Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
A Zidane le huelen los pies

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

A Zidane le huelen los pies

Escrito por: La Galerna12 agosto, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. En el Portanálisis (como por Faulkner en el pueblo de Amanece que no es poco), es verdadera devoción la que sentimos por Alfredo Relaño. Sufrimos una pérdida irreparable cuando dejó de dirigir As, porque las primeras planas de aquel As comandado por el mayor odiador de las croquetas del palco del Bernabéu que han visto los siglos siempre nos salvaban el día con su antiflorentinismo obsesivo, sus expresiones icónicas (“descalzaperros”, “lata de sardinas”, “tuneado del estadio”) y aquella inimitable forma de dañar al madridismo desde el propio madridismo a despecho de cualquier ley ética no escrita (o sí) del periodismo, por ejemplo que a los niños se les respeta.

portada as odegaard

Este joven rubicundo que hoy veis elevado por AS a la categoría de “refuerzo de lujo” fue masacrado por portadas y artículos de interior de esa misma publicación cuando Martin Odeegard, que es el joven en cuestión, era aún menor de edad. El adulto que hoy es objeto de adulación fue un niño tan acosado por As como lo fue el mismísimo hijo de Mourinho, quien se recordará no podía ir a jugar con el Canillas sin que le siguiera una grosera troupe de paparazzi enviados por Relaño. El caso es que, a falta de oficialidad, Odegaard regresa al Real Madrid y la noticia nos tiene locos de alegría. El pequeño que As incluyera en su lista de niños prodigio fracasados es hoy un centrocampista excepcional, revelación de la pasada Liga, pero ni As ni Alfredo van a pedir perdón por aquello, aquello que fue de una enorme falta de vista futbolística, pero sobre todo de una imperdonable falta de humanidad con alguien que apenas ha abandonado el mundo de la infancia.

Decíamos que las portadas de As ya no son lo mismo desde que Relaño se jubiló como director. No dan el mismo juego, y en esta sección lloramos su ausencia cada día. Afortunadamente, nos sigue quedando su faceta de columnista. Quien fuera (porque lo fue sin duda) el mejor periodista deportivo del país continúa destilando su mala baba en textos antológicamente biliosos.

Véase el de ayer.

 

“(En España) ganar LaLiga supone ganársela al 'Otro', pero ni eso compensa. Al Barça no le han saciado tantas ligas consecutivas porque el Madrid ganaba la Champions, y ahora que Zidane ha ganado La Liga en loor de gloria resulta que cae en Champions y de repente le huelen los pies. El Profeta de ayer mismo ha perdido su túnica por sus errores (no prever la presión, insistir en Hazard, olvidar a Vinicius, ese triple cambio final con aires de ejercicio barato...) el día que menos se podían perdonar”.

 

¿Qué os parece, amigos? Desde luego que Zidane cometió errores en la eliminatoria contra el City, tanto en la ida como en la vuelta (podéis leer a Athos Dumas o Quillo Barrios para comprobar que La Galerna también ha hablado de ello), pero no nos constaba que el abandono de la higiene de sus pies –algo tan importante, especialmente en verano- fuese uno de ellos. A Zidane le huelen los pies, hermanos. Una metáfora del mejor gusto posible para indicar que el marsellés es humano al fin y al cabo, suponemos, a menos que Relaño esté tratando en efecto de darnos un scoop que haya que interpretar de manera literal, en cuyo caso recomendaríamos al divino calvo un antitranspirante con base de silicio o sales de aluminio. Puestos a hacer recomendaciones, al propio Relaño le recomendaríamos que volviera al puesto de director de Ouija Daily, no solo para volver a proveernos de la mejor materia prima para esta sección (cómo te echamos de menos, Freddie), sino porque estas columnas de consolación se le quedan cortas para volcar todo su aborrecimiento a Florentino.

Resulta que AHORA lo que importa es la Champions. Sólo AHORA ha reparado Relaño en el hecho de que ganar el campeonato nacional, aun siendo muy importante, palidece en importancia ante el brillo europeo. AHORA, justo cuando el Madrid gana la Liga pero no la Champions, en lugar de hacer lo contrario como acostumbraba, es cuando Relaño repara en la dificultad suprema de ganar el máximo entorchado del Viejo Continente, lo que suponemos multiplica exponencialmente el mérito de hacerte con cuatro de esos entorchados en cinco años, algo por lo cual Relaño nunca felicitó al Real Madrid o a su presidente.

Es más, como recordaréis, algunos títulos europeos de los blancos fueron tildados de “vergonzantes” por Alfredo. No “añadían excesiva gloria” a la Historia vikinga, ¿lo rememoráis? Ay, Alfredo, qué escasas se te quedan estas columnas para tantas ganas de incordiar como todavía atesoras. Vuelve a coger las riendas, no lo dudes. Vuelve a darnos portadas con fuste. En esta sección te necesitamos.

 

Dos goles fueron los que Cristiano no marcó para el Madrid, donde hubieran servido, y sí para la Juve, donde no sirvieron. En todo caso, lo que empieza a estar claro en que la liga ya no les sacia a ciertos clubes. Se ha quedado en premio de consolación, como antes la Copa. Son clubes arrebatados por la ilusión del título europeo, caídos en una especie de aporofobia que hace que se les hagan engorrosos sus campeonatos locales”.

 

Como decía la abuela de este portanalista, a quien ya he citado en alguna ocasión, “toma chochos, cotorrita”. La Liga (AHORA) ya no sacia a “ciertos clubes”. ¿Se ha quedado en qué AHORA? En un “premio de consolación” que llega a ser “engorroso”. Las Ligas “engorrosas” de ahora son las Champions “vergonzantes” de entonces. Es el afán permanente por sembrar en el madridismo (desde el propio madridismo, porque Relaño es madridista por doloroso que esto sea) la cizaña perpetua de la insatisfacción permanente, aquella que mueve a desear siempre precisamente aquello que no se tiene, y en ese camino la coherencia es solo un lastre, de suerte que lo que hay que conseguir es siempre aquello que no se haya conseguido, con independencia de que en el pasado infravaloráramos eso que ahora es lo único que cuenta. Por el camino, además, sacamos a colación a Cristiano, que metió dos goles que no le sirvieron a la Juve pero atención, ¡tatachán!, le habrían servido al Real Madrid para pasar la eliminatoria. Y al Leganés para conseguir la permanencia, añadimos. Y a España para lograr ante Francia la Eurocopa de 1984, puestos a hacer fútbol ficción.

Vuelve a las portadas, Alfredo. Ellas te añoran y nosotros también. Solo te pedimos una cosa. Hay otros odegaards que ahora mismo están en formación. No los acoses ahora para hipócritamente colmarlos de piropos cuando triunfen. Deja a los niños en paz.

Os dejamos con el resto de portadas porque querréis verlas.

Pasad un buen día.

portada sport messi lewandowski sport messi lewandowski marca joao felix