Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Zidane, rey del sprint mental

Zidane, rey del sprint mental

Escrito por: Franzel Delgado23 julio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El equipo de Zinedine Zidane volvió con la intención firme de competir con máxima concentración, intensidad y entusiasmo

La Liga más bizarra de la historia baja su telón tras un remate de temporada que nos deja imágenes insólitas, encabezadas por estadios vacíos que albergaron partidos con 5 cambios por lado y pausas de hidratación implementadas para intentar mitigar los efectos de las implacables temperaturas veraniegas.

Tras meses de incertidumbre, de entrenamientos remotos y de mucha autogestión de los futbolistas en cuanto a que nunca antes seguir el entrenamiento designado por los cuerpos técnicos fue una decisión más soberana que durante el parón al que nos obligó el coronavirus, el Real Madrid supo llevarse su Campeonato de Liga número 34.

Tras encontrarse en desventaja de dos puntos con respecto al líder de la competición el día que se anunciara la suspensión temporal del torneo, el equipo de Zinedine Zidane volvió con una intención firme de competir bajo máxima concentración, intensidad y entusiasmo para intentar dar vuelta a la tabla de posiciones. El objetivo: ganar 11 de 11 para ser campeones. Al parecer, fue lo transmitido de manera fuerte y clara por Zidane a los suyos.

Al final, el record para este tramo quedó en 10 partidos ganados y un único lunar en su haber, un empate en el enfrentamiento ante el Leganés que señalaba el último cruce blanco en el calendario, el cual es justo decir que se jugó con un Madrid que ya podía descansar tras los deberes hechos. Con ello, el Madrid revirtió la ventaja que poseía el FC Barcelona de dos puntos antes del mencionado parón, para terminar superándolos por cinco puntos en la tabla de posiciones definitiva de la “inolvidable” temporada 2019-20.

Ver a los de Zizou vestirse de infalibles, de infranqueables, de obsesos ganadores, apelando decididos a cualquier medio posible para alcanzar los objetivos, desde mi humilde opinión, no es más que una nueva certificación de la extraordinaria capacidad del entrenador francés de lograr que sus pupilos logren mantener un foco imperturbable, especialmente durante fases puntuales, cortoplacistas, de los torneos. A continuación, explicaré en mayor detalle a lo que me refiero para hacerme entender óptimamente, pero antes quisiera dejar sentado que esa aseveración para nada subestima la capacidad de Zizou para ganar también torneos largos. De hecho, me remito a la realidad irrebatible de que en cuatro temporadas como entrenador del Madrid (*) el técnico marsellés haya logrado ganar dos Ligas españolas, emprendimiento nada sencillo, especialmente si tomamos en consideración que ha contado con la oposición de un gran Barsa asistido por el mejor jugador de su historia, Lionel Messi.

Y es que no es la primera vez que el otrora genio del balón es capaz de encadenar como entrenador una seguidilla de partidos haciéndose impenetrable para sus rivales, alcanzando así victoria tras victoria de manera sorprendente. Ya cuando fue requerido del Real Madrid Castilla por Florentino Pérez para sustituir a Carlo Ancelotti a mitad de la justa 2015-16 se encargó de mentalizar a los jugadores para protagonizar un sprint final descomunal de trece victorias al hilo con el que hizo vibrar y soñar a todo el madridismo, quedando apenas a un punto de lograr dar caza a un Barsa que, cuando Zizou tomó las riendas del equipo, navegaba cómodo en lo más alto de la tabla de posiciones nada menos que 12 puntos por encima de los blancos.

Sumado a estos hitos protagonizados en el campeonato doméstico no podemos dejar de mencionar la impresionante capacidad de Zizou para competir en la Champions League. Ganó tres de estas de forma consecutiva en una demostración irrebatible de su maravilloso talento para preparar las mentes de sus jugadores a fin de alcanzar el premio que suponen metas a la vista.

Es evidente que el técnico blanco sabe cómo programar mentalmente a sus entrenados para mantener el foco en períodos de tiempo acotados y no confundir el objetivo. Eso es un activo tremendo para determinados momentos de los campeonatos y lo acabamos de corroborar en esta “mini-Liga” de once partidos con los que se puso el colofón a la temporada 2019-20, precisamente con otro triunfo blanco tras sumar 31 de 33 puntos posibles. Zidane, seguramente con el invaluable apoyo de Javi García Coll, encargado de apoyar al técnico en la gestión del aspecto psicológico y emocional de los futbolistas (buen amigo, y mejor persona, vaya esto por delante), evidentemente han sabido programar a una plantilla inmensamente talentosa para alcanzar los objetivos establecidos por encima de todas las dificultades inherentes a ese logro. Ambos, merecen el agradecimiento de todo el madridismo.

