Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El parche que salvó al Titanic

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El parche que salvó al Titanic

Escrito por: La Galerna5 junio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El transatlántico llamado Real Madrid navegaba sin rumbo por las gélidas aguas del fútbol. Os hablamos de 2016, de invierno concretamente, con los títulos todavía lejos de poder ser conquistados y las campañas en su punto perfecto de cocción. Ahí, en medio de la nada, sin saber si sí o si no, a Florentino Pérez se le apareció un iceberg del tamaño de Europa. No había tiempo para esquivarlo. Nuestro Titanic se iba a empotrar contra la realidad y la única solución del presidente blanco era un parche de acento francés llamado Zinedine Zidane. Era un suicidio. Otro proyecto muerto antes de empezar. La trituradora blanca. Y no sé qué cosas más.

En 2016 nació, por lo tanto, un movimiento llamado a desestabilizar definitivamente al Real Madrid. El Barcelona buscaba seguir batiendo récords y el Titanic merengue bastante tenía con no luchar por la permanencia. La tabla de salvación era un entrenador que no había ganado a La Roda. La esperanza era una palabra válida para el pop y los textos motivacionales, pero no para un Real Madrid que ya había chocado con el iceberg.

El guión lo compró, cómo no, Alfredo Relaño. Horas antes de la famosa portada del Titanic, el director del AS, eufórico tras el triunfo del Atlético de Madrid en el derbi, volcó su felicidad en un texto que, una vez más, le perseguirá de por vida. No supo dejar su obsesión a un lado y juntó frases que llevaban más odio que razón. Quiso, además, sentar cátedra y sellar el patético artículo con afirmaciones absurdas, muy en la línea de lo que se ha convertido su periódico con el paso de los años.

No aprendió nada Florentino. Era difícil creer en este Real Madrid. El efecto Zidane se había agotado. No ha pasado ni año y medio desde ese artículo y el Titanic ha conquistado dos Copas de Europa, una Liga, un Mundial de Clubes y una Supercopa de Europa. Casi nada. Si llega a aprovechar Florentino sus tres años sabáticos, ahora mismo estaríamos dominando Estados Unidos y tendríamos pie y medio en la Unión Europea como estado propio. Pero no ha podido ser.

Un derbi. Un derbi liguero. Una derrota. Esos noventa minutos fueron la gasolina que 'Sport', 'Mundo Deportivo' y su hermano 'La Ouija Today' necesitaron para hacernos creer que el Real Madrid nunca se levantaría. Hoy callan, asumen y borran de la memoria colectiva palabras que en su día juntaron con el único fin de dañar. Quisieron hundir el Titanic con una pluma y han visto cómo se ha salvado con un parche. Volverán a intentarlo dentro de unos meses porque el Real Madrid es tan grande que la tentación de poder meter la cabeza en él es incontrolable. En Barcelona lloran porque la 'Era Messi' ha quedado minimizada y en la redacción del periódico de las mujeres ligeras de ropa esconden los tanques en el mismo cuarto en el que Relaño vomitó su obsesión hasta quedarse sin argumentos para sostenerla. ¡Hala Madrid, hombre!