Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Señor editor, ¿por qué somos del Atleti?

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Señor editor, ¿por qué somos del Atleti?

Escrito por: La Galerna16 marzo, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hola por doquier. Después de que el portanálisis de ayer nos castigara con el látigo de la indiferencia más cruel, hoy sólo nos queda flagelarnos cual monje Illuminati que anda discerniendo entre Ángeles y Demonios en el madridismo con la bendición del Padre Suances desde Roma  y un exorcismo pendiente en el Bernabéu. De la ultracrisis  de identidad inducida del martes, en la que las cabeceras deportivas capitalinas y periféricas se olvidaron del Real Madrid,  hoy miércoles celebramos un portanálisis donde la Central Lechera practica sin pudor alguno una exaltación de lo colchonero que por un lado sabe a gloria al pipero medio y por otro evidencia quién manda en la capital; no sobre el césped, sino en los mass media.

Nos situamos por tanto ante un escenario que evoca aquel premiado spot publicitario del Atleti en el que un pequeño indio preguntaba a su papá ¿Por qué somos del Atleti? Sin pretender resolver a una pregunta de tamaño alcance metafísico teresiano  -Dios me libre- quizás podríamos conjeturar que la respuesta no se encuentra precisamente blowing in the wind, sino que reposa sobre el baño espumoso y masaje con aceites frutales que supone para el Club Atlético de Madrid aparecer en Internet, prensa, radio y televisión.

Anoche regresó la Liga de Campeones al Manzanares y algunos se volvieron locos. Sin ir más lejos, en las ondas se llegó a escuchar que hay que SER atlético para entender la “letra” del himno de la Champions, como si el Atleti fuera un clásico de la Copa de Europa con tantos trofeos como el Nottingham Forest. Ya saben, ellos Robin Hood, nosotros, Juan Sin Liga. En La Galerna nos cuesta creer que este camelo venda. Pero lo hace. Cholo dispone su mercancía en el Bazar –“tengo presupuestos, Ligas peligrosamente preparadas y loas a Di María, oiga”- y los mercachifles de la Central Lechera compran y compran.

Fíjense si compran trastos averiados que anoche pasó por el Calderón un equipo mucho más clásico de la competición continental que el propio Atleti. Lo malo para los cronistas de la épica colchonera es que este PSV no es el de Ronaldo, Romario, Van Breukelen, Van Nistelrooy o Van Basten, sino otra cosa donde pareciera que fueran a doblar la banda izquierda Van Halen y la derecha Van Morrison. Por lo tanto, acostumbrados como estamos a flagelarnos nos metan cuatro o hagamos siete, nos cuesta digerir la efervescencia de las primeras planas de la Central Lechera, máxime si consideramos el parámetro calidad- precio.

as atletico psv

“Noche de Pasión” titula As sobre un partido y una eliminatoria sin goles. Incluso nuestro nunca bien ponderado Alfredo Relaño olvida por un día sus obsesiones y dedica su columna diaria a ese sabor único de la tanda de penaltis. Ya saben, unos ganan novenas vergonzantes y otros se clasifican para cuartos apretando el pompis y sin jugar un pimiento pero disfrutando entre confeti de ese sabor único de la tanda de penaltis. La suerte suprema, describe Freddy y suscribimos; pero para referirnos a la máxima fortuna de la que gozan en la ribera del Manzanares en su trato en kioscos, radios y teles.

No queremos ni imaginar qué habría escrito el autor del ensayo El sabor único de una tanda de penaltis si el Real Madrid se hubiera clasificado sin marcar un gol en 180 minutos + prórroga al PSV Eindhoven.

marca atleti psv

“¡Sí!” dice por su parte Marca entusiasmado, quizás más contenido por aquello de que el monosílabo afirmativo situado entre exclamaciones invita a pensar en nuestro Adonis de Madeira. Pero no se equivoquen. Marca, el diario más leído de España, considerado por algunos pazguatos como un medio madridista, juega precisamente a lo contrario: a una ecuanimidad imposible donde se presenta como un rotativo para todos los aficionados de todos los equipos de toda España y parte del extranjero.

Sólo así se pueden digerir los guiños de Marca al rinconcito al que en los bajos de su portada ofrece sus mejores deseos. Barcelona y Arsenal juegan esta noche la vuelta de una eliminatoria cuasi sentenciada que para un madridista ha de suscitar el mismo interés que el ritual de apareamiento entre un protozoo y una ameba. The Hernia Chronicle siempre va con los equipos españoles y tras recordarnos que Benzema sigue bajo investigación judicial nos invita gentilmente a apoyar al Barça.

mundodeportivo.750 (65)

sport.750 (66)

Claro, que aún en caso de padecer en este instante matutino un proceso de enajenación mental transitoria, un somero vistazo por las cabeceras catalanas es suficiente para atajar cualquier brote de barcelonismo mediático por muy pequeño que sea. “No les digas que fue un sueño” de Mundo Deportivo rivaliza con “A ver qué inventáis hoy” de Sport por ver quién es el más hortera de los dos. Está difícil, aunque por allí arriba lo del baño y masaje periodístico es tal que convierte la Casa de Bertín en el Museo de los Horrores.

Nosotros, queridos galernautas, caminamos por allí todos los días, con la soga al cuello y el crepitar de la hoguera calentando nuestros piecitos herejes. Y aunque estemos quemados, aún esperamos que Al final de la escalera nos caiga botando una pelotita que nos permita resarcirnos de tanta desdicha. Allí, como siempre, en la gloria y la derrota, en las duras y en las maduras, en tu casa o en la mía, nos encontrarán.