Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Nuevos ricos

Nuevos ricos

Escrito por: Antonio Vázquez20 junio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

No seré yo el que niegue la estrecha relación entre el Real Madrid y la exigencia. Requerir el máximo es una de las señas de identidad del club, tanto como lo son el color blanco, la capital de España o la Copa de Europa. El madridista no se conforma, siempre quiere más. Lejos de considerar esta actitud un defecto, creo que en ella descansa uno de los grandes dividendos de la entidad, quizás el principal secreto de su incomparable historial. La complacencia no se baraja como una opción, y eso acaba siendo uno de los motores para buscar incansablemente un éxito tras otro.

Al igual que creo que ser exigente es indispensable para ser madridista, también he detectado una tendencia creciente por la que una parte de los aficionados ha elevado el listón a superar por el club hasta una posición virtualmente inalcanzable, que conduce a la frustración. Sin ánimo de buscar fracturas generacionales, hay muchos seguidores madridistas que han crecido viendo a su equipo encadenar títulos europeos sin parar, y que considera este escenario su hábitat natural, cuando en realidad no lo es. Aunque en las vitrinas del Bernabéu haya trece relucientes copas de Europa, envidia de cualquier rival, deberíamos recordar que la competición se ha disputado en 64 ediciones. Si considerásemos el triunfo en el trofeo más importante del mundo como único baremo para medir la gloria, el equipo con más éxito de todos los tiempos habría fracasado en casi el 80% de las participaciones en su competición fetiche. Es decir, que lo habitual es no ganar el premio gordo de la lotería cada año, lo absolutamente extraordinario es haberlo conseguido en cinco o tres ocasiones consecutivas.

Sin duda, es difícil hablar de nuevos ricos cuando nos referimos a seguidores del club más laureado del planeta, pero aquellos que hemos recorrido (toda o en parte) la larga travesía por el desierto de 32 años en la Copa de Europa, o la más reciente de 12 años entre la novena y la décima, puede que seamos más conscientes de esta realidad que jóvenes cuyo horizonte temporal comprende menos años y se ha alimentado con muchas piezas de caza mayor en cuanto a trofeos en muy poco tiempo. Tampoco se trata exclusivamente de una cuestión de edad, conozco a madridistas mayores que yo que también se han asentado en la ‘hiperexigencia’. Todos ellos han deformado la crítica razonable hasta convertirla en un cúmulo de metas imposibles. Basta con echar un breve vistazo a las redes sociales para leer furibundas soflamas que exigen la lapidación de al menos media plantilla, siendo además muchos de los jugadores señalados, leyendas en activo del club. Llegan tras una derrota, un error individual puntual o incluso por sufrir una goleada en algo tan banal como un amistoso de pretemporada. También son habituales ataques desaforados al único entrenador de la historia que ha encadenado más de una Champions League (con este formato) por una alineación, convocatoria o un cambio. O despiadados desprecios hacia algunos futbolistas por su supuesta falta de calidad u otras cuestiones de cualquier índole (ejem, ejem, Bale), quizás sin reparar en que la plantilla de los últimos años es una de las mejores de la historia del club y, por ende, de la historia del fútbol, por lo que su nivel medio es elevadísimo, incomparable con el que había hace, por ejemplo, tres décadas. Por suerte, el Real Madrid está regido por profesionales extremadamente capacitados y no por gente que habría despedido a una decena jugadores extraordinarios por un calentón veraniego.

Es bastante infantil creer que el Madrid, por el mero hecho de ser el Madrid y tener su magnífico historial va a ganar cada partido, y va a hacerlo además sin sufrir, paseándose. No existen los equipos invencibles. De hecho, la incertidumbre es lo que de verdad hace interesante el fútbol y cualquier deporte. Si estuviésemos completamente seguros de la victoria de los nuestros y los pronósticos se cumplieran una y otra vez, los triunfos irían perdiendo progresivamente valor. La derrota es una posibilidad cada vez que se salta a un terreno de juego. Puede llegar porque el rival ha sido mejor que tú, por errores del entrenador, de los jugadores y también de árbitros, circunstancia esta última que se da con el Madrid con mucha más frecuencia de lo que la verdad mediática refleja. El simple hecho de ganar mucho dinero o haber ingresado en el selectísimo club de futbolistas con el honor de defender la elástica blanca no elimina la posibilidad de incurrir en fallos o de que el contrincante simplemente te supere.

