Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Javier Clemente no se entera

Javier Clemente no se entera

Escrito por: Juan Pablo Frutos23 julio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Javier Clemente deja caer que Tebas, por ser madridista, ha puesto los horarios para favorecer al Real Madrid

Hemos visto recientemente un tuit de Javier Clemente que manifiesta que no se ha enterado de nada:

Javier Clemente: “Los Clubs se lo tienen que mirar , no quejarse después de lo que han permitido . Todo el mundo sabe q TEBAS es del Madrid y durante el año y más claro en este Final de Liga los horarios han sido importantes y estos los ha puesto él”

Lo que faltaba por leer. Javier Clemente deja caer que Tebas, por ser madridista, o eso dice, ha puesto los horarios para favorecer al Real Madrid. Sin embargo, los madridistas llevamos un tiempo, largo ya, quejándonos precisamente de las arbitrariedades de Javier Tebas, que ha sido denunciado en numerosas ocasiones por el Real Madrid en lo que a la gestión de derechos televisivos se refiere. Pero sobre todo los madridistas están quejosos con Tebas en el terreno que más se acerca a la competición: los horarios y el VAR. En ambos casos, Tebas está muy influenciado por Mediapro (de Jaume Roures), quien produce la señal televisiva y comercializa internacionalmente los derechos de TV de La Liga.

Al respecto del VAR, facilitó a la RFEF la implantación del sistema en el primer año, posiblemente por la urgencia en llevarlo a cabo, aprovechando su despliegue de cámaras en todos los campos para la producción televisiva. Algunos fallos técnicos, que denunció la Cadena SER al finalizar la temporada 18/19 y que solo parecían la punta del iceberg, hicieron que la RFEF cambiara, incluso de forma incluso radical, de proveedor de VAR, que pasó a ser Hawk Eye, el proveedor de las principales ligas, Champions League y del pasado Mundial de Rusia. Poco a poco, este año hemos visto un VAR más parecido al de las grandes competiciones: mejor, en definitiva. Los grandes fallos del VAR de la Liga y Mediapro en su primera temporada no pasaron desapercibidos para el madridismo, que mayoritariamente dudaba no sólo de los árbitros participantes, sino incluso técnicamente, de ese VAR de Tebas, no del VAR como tal.

Al respecto de los horarios, el tema viene de lejos. El primero en denunciarlo públicamente fue José Mourinho. Atento como estaba a todos los detalles, nos abrió los ojos: “Deberíamos tener reglas igual para todos pero esto no es igual para todos. Si no estás dando a todos las mismas condiciones para competir, es porque la competición no es una competición abierta”. En febrero de 2011, dijo: “Algunos parece que tienen la vida más fácil, más estructurada. Parece que escogen cuándo quieren jugar”. A la pregunta del periodista, “¿Me podría decir a qué equipo se está refiriendo?”, José Mourinho fue muy claro y contundente: “A los amigos de quienes deciden. Sabes tanto como yo”. Más adelante, en ese mismo febrero de 2011, Mou volvió a la carga: “El calendario está hecho por gente que sabe lo que está haciendo. Lo normal es que nosotros hubiésemos jugado el domingo. Un día más para entrenar, un día más para descansar. Yo como entrenador tengo que denunciarlo”. Se refería a un partido en sábado tras jugar Champions en miércoles.

Cuando hablaba de los amigos de los que deciden, Mourinho también se refiere al caso previo, del Barcelona en 2010 (aquel partido del 5-0). El Barcelona jugaba Champions en Atenas (Panathinaikos) el miércoles. El Clásico se iba a jugar en domingo, pero entonces coincidiría con las elecciones autonómicas catalanas. Había partidos políticos a los que no les interesaba que el partido se jugara el mismo día de las elecciones, por aquello de la participación. La opción normal era adelantar el partido al sábado. Pero el FC Barcelona de Guardiola se opuso rotundamente, con declaraciones de varios de sus jugadores, porque entonces solo tendrían tres días de descanso. Los que piensan que hablar de esto del descanso es una tontería, cuando quien protesta es el madridismo o Mourinho, que busquen en la hemeroteca lo que Guardiola y sus jugadores dijeron entonces. Como consecuencia, la Liga de Astiazarán, presidente de entonces, a instancias del propio Roures, decidió que el partido se jugaría un lunes. Efectivamente, quienes decidían los horarios favorecían a sus amigos. Porque en ese caso, la rentabilidad económica del partido de los partidos de la Liga, no se tuvo para nada en cuenta. Quienes tengan dudas sobre lo que se dice en este párrafo, que lean el artículo “Roures, el culé” de Xavier Bosch, de noviembre de 2010.

