Viaje astral

1

Hay días en que leer la prensa deportiva es como coger el vuelo Tokio – Los Angeles, en el que, tras diez horas de vuelo, uno aterriza tres horas antes de haber despegado. O sea, un ganarle tiempo al tiempo, un viaje astral, una experiencia tántrica, una vivencia taumatúrgica que le hace a uno más joven y más sabio, más en paz consigo mismo, al tiempo que le desvela los misterios insondables de la existencia, ya sea la fórmula matemática que mueve las esferas del universo o la razón por la que Ángel María Villar entra y sale de la Real Federación Española de Fútbol como Pedro por su casa. Hoy tampoco es uno de esos días.

Lo cual que, como en La Galerna preferimos evitar ciertas compañías, habrá que concluir que si hoy es martes, esto no es Bélgica sino lo de siempre, pero corregido y aumentado. Una cosa como de parón de selecciones, un bostezo con halitosis y a cámara lenta, una noche de pasión con Miss Marple, el último programa de divulgación científica de Punset. O sea, un erial casi tan yermo y con tantas telarañas como la sala de trofeos del Atlético de Madrid, ese Atlético de Madrid que nos espera al final de este periodo de abstinencia y reclusión monacal en el que nos vemos forzados a reprimir los magros instintos de nuestra carne madridista con el aburrido cilicio de La Roja.

Precisamente el Ouija Today intenta enlazar estos tediosos días en que la heroica Federación sigue durmiendo la siesta y haciendo caja, con la excitación concupiscente del derbi que está esperando a que doble la semana para volver a insuflar algo de vida al planeta fútbol. A que doble la semana y a que la “Segunda unidad”, que así bautiza el diario de Relaño al equipo que esta noche dispondrá Lopetegui en Moscú, se examine. No nos aclara el diario As de qué tiene que examinarse la selección, ni por qué elige ese término de resonancias militares para referirse  al combinado nacional, pero seguramente ello obedezca a que el redactor del titular (?) también pertenece a la segunda unidad del As, lo cual, habida cuenta del juego desplegado por la primera, es como para echarse a temblar.

El caso es que la portada, de indudable inspiración Panini, nos descubre, entre profusión de cromos, banderitas, colorines y esa tipografía de elegancia garrafón marca de la casa, que es posible que el derbi del sábado lo jueguen veintidós mundialistas (y nosotros con estos pelos). A decir verdad, el Ouija se expresa con esa impronta tan suya de eterno adolescente más adicto al tuiter y al onanismo que a las aulas del instituto para anunciar que “se viene un derbi”, empleando ese reflexivo que podría dar mucho juego si ese juego tuviera el menor interés, lo que no es el caso. De cualquier manera, lo que está claro que no se viene a la redacción del As es la gramática. Pero qué importa la limpieza en la expresión cuando lo expresado tiene tanta transcendencia y calado.

Menos mal que el Sport -siempre nos quedará el Sport- nos despierta del sopor con dos noticias de alcance. La primera es que Sergi Roberto y Alexia Putellas (arriba a la derecha) son los mejores jugadores catalanes según los premios Fútbol Catalá, que son unos premios que al parecer existen y eso. Nuestra enhorabuena a los premiados y a nosotros mismos, que ya podremos conciliar el sueño tras conocer el nombre de los afortunados y haber despejado la incógnita que nos mortificaba tan atrozmente.

La segunda noticia es que hay nada menos que un Plan Especial para Dembélé. En rigurosa primicia (“Noticia Sport”, recalca el Sport por si alguien se le ocurre pensar que la noticia es del Frankfurter Allgemeine Zeitung), nos informa de que el Barcelona, seguramente después de múltiples reuniones y estudios, y tras haber contratado los servicios de alguna consultora de prestigio como McKinsey o Boston Consulting, ya tiene lista la planificación para el regreso del delantero. La planificación consiste, según nos aclara la propia portada en un loable intento de colmar nuestra insaciable curiosidad, en esperar a que se recupere de su lesión para incorporarle después paulatinamente al equipo y, finalmente, si todo transcurre según lo previsto en ese plan tan concienzudamente trazado, confiar en que pueda jugar de titular. Como podéis comprobar, queridos galernautas, es un plan tan especial que a nadie se le había ocurrido anteriormente. Ha tenido que ser de nuevo La Masía la que rompa los moldes del fútbol y el Sport el que nos abra los ojos con esta noticia que marca un antes y un después en la historia mundial del periodismo.

Lo que demuestra que si George Bernard Shaw dijo aquello de que “para ser abogado no hace falta ser idiota, pero ayuda mucho” es porque nunca leyó la prensa deportiva catalana.

Por su parte, tanto El Mundo Deportivo como el Hernia Chronicle, no sabemos si a falta de mejores argumentos o de ganas de trabajar, recurren al capítulo primero del manual de subsistencia del periodista deportivo en días de calma chicha: rellenar el vacío con la nada hablando de posibles fichajes. Dos clásicos, a saber, Kepa para el Real Madrid y Coutinho, ese viejo sueño húmedo, para el Barcelona. Sí, amigos, compartimos vuestra pereza infinita. El Mundo Deportivo, además, nos informa de que Lopetegui no se fía de los rusos, lo que no deja de hermanarle con Trump, y nos regala el siguiente y misterioso entrecomillado: “España es un buen equipo”. Como el diario no se molesta en atribuir el entrecomillado a nadie, y una vez descartado que se trate de Oriol Junqueras tratando de hacer méritos para salir de la trena, hemos de suponer que tan enjundiosas declaraciones han salido de la boca del culé que desconfiaba de los rusos. Nos alivia, si nuestra suposición es correcta, que al seleccionador español le parezca que su selección no es un truño infumable. Al loro, que no estamos tan mal.

En fin, amigos, esto es lo que hay. Sentimos desilusionaros pero hoy, contra todo pronóstico, tampoco encontraréis la menor mención del caso Soulé en las portadas de la prensa deportiva. El que quiera un viaje astral, que se meta unos tripis o que coja el primer avión a Tokio. El periodismo deportivo de hoy en día, ya se sabe, es una cosa como más de tertulia de bar de alterne. Un compadreo de cubata y cigarrillo, de chascarrillo y risotada, hasta que la gobernanta, envuelta en su raído vestido de seda, da dos palmas para que las niñas dejen la labor de ganchillo y bajen al salón. Un poco sórdido, sí, pero la afición es la afición, y que vayan días y vengan ollas.

Pasad un buen día.

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí