Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Vinicius también es bueno

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Vinicius también es bueno

Escrito por: La Galerna8 noviembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Os preguntaréis por qué comenzamos hoy con la portada de Mundo Deportivo. La suerte deportiva (valga la redundancia y con el debido respeto) de Rakitic nos es más bien indiferente. Por lo que a nosotros respecta, Rakitic puede ir a jugar a la Juve o al Lokomotiv de Tenochtitlán. Lo que nos llama la atención en la primera plana del diario de Godó, grande de España, es la torticera referencia a Rodrygo y Vinicius que aparece en el mínimo recuadro inferior.

“Rodrygo se come a Vinicius por goleada”, dicen los amigos cataculés, así como dejando caer, así como tratando de sembrar cizaña en un panorama madridista que ha virado para bien a resultas de la balsámica goleada y gran partido ante el Galatasaray.

Lo que hay que decir a Mundo Deportivo, siempre tan patéticamente inclinado a fijarse en el rival, en lugar de hacerlo en el club por el que bebe los vientos, es que no siembra cizaña quien quiere sino quien puede. Y lo que debemos decirnos a nosotros mismos, como madridistas, es que hay una lección que aprender bajo este mendaz recuadrito en la primera plana de los de Santi Nolla.

La lección es bien clara: si nuestros adversarios están tratando de provocar un cisma a cuenta de la presunta superioridad técnica de Rodrygo sobre Vinicius, lo más idiota que como madridistas podríamos hacer es abonar esa misma polémica. Lo decimos porque la esencia de ese recuadro tan ruin de Mundo Deportivo está en las calles, y no precisamente en las de Barcelona. Retirémoslo de la circulación.

Retirémoslo de la circulación porque a la vista está, si nuestro rival trata de propagarlo, que no nos interesa el hacerlo. Y hagámoslo también porque la explosión de Rodrygo no debe hacernos olvidar cómo otro chico recién salido de la pubertad se convirtió el año pasado en la mejor noticia de un equipo alicaído y derrotado, echándose el Bernabéu a la espalda con la más irresistible de las sonrisas.

Los dos son nuestros. Los dos son estrellas, digan lo que digan los mediocres.

En relación a Rodrygo, la portada de As no trae hoy la solo aparente inocencia que ya desgranábamos ayer con aquello de “Caído del Cielo” (no lo trajo Florentino, a quien hay que negar el pan y la sal que para eso somos el As, sino la cigüeña). Pero no se desprende del todo de ese afán antiflorentinista tan proverbial. Fijaos bien: “Llega otro ciclón”.

“Llega”. Igual que ayer cayó del Cielo sin que nadie lo soltara desde arriba, hoy “llega”, llega a secas, suponemos que por su propio pie y no porque nadie lo haya traído a resultas de una política deportiva acertada en su ambición de traer al club los mejores jugadores del futuro. Rodrygo es, se está viendo, uno de los más destacados en esa categoría, pero su venida vuelve a ser tratada como algo casual, fruto de la providencia y no de la buena estrategia del presidente, apropiadamente desarrollada por su equipo técnico.

Cómo es el As, amigos. Cómo es nuestro viejo amigo Ouija Daily, que no da puntada sin hilo.

Os dejamos con Marca y Sport, que también son de Dios (y un poco de Lucifer asimismo, bien es cierto que en distinta mefistofélica medida).

Pasad un día pródigo en dichas blancas.