Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¿Solari hasta junio?

¿Solari hasta junio?

Escrito por: Juan Carlos G. Guerrero31 octubre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Madrid ha pasado en cinco meses de tener como entrenador al ídolo que marcó la volea histórica de La Novena a ser dirigido por el futbolista que inició aquella jugada. Reconocido el par de pasos atrás que se ha dado desde el pitido final en Kiev, se abre la posibilidad de mantener al argentino en el banquillo para no hipotecar el futuro. Si el Solari entrenador es tan flexible como lo fue como jugador, capaz de sustituir a Roberto Carlos en el lateral izquierdo o a Figo como extremo derecho, podrá ser un buen puente hacia el nuevo proyecto que debería inaugurarse pasada la final del Wanda Metropolitano.

Firmar a cualquier entrenador a las puertas de noviembre supone arrancar con déficit la próxima temporada. Nadie vendría para seis meses y a poco que se remonte el vuelo, lo lógico sería continuar con ese entrenador, a menos que se pretenda sellar ahora un finiquito millonario a cobrar el próximo verano por el elegido en estos días. Pongamos nombre y apellidos: si Antonio Conte es un parche y no el hombre sobre el que cimentar la renovación de cara a la próxima temporada, mejor dejarlo pasar y seguir con Solari.

El Madrid vive una situación de emergencia ahora mismo, pero acabando la Liga entre los cuatro primeros tendría suficiente oxígeno en la botella para iniciar una nueva era a partir de junio. No se trata de tirar la temporada, sino de asumir que se ha sobrevivido a otros años en blanco (después del último se ganaron tres Champions seguidas) en caso de acabar vacío.

La diferencia con respecto a la llegada de Zidane es que ahora es obligatoria una renovación de la columna vertebral del equipo. Y ese coto se abre en verano. Esa tarea es la que hay que planificar desde ya: decidir si se quiere seguir apostando por un modelo de promesas españolas e internacionales y de jugadores contrastados, apostar por una figura a quien tener fe cuando se necesite un gol y elegir al mejor conductor para ese viaje. Si el plan sigue estas indicaciones, aquí van dos nombres que encajan: Pochettino y Klopp. Entrenadores que reciben maquetas y fabrican estrellas.

Ambos tienen contrato y habría que ficharlos como se hace con los grandes cracks. Una inversión de 20, 30 ó 40 millones de euros puede parecer un disparate, pero nadie se acordará de ese precio si triunfan. Y quizás así se respete más la figura del entrenador y no se le ponga a vivir con vistas a la guillotina. Se trata de apostar por un proyecto y aplicarle las palabras del hoy entrenador del Madrid en su época de columnista: “Lo que sí existe en el fútbol profesional es un padecimiento bastante común. Se da cuando, en la prisa por la obtención de resultados, no se respetan los tiempos de los procesos, se aceleran o se los mata antes de que puedan comenzar a desarrollarse. A la repetición indefinida de esa dinámica autodestructiva en la que caen algunos clubes la podríamos nombrar, como a una patología, resultadismo. Esa es la mejor definición que se me ocurre”.

Para llegar al futuro en buen estado de salud, quizás lo mejor sea apostar en el presente mirando al pasado: a un Solari cumplidor con el 21 a la espalda y que servía para todo. Quizás ahora sea él quien deba iniciar la jugada que desemboque en el próximo proyecto.

Periodista freelance / Ex de La Sexta y Marca | Filmmaker Twitter: @jcguerrero87

17 comentarios en: ¿Solari hasta junio?