Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El poder está en ti, culé

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El poder está en ti, culé

Escrito por: La Galerna13 junio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. “Esta noche juega el Barsa y mañana el Madrid, dame la pluma Rubiales que tenemos que escribir, ande, ande, ande, ande Javier Tebas, ande, ande, ande que es la Liga buena...”. Hala (Madrid), ya hemos hecho un futbolcico, que es a la Liga lo que los villancicos a la Navidad. Porque no es Navidad, pero lo parece en los periódicos cataculés. El Barsa vuelve a jugar, vuelve, y hay mucho ahí de anuncio de turrón, donde todo es emocionante. Pero hay algunas expresiones que no nos dejan tranquilos del todo. “El Barsa saldrá con el once de gala”, “El tridente a punto”, “El equipo sabrá dosificarse”, dice Setién, “Messi vuelve con toda la ambición del mundo”. No sabemos qué pasa. Parecen las frases de un libro titulado: “El poder está en ti”. En realidad, nosotros siempre hemos visto a Sport y a Mundo Deportivo, más que como periódicos deportivos, como periódicos de autoayuda. Si un culé está triste siempre puede recurrir a sus diarios, refugiarse en ellos e incluso subrayar las líneas más enriquecedoras como, por ejemplo, las que les acabamos de presentar.

Uno lee que el Barsa saldrá con el “once de gala” y los imagina tocados con barretinas con plumas, con charreteras en los hombros, ceñidores y firmes al paso guiados por Messi, que sostiene el estandarte mientras suena tot el camp y llueven tiras de papel azulgrana. No me digan que no es bonito. “El poder está en ti, culé”, quieren decir en Sport y Mundo Deportivo. “El tridente a punto”, suena un poco a gladiadores, pero no nos digan que no es una psicología, mejor, un coaching, súper moderno. Hace nada eran una dupla (Los Amaya, el Dúo Dinámico...) y ahora son (vuelven a ser) un tridente. No importa. Cualquier cosa con tal de levantar el ánimo del aficionado, que si bien hace unos días pensaba en Suárez y en Messi y tarareaba: “Vete, me has hecho daño, vete, estás vacía, vete, lejos de aquí...”, ahora recuerda a Espartaco, a Kirk Douglas, mirando así como miraba, mostrando el hoyuelo de la barbilla, a Laurence Olivier.

Que “el equipo sabrá dosificarse”, en palabras de Setién, no nos acaba de convencer. Entendemos la idea que quiere transmitir, mayormente que está todo controlado por hablado y ensayado y entrenado, pero también nos evoca una extraña sensación de dejadez y de inferioridad. ¿Cómo que el equipo sabrá dosificarse?, el poder está en ti, Quique. No permitas que te apabullen. Tú sabrás dosificar al equipo. “Yo sabré dosificar al equipo”. Esa es la frase, Quique. Tú puedes hacerlo. El poder está en ti. Y si hay que sentar a Messi, se le sienta. La frente alta, Quique. Los hombros atrás. La voz firme. Además, si “Messi vuelve con toda la ambición del mundo...”, ¿qué hay que temer? Nosotros ahora mismo estamos con una emoción, y eso que somos del Madrid, que no nos sostenemos de pie. La sentimos como propia. Ojalá tuviera Madrid unos periódicos de autoayuda como Barcelona. Así está el Bernabéu a menudo, que parece un vecindario mal avenido. Y eso es por los periódicos. Imagínense un diario madrileño que dijera: “El Madrid saldrá con el once de gala”. ¿No notan las cosquillitas? ¿No sienten las endorfinas bullir en su interior?

Aunque bueno, hoy no nos podemos quejar. “El triángulo mágico” de Marca no sólo es motivador sino sicalíptico. Uno se acuerda del cruzado mágico y siente como un temblor, unos nervios adolescentes con el cierre del sostén; y en As miren cómo están, peor todavía, nada más y nada menos que a 200 con Zidane. Lo entendemos todo. Tras semanas y semanas, meses, de abstinencia hoy están que se suben por las portadas.

Pero calma, mantengamos la calma y, sobre todo, pasad un buen día.