indignado por todo lo que he visto.Arbitraje y futbolistas. Sobre todo los de blanco. He comentado en el PA del día y he criticado al equipo. Mentando a Joselu ... me he dicho que lo mismo marcaba y todo. La segunda parte ha estado casi aceptable. Y ,sí, se ha ganado. El equipo va líder pero... soy escéptico ante lo observado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

@lagalerna_ Guardiola es como Julio II, que según Erasmo de Rotterdam, cuando murió le daba consejos a Dios sobre cómo administrar el Paraíso; al final lo acabaron expulsando por brasas y dijo que se construiría un Paraíso mejor y más bonito.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram