Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Zidane y el sol

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Zidane y el sol

Escrito por: La Galerna20 septiembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días, a lo que en clave madridista habrá que añadir lo de “por decir algo”. Vivimos horas oscuras en las que las dudas, puestas al trasluz del nefando partido de Paris, amagan tornar en siniestras certezas.

La prensa se hace eco del asunto con el punto justo de ensañamiento, ni más ni menos. No nos parece que exageren la nota, y el centrar los tiros en la figura de Zidane puede ser injusto pero no sorprendente, pues es bien sabido que el entrenador paga sus propias culpas y las de sus subordinados. Aunque no sea toda, es evidente que hay responsabilidad en Zidane, y por doloroso que sea verle en el centro de la diana (todos le queremos mucho) no se puede negar fundamento al que sea señalado.

“Zidane en el punto de mira”, titula Marca, de manera harto explícita. El desbarajuste táctico del equipo recae principalmente sobre sus hombros, y ello genera dudas justo cuando enfrentamos el puerto de montaña más empinado del campeonato liguero, con Nervión y el Wanda en el horizonte inmediato. Urge tomar decisiones estratégicas por parte del técnico, que en Paris (y en otros partidos anteriores) no demostró la cintura y/o el conocimiento suficiente para sacarnos del atolladero.

Surgen dudas sobre la capacidad de Zidane para comandar un Madrid en construcción (por oposición al equipo en horas bajas, sí, pero plagado de estrellas plenamente vigentes que heredó en su primera etapa), e incluso cabe preguntarse por qué el entrenador no ha parecido asumir nunca la necesidad de esa (re)construcción, abogando por un conservadurismo decepcionante tanto en la confección de la plantilla (en la que por supuesto no es el único responsable) como en la gestión de las piezas que finalmente le han quedado.

Las dudas afectan en particular al centro del campo, en lo cual escudriña la portada de Ouija Daily con un futbolín a cuyo alrededor podemos intuir se cuece un Roncero vs. Manolete regado por abundantes botellines.

Ahora en serio, nos gusta la portada de As desde el punto de vista estético, si bien nos resulta algo tramposa. La marcha de jugadores que hasta la fecha habían dado un rendimiento dispar y/o irregular (Ceballos, Llorente y hasta Kovacic) no puede explicar el descalabro, que habrá que apuntar en el debe de la ausencia de fichajes que les sustituyan. Una simple mirada al banquillo de París parece confirmar que faltan efectivos en la zona central, pareciendo asimismo confirmado que ha sido el propio Zidane el que se ha negado a que llegaran futbolistas distintos de Pogba. No es descabellado preguntarse tampoco si, existiendo tal obstinación del técnico, no habría que haber hecho más por tener a Pogba en la plantilla.

Todo son dudas, como vemos, en este panorama aciago.

Quién nos iba a decir que el remanso de paz del día iba a venir de la mano de Sport, que inopinadamente pasa de la crisis del Madrid y nos brinda la clásica declaración de amor messiánico que casi nos reconforta, para nuestra sorpresa. Al menos olvidamos por un momento la situación de nuestro equipo, y casi estamos tentados de pedir a Messi que nos invite a ulteriores desfiles de la marca de ropa de su hermana María Sol. Necesitamos pronto un Sol que nos alumbre y nos guíe, un astro rey que constituya el centro de nuestro sistema.

Queremos creer que Zinedine Zidane aún puede serlo.

Pasad un buen día.

48 comentarios en: Zidane y e