Ganar es el fin último y la razón de ser del Madrid, pero hacerlo siempre no puede convertirse en la única obligación. El verdadero deber de la entidad, la aspiración de cada miembro del equipo, empleado o directivo tiene que ser competir permanentemente, esforzarse al máximo para honrar la leyenda blanca. He visto al Madrid competir y ganar, competir y perder, vencer con poco esfuerzo y la opción más dolorosa de todas, perder sin honrar lo que significan ese escudo y esa camiseta. Por supuesto, no deseo ver al mi equipo fracasar nunca. Cuando esto ocurre, me enfado como cualquiera, pero intento asumir que las derrotas son inevitables, digerirlas y volver a apoyar. Al leer o escuchar a parte de estos nuevos ricos del madridismo, prefiero refugiarme en lo que aprendí de mis mayores, en confiar ciegamente en las posibilidades de mi equipo, alentarlo y jamás pitar desde mi asiento de abonado a uno de los nuestros, entre otras cosas porque perjudica al equipo en su conjunto. También yo juzgo con severidad a los futbolistas que no hacen merecimientos para disfrutar del privilegio que supone jugar en el mejor club del mundo. Lo que no hago es pedirles que sean perfectos. Como decía ‘el Negro’ Fontanarrosa: “La perfección es obsesiva. Y eso es un defecto”.

7 comentarios en: Nuevos ricos

  1. ....es tranquilizador leer un articulo que -cuando menos-refleja sentido común y dos dedos de frente...y felicito a La Galerna por ello. ....ahora bien ,Sr. Director , mucho durará la mancha de una entrevista a triple página a un "cabezahueca " como Edu Aguirre.

  2. Buenos días, artículo inoportuno y retorcido que lo único que pretende es poner en fuera de juego a la minoría que creemos( equivocados o no) que tanto el juego del equipo es mejorable, como la gerencia del club, por lo leído D. Antonio debe estar feliz con el fútbol que desarrollan nuestros jugadores, cuando son 3 ligas con esta en las cuales el desempeño de nuestros " artistas" se puede considerar como miserable por mucho que en la 17-18 se ganase una Copa De Europa, sobre la gerencia a la vista esta y no quiero extenderme que como entidad somos un cero a la izquierda en practicamente todas las instituciones nacionales e internacionales que rigen el deporte, por no hablar del error estratégico de gastarse 800 millones de euros en remodelar un campo con más de 70 años, puedo estar errado y D. Antonio no va contra la minoría que se niega a ser abducida por el " oficialismo", y de verdad se cree lo que nos cuenta, ojala sea así
    Salud

  3. "he detectado una tendencia creciente por la que una parte de los aficionados ha elevado el listón a superar por el club hasta una posición virtualmente inalcanzable, que conduce a la frustración."

    Y se te olvida una pata importante que sostiene y alimenta esta idea entre tanto madridista: los medios de comunicación deportivos. Son ellos los que dan pábulo y fijan en el imaginario colectivo los listones inalcanzables que solo exigen al Real Madrid porque con los demás no lo hacen. Esto es más importante y grave, ya que trasciende la edad del madridista porque de forma constante instala las ideas pueriles que se destacan en el artículo, retorciendo y tergiversando esa supuesta exigencia, transmitiéndolo desde sus potentes altavoces mediáticos hasta convertirlo en dogmas y cantinelas, que aún siendo falaces, a fuerza de repetirlas, la gente cree que es verdad.

    hay que insistir en esto ya que, no es uno medio cataculé, sino la legión de medios nacionales que supuestamente son ecuánimes (cope, ser, ondacero, radiomarca...) y sin embargo, cometen este doble rasero que pone en su diana al Real Madrid, solo al Real Madrid, elevando a solemne y noticia cualquier memez, con el fin de seguir rellenando de forma "interesante", que para ellos es sinónimo de "polémico", del Real Madrid.

    Amén del timo que perpetran dándonos gato por liebre, es decir, opinión por información, que contribuye de forma directa a ese caldo de cultivo que impregna de forma equivocada a tanto madridista.

    Sacar a los medios deportivos de la ecuación y señalar solo a los aficionados me parece un error. Hay muchos ejemplos palmarios de que la frustración de unos viene dada por la machacona y malintencionada idea que propugna la mayoría de medios.

    Recordad: mientras en el campo solo está el rival a batir, el enemigo, ése que te quiere mal, anida en los medios.

