Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Vinicius Jr, quién y por qué

Vinicius Jr, quién y por qué

Escrito por: Álvaro Pérez11 mayo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

¿Quién es Vinicius Jr y por qué, no solo el Real Madrid, sino varios de los grandes de Europa, pujan tanto por él cuando recién está a puntito de debutar con el primer equipo del Flamengo? Esas son las preguntas que se hacen en el mundo fútbol y, sobre todo, los madridistas más escépticos a estas operaciones de talentos sudamericanos. La respuesta a la primera pregunta es sencilla: Vinicius Jr es un niño. Pero no un niño cualquiera. Vinicius es un niño al que una marca como Nike, que mal no trabaja, patrocina desde los 13 añitos.

El fútbol, además de pizarras y certezas, también es magia, ilusión, expectativas. Y todo esto, indudablemente, se recoge en una de las canteras más especiales del panorama futbolístico mundial, la brasileña. Y Vinicius es la sensación, la gran joya. Vinicius representa ese riesgo que todo gran club europeo debe asumir porque mayor aún es el riesgo de que el fichaje lo lleve a cabo otra gran entidad. Muchísimo menos peligroso experimentar tú con el talento a que cuaje en un rival. Además, como explica Florentino Pérez, este es el mercado que toca hoy en día. El objetivo de los grandes clubs europeos debe ser, además de fichar, cueste lo que cueste, talentos en su máxima explosión como Kylian Mbappé, anteponerse a esos 100 millones cuando ese talento aún no ha explotado. Y sí, Brasil, guste o no, significa mucho más que certeza. Brasil es historia del fútbol, fantasía, y eso se paga. Y, sinceramente, creo que pocas lecciones sobre gestión económica, aunque alguno siga empeñado, se le pueden dar a nuestro presidente. Al igual que a los ojeadores, no solo del Real Madrid, sino de varios de los equipos más grandes de Europa.

Esto fue lo que dijo Florentino Pérez en COPE: “Hemos cambiado la estrategia de fichajes. Creemos que tenemos que tener aquellos jugadores de España y del mundo que van a ser muy buenos. Les seguimos e invertimos en ellos. Si salen bien se revalorizan, y si salen mal ten por seguro que no perdemos dinero. Tenemos que empezar a reinventarnos de esta manera para seguir compitiendo con esos equipos que tienen tantísimo dinero. Creemos que así seguiremos ganando títulos y mantendremos nuestra posición actual como club más valioso del mundo”.

Analizado lo estratégico, hay que hablar del futbolista, de por qué es tan especial. Vinicius, para empezar, cubre una de las grandes necesidades del equipo: regate. Cualidad, además, que no abunda en el mercado actual. El joven de casi 17 años basa su fútbol en recibir, encarar y romper. El desequilibrio individual es lo más destacado de su fútbol. Diestro que juega de extremo izquierdo, de afuera hacia dentro, trazando diagonales llenas de técnica y talento. No teme mirar a la cara al rival, sabe que puede romper a cualquiera. Incluso a más de uno si fuera necesario. Vinicius es rápido, ágil e incisivo. Recibe el balón y pasan cosas.

Vinicius Jr sabe que puede romper a cualquiera

Además de su regate, que, sin duda, es lo que más impacta de su repertorio, Vinicius tampoco escasea a la hora de producir goles. Sin ser un llegador nato (no es Gabriel Jesús, por compararlo con otra perla brasileña), tiene capacidad de leer espacios y atacarlos sin balón, a la espera de recibir un pase que le haga encarar portería. Y ahí sí que destaca otras de sus grandes armas como futbolista: la definición. El extremo no dispone de un disparo potente, como el de Cristiano Ronaldo, o rebosante de calidad, como el de James Rodríguez. Pero sí que cuenta con un toque rápido, apenas necesita armar la pierna, y sutil, intraducible para el portero rival, que le hace ser bastante fiable en la definición.

Para finiquitar su perfil, tenemos que dar la razón a los escépticos en una cosa: claro que Vinicius Jr es un niño. De eso no cabe duda. Pero es un niño que ha enamorado a toda Brasil, país que algo sabe de fútbol, y a todos los ojeadores del fútbol europeo, que algo también sabrán. Es un niño, sí, un niño por el que apostar, “correr el riesgo” y disfrutarlo.

Director de La Pizarra (@LaPizarraRM)