Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Traducción del comunicado del Atleti sobre Theo

Traducción del comunicado del Atleti sobre Theo

Escrito por: La Galerna6 julio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Nota de la redacción: Los más avezados lingüistas del planeta, consultados por La Galerna, no se ponen de acuerdo respecto al idioma ignoto en el que está escrito el comunicado sobre el traspaso de Theo que ha emitido el Atlético de Madrid. La hipótesis que cobra más fuerza es la de un dialecto mixto entre precaucionés y aborrecés. Un experto traductor de esas y otras lenguas fluviales se ha prestado a traducirlo para nosotros. 

Titular original: "Theo, traspasado al Madrid".

Traducción: En este caso, y como excepción al resto del texto, el titular no necesita traducción. Las lenguas fluviales, por contacto con el entorno mesetario, manifiestan infrecuentes concordancias con el castellano.

El titular no necesita traducción

Antetítulo original: "El jugador, que nunca ha llegado a debutar con nuestro primer equipo en partido oficial, ha rechazado las propuestas de renovación de nuestro club y las ofertas de otros clubes europeos".

Traducción: A ver cómo cojones le contamos a la parroquia que una de las mejores promesas de nuestra cantera ha acabado en el puto Madrid. Vamos a hacer una cosa: vamos a recalcar, pero no en el cuerpo del texto sino ya en el antetítulo, que nunca llegó a jugar en el primer equipo en partido oficial. Lo ponemos ya en el antetítulo no vaya a ser que algunos atléticos, por puro cabreo o letargo canicular, no lleguen a leer el cuerpo del comunicado. El objetivo de recalcar de modo tan notorio que nunca llegó a ser alineado por el Cholo es doble: hacemos de menos al futbolista y además la cosa queda un poco como si en realidad no fuera del Atleti propiamente dicho. La cosa queda fenomenal. Queda tan bien que entran ganas de preguntarnos: "Oye, si en realidad Theo no fue nunca del Atleti propiamente dicho, ¿por qué os molestáis siquiera en escribir un comunicado sobre él?" Escrupulosos que somos, nada más.

También en el antetítulo (¿para qué asumir el riesgo de que si el lector no llega más allá se pierda información crucial?) vamos a indicar que hicimos todo lo posible por retenerle, evitando así que la gente se nos eche encima. "(...) ha rechazado las propuestas de renovación de nuestro club y las ofertas de otros clubes europeos". Muy importante lo último: el muy desconsiderado puedo fichar por el Atleti (decimos bien puesto que nunca fue en puridad del Atleti como tal), pero también pudo fichar por cualquier otro equipo, por cualquiera, que no fuesen esos. Lo decimos muy clarito y desde el principio mismo: pudo ir donde él hubiera querido y el ingrato optó por lo que optó, es decir, por el innombrable, por el vil metal, por los que no pueden entender, por los que carecen de sentimientos. A nosotros que nos registren si Theo tiene por guía la avaricia y el culto a los poderes fácticos. Pío pío que nosotros no hemos sido.

Por supuesto, somos conscientes de que el subrayar que nunca llegó a debutar con el primer equipo es argumento que afecta negativamente a quien en su momento pudo hacerle debutar, pero chico, aquí que cada palo aguante su vela que el Manzanares es navegable en algunos tramos.

Oye, si en realidad Theo no fue nunca del Atleti propiamente dicho, ¿por qué os molestáis siquiera en escribir un comunicado sobre él?

Texto: "El Atlético de Madrid y el Real Madrid han llegado a un acuerdo para el traspaso de Theo Hernández al conjunto blanco. El defensa, que la temporada pasada jugó cedido en el Deportivo Alavés, se incorporó a nuestra Academia en el verano de 2008, a los 11 años. El jugador francés pasó por todas las categorías del club desde el Alevín A hasta llegar al Atlético de Madrid B en la campaña 2015-16".

"Theo Hernández realizó la pretemporada 2016-17 a las órdenes de Diego Pablo Simeone, disputando dos encuentros amistosos ante el Numancia y el Melbourne Victory, aunque nunca llegó a debutar en partido oficial con el primer equipo. El jugador, que tenía contrato hasta el 2021, ha rechazado en varias ocasiones las propuestas de renovación del Atlético de Madrid y las ofertas de distintos clubes europeos para hacerse con sus servicios, al mismo tiempo que ha manifestado en reiteradas ocasiones su firme deseo de jugar en el Real Madrid".

Traducción: Metamos mucho alevín y mucho Numancia y mucho Melbourne Victory porque estos apuntes pintorescos relativizan la talla del jugador que hemos perdido a manos del eterno rival. Melbourne Victory, señores: cosas de muy lejos, cosas exóticas, cosas tan raras como querer jugar en el Madrid, firmemente además. Cosas de las antípodas, como en las antípodas están nuestros valores de la chequera de esos desalmados. No solo no fue nunca, en realidad, jugador del Atleti, sino que además sus únicos partidos (amistosos, por supuesto) con el primer equipo fueron contra (jajajaja) el Numancia y el Melbourne Victory. Calla, calla, que me meo. Qué risa, tía Felisa. Me parto, tía (Felisa). Repetid con nosotros: el Numancia y el Melbourne Victory. Y ya. Nada más. Y amistosos, o sea, sin nada en juego. Que cante el gallo una sola vez, que antes de que esto suceda ya habremos negado a Theo (o como se llame) tres.

Por otro lado, volvemos a insistir en que "ha rechazado en varias ocasiones las propuestas de renovación del Atlético de Madrid y las ofertas de distintos clubes europeos (esto último lo deberíamos haber puesto en negrita) para hacerse con sus servicios, al mismo tiempo que ha manifestado en reiteradas ocasiones su firme deseo de jugar en el Real Madrid". A ver si pensáis que el ningunear al jugador va a ser incompatible con el dejar clarísimo que le ofrecimos setecientas sesenta y ocho veces quedarse aquí, porque no vale mucho y nunca ha sido del Atleti propiamente dicho pero aun así le ofrecimos cuatrocientos millones de veces que por favor se quedase con nosotros, que no nos hiciese esto por amor de Dios. El jugador es tan poca cosa que nunca debutó con el Atleti como no fuera contra un equipo australiano en un bolo de verano, pero al mismo tiempo nos deshacemos en excusas para explicar el que no hayamos sido capaces de retenerle.

No lo podéis entender, ya lo sabemos, a pesar de lo esforzado de esta traducción.