Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¡¡Uuuuuhhhh!!

¡¡Uuuuuhhhh!!

Escrito por: José Luis Heras19 junio, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

¡¡Uuuuuuhhh!! ¡¡Cuánto me apetecía escribir un post sobre un jugador del Real Madrid por el que la parroquia rojiblanca sintiera una especial animosidad!!

No he querido dejar pasar la oportunidad que me brinda La Galerna para hacerlo desde esta trinchera inabordable que es “El Córner del Anti” que, a semejanza de la aldea gala que crearon los maravillosos René Goscinny y Albert Uderzo, resiste serenamente el hostigamiento enemigo.

Así que como no quería arrogarme el derecho de decidirlo yo solo, antes de escribir este post preferí realizar un rápido sondeo entre amigos y conocidos, todos seguidores del Atleti y eternos anti-madridistas como yo, para poner en común nuestras preferencias. La decisión fue unánime: Cristiano Ronaldo.

Quiero aclarar que no tenemos nada contra el maravilloso pueblo portugués, patria de nuestro venerado Paulo Jorge Dos Santos “Futre”, pero Pepe y Coentrão fueron dos de los nombres que más se repitieron tras el del gritito, pero es que Dios los cría y ellos se juntan: ¡¡Uuuuhhh!!

A veces los dichos son sabios recursos populares que vienen como anillo al dedo y esta una irrefutable prueba de ello, ¿no les parece?

cr7 celebración décima

Intentaré ser lo más objetivo posible dentro de la antipatía que los atléticos le profesamos a este jugador. No voy a poner en entredicho las cualidades futbolísticas y goleadoras de CR7. Un atleta en toda la extensión de la palabra. Nada de eso será motivo de debate en este post, como tampoco lo serán los tres Balones de Oro que ha conseguido con la prensa deportiva de bufanda, tan afín a la casa blanca, jaleando sus méritos hasta el infinito y más allá como si en ello les fuera la vida.

Lo que sí voy a cuestionar son todas aquellas actitudes que siempre me han desagradado en un futbolista, sea del equipo que sea y se llame como se llame. Menos mal que Dios es justo y para gozo y disfrute de todos los que somos del Atleti y eternos anti-madridistas creó a Cristiano y lo vistió de rosa, por eso del color Hello Kitty de la segunda equipación madridista, como vivo ejemplo de lo que se debe hacer en un campo de fútbol para ganarse a pulso la hostilidad de todas las aficiones rivales.

Sus andares altivos, los recursos técnicos de los que inapropiadamente hace gala cuando el partido ya está decantado a favor de su equipo, en una clara falta de respeto con los contrarios, sus miradas inquisidoras y cabreos de niño pequeño cuando es otro compañero el que marca (¿verdad Arbeloa?), sus gestos provocadores a la grada cuando celebra un hat trick como el que consiguió hace unos días con su selección contra la “potente” Armenia, o su celebración cuando marca un gol con gritito incluido (¡¡Uuuuuhhhh!!) que causa hasta vergüenza ajena.

Por no gustarme no me gustan tampoco las actitudes que tiene en el campo con sus compañeros de equipo,  no sólo con los del Real Madrid sino también con los de su Selección. Señalándose con los dedos cuando consigue un gol parece como si quisiera dejar constancia ante todos de que él es el único artífice de las victorias, y con sus malas caras y aspavientos hiciera patente la culpa de sus compañeros en las derrotas.

Es un tipo muy egoísta deportivamente. Para él los éxitos que importan son únicamente los suyos propios. Poco le afectó que su equipo hubiera quedado descartado definitivamente para optar a la Liga. Para él fue más importante correr a por un balón que acreditase otro “gran éxito” individual en forma de un inservible hat trick. ¿Lo recuerdan?

Ningún atlético olvidará mientras viva su afrenta de Lisboa. Ese patético, teatral y afectado espectáculo con el que este futbolista se regodeó ante la afición atlética en la celebración de su gol de penalti, que ya sólo servía para las estadísticas.

El gran Cholo Simeone dijo que lo maravilloso del fútbol es que siempre te brinda una nueva oportunidad para darle la vuelta a la tortilla. Y no hubo que esperar mucho.

Cristiano tendrá ya para siempre en su memoria el repaso histórico y la goleada que les inflingió el Atleti esta temporada en el Calderón, cuando les sonrojó con aquel inolvidable 4-0 con el cual la afición atlética disfrutó a lo grande, además de con el buen fútbol de nuestro equipo, desquiciándole cada vez que cogía el balón con un atronador ¡¡uuuuhhhh!! hasta conseguir hacerle desaparecer totalmente del partido. Lo que demuestra una vez más que la guasa colchonera tiene un efecto más devastador que el insulto.

Pero como este jugador siempre ha sido ajeno a las derrotas de su equipo, para celebrarlo se fue a romper tarimas con Kevin Roldán. Pero eso ya es harina de otro costal. ¡¡¡Uuuuuhhhh!!!

 

Atlético y antimadridista. @jlheras