Las mejores firmas madridistas del planeta

Veteranos y noveles

Escrito por: Angel Faerna5 junio, 2017

Los madridistas de mi edad hemos crecido aburriéndonos de ver al Real Madrid ganar ligas, pero sin hartarnos nunca, y esperando décadas para volver a ganar la Copa de Europa, pero sin desesperar jamás. Los más jóvenes han tenido la experiencia inversa. Y como, maldita sea, el número de los que me superan en edad ya ha empezado a ser menor que el de los que no llegan a ella, pertenezco a la minoría de los que valoran aún más lo de hoy que lo de hace quince días.

Difícilmente un equipo habrá llegado o llegará nunca a una final como esta con más argumentos, fe, motivación y hambre que la Juve esta noche. Le ha dado igual. Argumentos, fe, motivación y hambre el Madrid los lleva bordados en el escudo, temporada a temporada, generación tras generación. Nuestro equipo no vive de otra cosa ni quiere presumir de nada más. Y los madridistas, ni nos aburrimos de ganar ni nos desesperamos por no hacerlo, vengan como vengan dadas. Ahora es fácil decirlo, sí, pero justamente a los que escribimos aquí no se nos puede acusar de no haberlo dicho también cuando era difícil.

Ahora toca aguantar las palabras de arrobo ante este club legendario de quienes se pasan el resto del año regateándoselo todo. Paciencia y a levantar el escudo, viejos y jóvenes madridistas.

Número Dos