Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Tortura china

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Tortura china

Escrito por: La Galerna4 marzo, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hola a todos.

Esto es una tortura china. Si la hemos sufrido nosotros al ver las portadas esta mañana, no vemos por qué privaros a vosotros de esa opción también. Os sabemos buenos, os sabemos buenos y solidarios. No nos dejéis solos y padeced con nosotros.

 

Ante el pésimo momento del Madrid, que es quien les da pastel de audiencia, As ensaya el penúltimo giro en busca del público del Atleti, que es quien les da el pan y la mantequilla cuando el Madrid no da pastel. En este caso casi lo comprendemos. Algo tienen que hacer, y lo cierto (confesémoslo son ambages) es que ya querríamos nosotros estar donde está el Atleti, a siete puntos del líder en vez de a doce y medio y en el vórtice de una depresión que ni con Prozac. Depresión, por cierto, que no estaría mal se circunscribiera solo a los seguidores y no se trasladara desde el propio vestuario, del cual (lo tenemos que decir, vista la última rueda de prensa) se desprende una sensación de abatimiento que jamás debería permitirse la plantilla del mejor equipo de la historia, por duras que hayan sido las últimas horas.

Pero As, nuestra entrañable Ouija, no se conforma con girar hacia el Atleti, sino que justo antes de virar la cabeza en la otra dirección suelta un filardo extemporáneo al ojo de los de Concha Espina. “Morata SÍ tiene gol”, nos sueltan. ¿Por oposición a alguien que en cambio no lo tiene?, nos preguntamos anhelantes, por cuanto el raciocinio no nos da para tanta sutileza. A ver si se van a estar refiriendo al Madrid.

-Hombre, ¿sería un poco tonto, no? ¿Cada vez que alguien meta un gol van a aludir al Madrid diciendo “Rodrigo SÍ tiene gol”? ¿“Ben Yedder SÍ tiene gol”? ¿“Chumillas III (Balompédica Conquense) sí tiene gol”?

Nah. No pueden ser tan burdos. Ni siquiera la Ouija puede serlo.

O sí.

En todo caso, el que el Madrid sufra una galopante falta de gol, que hasta cierto punto debería haber sido prevista por quienes mandan, y deberían haber sido tomadas medidas más taxativas al respecto, no implica que cualquier ataque en esa línea esté justificado. Lo próximo bien puede ser un jugador de waterpolo. “Ese SÍ que tiene gol”. No, oigan. No todo gol del mundo habla (se supone que por contraste) de la falta de gol del Real Madrid, aunque ya sepamos que a perro flaco todo son pulgas y que el jardín del vecino es siempre más verde. También es verdad que no habría lugar para estas ofensas tan cochambrosas si hubiésemos fichado más y mejor. Así de simple y cierto.

Marca, por su parte, en lugar de jugárselo al comodín del Atleti se lo juega al comodín de “varios”, donde está el atletismo y donde hoy hay razones para la exaltación patriótica. Tampoco nos parece mal, si bien no se descuida un pequeño espacio superior para hablar de la “extrañeza” que genera alguna de las decisiones de Solari. ¿Qué no genera extrañeza en el Madrid ahora mismo?, nos preguntamos. El Madrid es ahora mismo, especialmente para quienes lo amamos, un puro extrañamiento, un no reconocer, una esperanza que se resiste a morir pero a la cual parece darle apuro ser: la esperanza del martes, la esperanza de la Champions.

 

Los amigos de Folch sacan a relucir, bajo un titular que dice IRREPETIBLE, los logros del Barça en los últimos años. De igual forma que la voz en off de Morgan Freeman en Cadena perpetua se disculpaba por no poder contarnos que Andy logró esquivar el intento de violación por parte de otros reclusos, tampoco nosotros somos capaces de deciros que es todo mentira. Sí que es mentira, sin embargo, el último punto, el de los “palos” de (concretamente) Ramos, Pepe y Marcelo. Hay que tener la cara de cemento armado cuando en la excelente trayectoria liguera del Barça en la última década no hay absolutamente ningún “a pesar de” y sí muchos, demasiados, sospechosos “gracias a”.

 

Dice Sport, por último, que Piqué es el mejor central del mundo. Con permiso de
Ramos, añadimos, quien tendrá sus cosas (que las tiene, y si no preguntadle a su ausencia en los dos próximos partidos europeos de su club), pero no es un niño fresa pagado de sí mismo que se cree que gana en Madrid para enviar al mundo un mensaje sobre los (sic) presos políticos y su relación con el VAR, si la hubiere.

En fin. Mañana hay Champions y, si el Señor tiene a bien detener esta sangria, volveremos a sonreír mientras pensamos qué hay que hacer para arreglar los problemas del club que tanto amamos.

Que quiera.