Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El verano era esto

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El verano era esto

Escrito por: La Galerna30 julio, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Un entrenador ha llamado gordo a otro entrenador en ataque machista (?), un señor se ha puesto una camiseta de Franco -feísima, lo tenemos muy hablado en el pueblo, admirado Saza- y el Barça pierde un trofeo veraniego sin que en ninguna de las dos portadas de los medios catalanes sea posible tener acceso al dato de la derrota, pese a que ambas están dedicadas al partido. El verano era esto.

El verano también es la renovación de Sergio Ramos, ya prácticamente cerrada para Marca, aunque esperaremos a la oficialidad de la noticia para pronunciarnos de modo más solemne. Mr. Ramos, en todo caso, may not be on his way after all, Mr. Van Gaal.

as.750 (2)Pues sí. Hoy juega (está jugando o ya jugó) nuestro Madrid y eso siempre constituye una ocasión festiva, incluso aunque sea una pachanga a cuarenta grados frente a un Milan que conoció mejores tiempos, incluso aunque recibirlo con alegría concuerde con los estados de optimismo que decreta Relaño sin solución de continuidad con las guerras fratricidas que en el seno de la plantilla decreta el propio Relaño. Hoy toca caricia del Diario de la Ouija. Blancas y joviales sonrisas colman su portada. Y nosotros -tal es nuestra tragedia- no sabemos si aliviarnos en merecido descanso, o ver el gesto del periódico de PRISA como la calma que precede a la tempestad y entonces acumular aún más reservas. Así de mal nos ha educado As. Nosotros, que no haríamos daño ni a una mosca, ya no podemos dormir tranquilos, ni siquiera permitirnos cerrar los dos ojos a la vez, ni apoyar la cabeza en la almohada sin sentir el incómodo tacto de nuestro revólver.

marca.750 (2)El Madrid se asegura según el Diario de la Hernia un futuro brillante merced a los presumibles y más o menos inminentes fichajes de Ceballos y Vallejo, que seguirían cedidos en sus actuales equipos. Sin embargo, y aunque solo fuera para provocar la rasgadura de vestiduras entre sus enemigos que traería consigo, y por el solo placer de verles elevar el más desgarrado grito a los cielos, el club debería haber considerado también la contratación de Nuno Silva (el "extremo derecha" como lo llama Marca en gracejo para la historia), aunque solo fuese para descartarla al día siguiente con la excusa de un aciago reconocimiento médico. Se da la circunstancia además de que Nuno Silva es portugués, lo que redondearía gloriosamente la incorrección política implicada. Ay. Hasta nuestras fantasías son perversas. Nos tememos que vamos no teniendo remedio y que, para nuestro goce y desgracia, ya hemos iniciado similar descenso que el ínclito Walter White (a.k.a. Heisenberg). ¿En qué punto se torció todo? ¿Cuál fue la frontera que ya no permite volver atrás sin mácula? Una cosa sí que está clara: si la metanfetamina fue el pretexto del protagonista de la antológica Breaking bad, solo fue porque no conoció los peligros y el vértigo del Portanálisis.

Por lo demás, y como decíamos, un entrenador también portugués (no sabemos si les suena) ha llamado gordo a Rafa Benítez, que le ha respondido intachablemente, evitando entrar al trapo. Marca se hace eco de la "lección", aunque olvida mencionar que nada de esto se habría producido si la mujer del segundo no se hubiera descolgado inicialmente con una desafortunada descalificación pública de Mou. La Galerna está con nuestro entrenador (que de los dos es Benítez, aunque en el libre ejercicio de la nostalgia algunos prefirieran la otra opción) y lamenta la clara salida de tono del de Setúbal. Y nada, ni siquiera la postura de Sport al respecto, que estamos a punto de haceros descubrir con lo que descontamos será gran asombro y regocijo, nos hará reconsiderar nuestra postura.

Sport Portada 30.07.15

mundodeportivo.750 (3)En plena coherencia con su costumbre de ser medios intercambiables, Sport y Mundo Deportivo celebran al unísono el liderazgo de Luis Suárez durante la gira americana del Barcelona. Dos goles del uruguayo han bastado para la fiesta, y no seremos nosotros quienes restemos euforia a nadie, pero, ya que hablamos de giras americanas, nos viene a la memoria aquella ya mítica que los irlandeses U2 recogieron en su disco Rattle and Hum. Eso sí fue estado de forma, liderazgo y compromiso, y no dos goles de Luis Suárez. Y si no, puestos a comparar, que Sport Deportivo (o Mundo Sport) encargue a Anton Corbijn una sesión de fotos con el uruguayo, y así al menos salimos todos ganando en buen gusto y estética.

Sí se distingue hoy Sport por hablar de "ataque machista" para referirse a lo que, en rigor, sería más bien una defensa o una respuesta -seguramente desafortunada, faltona y puede que, si hilamos fino y torcemos un poco el debate, hasta con sesgo machista (por aquello de que sea la mujer quien, en papel tradicional, se ocupe de organizar las comidas en casa)- pero nunca un ataque, y mucho menos uno cuyo principal resultado sea denigrar a la mujer, sino más bien ironizar con el peso de Benítez. A Mou lo invitaron a la pelea y acudió, pero no fue él quien pegó primero; cosa que, por cierto, suele ocurrir muchas más veces de lo que se reconoce.