  4. No estoy de acuerdo con el artículo. Me parece que los más jóvenes son los que más animan, en el Bernabeu y en casi todos los estadios. Los más veteranos, los que han visto más futbol y pueden comparar, en cambio, suelen ser los más críticos. Yo también pasé por la travesía de más de treinta años sin ganar la copa de europa. Y sin embargo sigo pensando que la exigencia es el alma de este club, lo que nos hace distintos. Es lo que nos pide nuestra historia. El día que no seamos exigentes con nosotros mismos seremos como cualquier otro club. Hemos ganado muchas copas de europa desde aquella séptima, tan deseada por todos. Yo entonces era muy joven, ya era socio, y vi como mi padre y hombres de su generación lloraban como niños cuando terminó el partido. Pero se te olvida algo: si el formato de la champions hubiera sido el de ahora tendríamos muchos más campeonatos. Entonces solo jugaba el campeón de liga. De hecho de todas las champions ganadas por nuestro equipo desde entonces solo en una ocasión lo hicimos como campeón de liga. Ahora es mucho más fácil. Es innegable. Si el formato fuera el mismo, esta generación actual que tanto alabas no habría jugado más que una edición. Por otro lado, en los últimos 20 años el Madrid ha ganado 4 ligas. Lo siento pero a mí me parece un dato mediocre para uno club como el nuestro. Si, lo de las champions esta ahí y ha sido increible, pero lo otro también es real, y llámame "nuevo rico" si quieres pero si les decimos a los jugadores: no pasa nada, otro año será. Será así casi siempre. Hace 40 años, si no ganabas la liga era un fracaso. Con Juanito, con Santillana, con Camacho, con Hugo... Así de claro. Si la "nueva masculinidad" que criticais es dar una palmadita en la espalda de jugadores millonarios por quedar terceros o segundos, conmigo no conteis. Te voy a poner un ejemplo. El otro día sacasteis un artículo en el que ensalzabais el partido contra el Valencia. Pues bien, si el proximo partido el Madrid hace la misma primera parte, seguramente nos iremos con 2-0 al descanso. Y entonces el equipo contrario no tendrá la necesidad de abrirse y seguramente perdamos. Y no solo perdamos el partido sino también el campeonato. De hecho, si hubieramos sido un poco menos condescendientes con esta plantilla en verano, se habrían arreglado muchos de los problemas que arrastramos desde hace 3 años.
    Por último una reflexión. En el Bernabeu, el fondo de animación siempre ha estado relacionado con gente joven y entusiasta. Mientras el fondo norte es el que exige y pita cuando no le gusta lo que ve... Es esa actitud tan masculina que reclamais para el Barcelona en otro artículo esta mañana. En el fondo norte están la mayoría de los socios que tenían su abono en el lateral antes de las obras en la cubierta y que se trasladaron allí por la subida de los precios. Pues bien, esos socios son los que han visto jugar a Gordillo, Camacho, Hugo, Butragueño, Michel, Schuster, Redondo... etc. Estos tambien perdían y también se les exigía. No les pidais ahora que se comporten como un socio de un club cualquiera. Ya sabemos que no se puede ganar siempre, 4 ligas en 20 años y 30 años sin ganar la champions nos lo han enseñado. Pero esto es el Madrid. Si no te gusta la exigencia máxima te has equivocado de equipo. Aquí se tolera la derrota, lo que no se tolera es perder y hacer como si no pasara nada. No veo a Pablo Laso diciendole a sus chicos ayer: "tranquilos unas veces se pierde y otras se gana. Ya hemos ganado mucho en los últimos años". El madridismo es eso. Yo al menos así lo entiendo. Así me lo enseñaron mis padres porque a ellos, mis abuelos, también socios, así se lo enseñaron a ellos. Siempre queremos más. A veces es frustrante, en efecto, pero aún lo sería más conformarnos con menos.

  5. No os hagáis líos. El madridista de a pie no está cegado por una última fase de títulos extraordinaria, no está siendo engañado por la basura mediática, no se ha vuelto inaguantablemente exigente. Lo que le ocurre es que suele ver cada minuto que juega su equipo, observar cada esfuerzo, cada acierto y cada error de todos los jugadores de la plantilla, y con excesiva frecuencia contempla errores repetidos y pertinaces, los mismos casi siempre de los mismos. Sufre relajaciones y pájaras muy asimilables a falta de profesionalidad y eso ocurre además en circunstancias cíclicas de imprevisibilidad en las alineaciones, los cambios, las filias y las fobias técnicas que muchas veces no guardan relación con el desempeño en el campo. Y entonces el madridista de a pie, que ya ha visitado todos los paraísos y sufrido todos los desiertos, se harta y alza la voz.
    Aparte quedan los aficionados de moda, los emboscados, los odiadores profesionales o los que no sienten demasiado por el club. Esos pueden hacer y decir lo que quieran porque en realidad cuentan muy poco.
    Pero al que sigue recordando estadísticas de Pirri o jugadas cotidianas de Juanito, por favor, no le contéis que no debe criticar porque es que está mal acostumbrado por estos últimos años. No le valoréis tan poco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank