Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Sibilino

Escrito por: La Galerna22 septiembre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Sibilino: "Misterioso u oscuro, a veces con apariencia de importante". La acepción de la Real Academia -que da brillo y esplendor- sobre este término se ajusta como penal intempestivo en el Camp Nou a lo acontecido anoche en el estadio del líder de la Liga y el Once Veces Campeón de Europa. Y no, nos referimos a la coz que recibió Karim dentro del área de la que por lo visto Robinson no hará ningún informe.

Hacemos hincapié en la figura de un ser oscuro y misterioso -sibilino- muy a pesar de que su onomástica –González González-no invita precisamente a resolver enigmas y descubrir antiguos arcanos. El caso es que anoche el madridismo fue testigo de cómo un único señor con chiflo es capaz de aguar la fiesta de los minutos de descuento en el Santiago Bernabéu. Desprende el inconfundible aroma de las órdenes de arriba, y es que tanto gol agónico blanco de última hora ha debido generar cierta corriente hemorroidal en los despachos de los que mandan. Así aconteció anoche en la casa del madridismo, con un Madrid volcado en ataque, en tiempo de descuento. Tres minutos dan para mucho. Que se lo pregunten al Atleti pero sobre a González González. En 180 segundos pitó a Varane una falta que no era, expulsó a Chendo, se fumó un minuto y amonestó a Carvajal concluido el partido. Todo, por supuesto, con un rictus de Sin Perdón en la taberna que ya quisieran algunos gorilas de discoteca.
Dos puntos menos y sin récord de victorias en Liga. Todo por el mismo precio. Se lo cuenta la crónica vampírica de nuestro editor Jesús Bengoechea, que a día de hoy sigue esperando si Asenjo saca finalmente de puerta o no, y si González González tiene a bien o no indicarle que lo haga.

sport-750

No leerán nada de eso en las portadas de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis Deportivo Patrio.
Es más, incluso tendrán que soportar la desfachatez de la primera plana del diario Sport, que hoy luce rostro de hormigón armado, suponemos que por el sinvivir en el que ha sumido al culerío la lesión de Messi, que lamentamos. Dice el rotativo de Lluis Mascarpone y sus amigos que en el Bernabéu anoche hubo “mucho teatro” sobre una imagen del piscinazo de Sergio Ramos, que de un tiempo a esta parte anda marcándose varios fandangos de Huelva en el eje de la defensa. Como chanza de consumo interno y carne de Crackovia no está del todo mal el asunto, pero no deja de tener bemoles que se hable con tan poco respecto del arte dramático desde la cuna balompédica de Stanislavski, el West End, Broadway y el Festival de Almagro. Sport publica una foto; otros podrían publicar un coleccionable de dobles mortales con tirabuzón y triple Axel de un tal Neymar Junior Da Silva, que precisamente eso, silba, cuando le toca hacer la declaración de la renta. “Esta vez no coló”, dice Sport. Y efectivamente no ha colado.

mundodeportivo-750

Más comedido se muestra su colega Mundo Deportivo, tan angustiado con la “Mala Pata” de Leo que más le convendría enfundarse el pijama euforizante del Barça. Deben estar tranquilos y fijarse en cómo cada día el mes que un club da un pasito más en su extenuante proceso de rehabilitación del tiki taka. Anoche incluso celebraron un gol de córner (¡qué asco!). Como si fueran el Éibar, vaya, que, al fin y al cabo, también viste de azulgrana.

as-750
En los diarios madrileños no hay siquiera una línea dedicada al esperpento arbitral del Bernabéu.
Ni siquiera Alfredo, tan quijotesco a la hora de defender las causas perdidas, escribe una letra sobre el asunto desde su púlpito. Suponemos que preferirá preparar alguna nueva maldad contra un muchacho noruego menor de edad llamado Martin Odegaard; siempre y cuando no se eche un sueñecito en la redacción como hemos tenido ocasión de ver recientemente.

marca-750

Como un sueño del verano que agoniza llega hoy Marca y su lacónico “Frenazo”. Ya sabemos que como es el diario de ti, de mí, y de todos mis compañeros, su equidistancia es obligada. “Frenazo” vale para los tres equipos en liza y así lo casco sin mayor inconveniente. No descartamos -aunque no queda claro- que se refiera exclusivamente o sobre todo al Madrid, pero seguimos en todo caso echando en falta alguna referencia a González González, que a la hora en que cerramos este Portanálisis se ha ido a desayunar mientras Asenjo decide si saca o no de puerta.