En esas declaraciones de Mourinho, dejó claro cuál es el interés que hay detrás de los calendarios, y no es otra cosa que administrar los descansos. Y es que no es lo mismo jugar con 96 horas de descanso o más, que con 72 horas o incluso menos. Como quiera que las semanas tienen 7 días, número impar, cuando hay partidos entre semana de competición europea o Copa del Rey, uno de los dos partidos de la semana el equipo lo jugará con tres días de descanso, y el otro con cuatro días. Evidentemente, en caso de poder elegir, todos querrían los cuatro días de descanso cuando el siguiente partido es contra los equipos fuertes, y tres días contra equipos más débiles a priori. Si el rival de Copa o de competición europea es un rival fuerte, es el partido anterior de Liga el que querrían jugar 4 días antes, para tener más descanso.

Hay que entender también que existen otros condicionantes. Hay equipos que, cuando juegan entre semana, lo hacen los jueves (Europa League). Esos equipos jugarán el partido siguiente de Liga el domingo (si es contra equipo europeo), o incluso el lunes.

La clave de todo es que, en el sorteo inicial del calendario de la Liga, no se establece el horario definitivo

Mucha gente piensa que no hay nada de qué quejarse porque todo es consecuencia de un sorteo inicial del calendario. La clave de todo es que, en el sorteo inicial del calendario de la Liga, no se establece el horario definitivo. Solo se sabe el orden en el que se producirán los partidos y el fin de semana en disputa, pero no si un partido es concretamente en viernes o en domingo, ni la hora. En la Champions o Europa League, desde el momento en que se sortea la fase de grupos o la fase de eliminatorias, se sabe con exactitud el día y la hora de cada uno de los partidos. Los horarios de Liga, sin embargo, se establecen sólo dos o tres semanas antes de que se produzca el partido. Y se establecen conociendo todos los detalles de cada equipo en ese momento: estado de forma del propio equipo y del rival, necesidad o no de puntos en competición europea, lesionados de media o larga duración, etcétera.

Un ejemplo de mala intención se pudo ver con el Real Madrid de Solari: “El calendario es curioso, nos resulta divertido y lo tomamos como un reto mayor”. En el partido de ida de Copa del Rey, el Real Madrid tuvo menos descanso previo que el Barcelona. Una vez jugada la ida de Champions contra el Ajax, tuvo una semana sin partidos para preparar el siguiente partido de Liga (Girona) anterior a la vuelta de Copa con el FC Barcelona (miércoles), que además precedía otro Clásico (sábado), y la vuelta de Champions (martes). Pues bien, Tebas y su algoritmo pusieron el partido previo del FC Barcelona en sábado, y el Madrid tuvo que jugar el domingo, disfrutando por tanto un día menos de descanso, también, para la vuelta de Copa, y acumulando esa falta de descanso para el siguiente partido. Ese “detalle”, cuando en la semana que el Madrid se jugaba Copa, Liga y Champions, fue crucial.

De manera que, a diferencia de lo que piensa Javier Clemente, no es de extrañar que los madridistas podamos estar insatisfechos y muy pendientes de cómo administran los horarios de los partidos. El problema es si esto se puede medir de alguna manera o no. Y como he dejado caer antes, es muy difícil, porque a veces los horarios son forzados por el partido anterior o posterior del rival, y a veces se ve clara una más que posible mala intención, etc.

Y en esto ha venido a ayudar Manu Carrasco (@CarrascoPManu), periodista declarado perico,