La gestión mental y socio-emocional de Zidane

El debate respecto a la importancia o el peso específico que tiene en los resultados las capacidades tácticas de los entrenadores o sus habilidades para gestionar los vestuarios haciendo hincapié en sus mentes y emociones estará siempre a la orden del día. Yo sólo quisiera destacar que no son pocos los hechos y estudios que demuestran la importancia de la gestión mental y socio-emocional. Por citar sólo uno como referencia, hablaré de un estudio de la Universidad de Harvard que concluyó que en el éxito profesional/laboral inciden más rasgos como el optimismo, la capacidad de apoyarse en los demás y la habilidad de ver el estrés como un reto y no como una amenaza, que la propia inteligencia. Yo estoy totalmente convencido de que esos resultados son extrapolables al deporte, y por supuesto al fútbol, en cuanto a que un equipo con valores como los recién mencionados, tiene más de la mitad de la partida ganada. Humildemente pienso que el talento, la técnica y la táctica, sin esos condimentos se diluye irremediablemente por el camino, sobran los casos de equipos o jugadores extremadamente talentosos que fracasan por apelar solo a esa capacidad. Y sucede que los equipos de Zidane parecieran siempre contar con esos tres elementos identificados por el estudio de Harvard como vitales para el éxito, los cuales en el caso de Zizou, se agregan idealmente a sus capacidades a sus capacidades tácticas y al talento de su plantilla para hacer de estos un adversario muy difícil de batir.

Por ello, más allá de destacar con hechos contrastados la capacidad de Zidane de obtener lo máximo mentalmente de sus dirigidos, especialmente en rangos acotados de tiempo, quiero alertar sobre el inmenso peligro que representa ahora el equipo blanco para sus rivales en la Champions League. La posibilidad de que “ese maestro del sprint mental” sea capaz de ajustar el mindset (programación mental) de sus jugadores con un objetivo claro, que sugerente y tentadoramente se asoma “a sólo cuatro partidos vista”, ganar la Champions número catorce, especialmente tras el subidón que representa haber ganado La Liga, se me antoja cuanto menos preocupante para el Manchester City y los posibles señalados para cruzarse en el camino de Zizou y sus convencidos futbolistas hacia la Decimocuarta.

A prepararse, que esta bizarra temporada aún no ha dicho su última palabra.

(*) Me pareció justo obviar a efectos de este análisis la Temporada 2018-19 en la que Zidane asume el relevo como entrenador del Madrid de Solari, quien a su vez lo tomó de Lopetegui, en un punto de la competencia en el que ya todas las posibilidades del equipo estaban mermadas.

 

Fotografías Getty Images.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Coach Deportivo, Coach Ejecutivo y Consultor. Licenciado en Administración de Empresas con Máster en Marketing y en Dirección de Entidades Deportivas (Real Madrid).

4 comentarios en: Zidane, rey del sprint mental

  1. Muy de acuerdo con el artículo.
    Además, esta liga es el segundo título de la era posterior a la marcha del jugador más grande del Madrid en la era moderna y eso tiene mucho mérito, teniendo en cuenta que nos hemos enfrentado a Messilona, que tiene a Messi cómo único sostén para ganar y el que le deben todos los títulos ganados.
    Pero, el Madrid ya ha comenzado a ganar sin Cristiano y el Barça todavía no gana nada sin Messi, porque aun sin ser su mejor temporada ha sujetado a un equipo flojo en defensa y con mucho ruido en su entorno.
    Cuando Messi se retire el Barça ha de volver a fundarse. El Madrid ya está adaptado a sobrevivir sin Cristiano y seguro que en próximas temporadas irá a por jugadores que le hagan más fuertes en esa lucha eterna contra el Barça.
    Hay que seguir compitiendo las ligas y volver a aumentar la distancia con el Barça.

  2. Totalmente de acuerdo con el señor Delgado. En el deporte profesional, a igualdad existente en cuanto a cuestiones tácticas, técnicas y físicas, lo que suele ser determinante es el componente psicológico. Estoy refiriéndome a aquellos ámbitos donde se compita en buena lid y no haya lugar para la corrupción.

  3. Excelentes reflexiones.La concentración en el objetivo es cierto que sustenta todos los factores.Es casi increíble la capacidad de Zidane para vencer dificultades.
    Lo tenía casi todo en contra, pero supo también valorar todo lo que heredó que no era poco. Un equipo campeón que se había forjado gracias a la labor de dos entrenadores anteriores. Dos entrenadores que supieron empezar a revertir una tendencia en un equipo histórico, líder, a la baja y ampliamente vapuleado en ligas y en torneos europeos por un rival que había mutado.
    El Barcelona si no hubiese fichado a Messi , hoy podría estar compartiendo la cola del torneo europeo por excelencia. Es más el mismo Atlético de Madrid ,si no fuese por la mala suerte y por encontrarse repetidamente con su peor rival podría tener ahora cuatro copas de Europa.
    Zidane ha tenido que alejar muchos fantasmas de la mente de sus futbolistas. El primero fue la inquebrantabilidad del Barcelona, bruñido en acero de Messi. Un mito todavía alimentado por la prensa y que tuvo su base de realidad mientras duró. Hoy se ve que este mito se ha desmoronado por la simple aplicación de criterios matemáticos. En los últimos tiempos el Real Madrid ha ganado cuatro copas de Europa y el Barcelona sólo una.
    Otro mito que está cediendo es el de la inferioridad del Real Madrid en el torneo nacional más importante . El Real Madrid con Zidane tiene ya mucha mejor pinta que el Barcelona en la liga y ha empezado a sembrar el pánico de tal manera que ha expandido en su tradicional competidor la confusión.Baste comentar que su " gran capitan", su nuevo entrenador, su presidente y toda la prensa de allí y de aquí han intentado hacer ver que la claridad en la aplicación de la justicia era un factor de riesgo. Baste como prueba de su obcecación el relato de la persona que más hecho en la historia del Barcelona por la institución. Messi despejó los fantasmas imaginarios y habló de méritos del rival y de "ayudas" blaugrana. Y más vale que tomen nota.
    El camino más recto era, con algunos circunloquios, el de Messi . Ahora es el de Zidane.Es normal que Messi pida orden para continuar.
    Otro mérito muy grande del francés ha sido convencer a sus pupilos de la nulidad de la prensa. Si los jugadores del Real Madrid leyesen lo que publican los periódicos de Madrid se verían expuestos a un infarto semanal. El Real Madrid ficha a catorce jugadores por puesto semanalmente. Fulano no volverá al césped el resto de la temporada porque ya se restableció Mengano. Se comprará a un juvenil de un equipo de tercera división y el Real Madrid entregará siete jugadores y 30 milones. Zutanito no va a renovar. Los jóvenes se quedan para vestir santos. Y así todo el santo día. Ustedes me entienden.
    Su actitud personal es un máster continuo de paciencia, se hace un Rafael Nadal cada rueda de prensa.
    Todo esto no sería suficiente sin la flor. Siento incomodarles. No todo iban a ser parabienes. Zidane tiene un beso y una flor para toda la plantilla. Baste escuchar la opinión de Brahim o la de Mariano. Los dos jugadores damnificados de la plantilla y es que Zidane ha convertido el equipo en una tarea colectiva donde lo importante es el objetivo. Lo individual queda en segundo plano.Cualquiera que sale al terreno de juego , aunque sea unos minutos sabe que es importante y además las lesiones existen.Los que no entienden esto creo que es mejor que busquen otros horizontes.
    Todos nos hacemos cruces pensando en el año que viene. Dejemos a un lado esta Champión que no sabemos lo que nos deparará. Ya muchos estamos pensando en los refuerzos , en las difíciles ventas,en alguna incorporación modesta en lo monetario, en el Bernabeu revisitado y en estado de revista,en alguna incorporación estelar a medio plazo.
    No debemos preocuparnos. Tomemos nota de Zidane y centrémonos en apoyarle. Estamos en buenas manos. Lo que tenga que ser , será. Qué grande versión de Feliciano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

La PREVIA del @valenciacf🆚@realmadrid.

📅Domingo 19 de septiembre
🏟️Mestalla🧨
🕘21:00

🔎@albertocosin analiza los 7 puntos a tener en cuenta del cuadro valencianista.

https://www.lagalerna.com/el-valencia-en-siete-puntos/

STERLING Y POGBA AL BARCELONA | LAPORTA PAGARÁ CON VOLUNTAD Y ABRAZOS | ANÁLISIS DE LAS PORTADAS

https://youtu.be/DtO6ifuvVm0

La prensa española es madridista https://www.lagalerna.com/la-prensa-espanola-es-madridista/ a través de @lagalerna_

Bien por @quillobarrios !

🔥🔥🔥 Viene absolutamente desatado @quillobarrios a contarnos que la prensa española es madridista.

https://bit.ly/39iA0tT

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram