Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Un jugador, una canción: Marcelo

Un jugador, una canción: Marcelo

Escrito por: Nanook The Eskimo13 febrero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Un jugador, una canción

Marcelo Vieira - The spirit of radio

Es hora de volver a los genios inconstantes. El power trio canadiense Rush es capaz por igual de obras maestras como 2112 (mi álbum favorito), Moving Pictures, Hemispheres o Fly by Night, y de bodrios infumables como Hold your fire, de finales de los ochenta, o ese Test for Echo (que no tiene perdón de Dios), de los noventa. Mi caridad me lleva a no mencionar los dos mil. Recientemente, por si fuera poco, hemos sabido del fallecimiento del batería Neil Peart, uno de los más grandes de la historia, así que ruego que me disculpen si se me nota la influencia de la escucha intensiva de los últimos días.

Marcelo es igual. Marcelo y sus rizos, dignos de cualquier disco en el que estuviera metido George Clinton. Me da igual Parliament que Funkadelic. Es la excelencia técnica de Alex Lifeson, Geddy Lee y Neal Peart, porque, no nos engañemos, la técnica de Marcelo es ultraterrena y la alegría que transmiten está alejada de esa trascendente seriedad que quieren transmitir muchos virtuosos. Es tal el nivel de cachondeo que se traen que Geddy Lee, bajista y voz principal, no usa amplificadores, sino que su bajo se enchufa directamente a la mesa. Pero como quiere mantener la presencia escénica que le da tener algún aparato a su espalda, se le ocurrió alternar entre unos hornos para asar pollos reales (sazonados durante el show por un cocinero) y algunas lavadoras industriales en las que se lava la ropa de la banda y el resto de personal de las giras.

Esa alegría y ese humor forman parte de la personalidad de Marcelo, como también lo hace igualmente la inconstancia de los genios, la falta de rigor y fijeza y la distracción. En definitiva, meteduras de pata de los discos de los años oscuros de Rush, la época de los mullets ochenteros.

Al igual que ocurre con ellos, un vídeo con las mejores jugadas de Marcelo no va a dar una idea certera de todo lo que da y quita el brasileño, igual que un álbum recopilatorio de los canadienses no pone en perspectiva sus genialidades y sus obras menos inspiradas. Igual que hay bandas muy grandes de las que, a poco que reine la misericordia, sólo se recordarán los grandes discos, sirvan Rush o Metallica como ejemplo, de Marcelo quedarán sus galopadas para marcar el 3-1 en Lisboa, para desangrar al Bayern o para marcar su gol de Turín. Hitos que no le impiden crispar a una parte de la afición que ve su alegría, a veces quizá excesiva, como una falta de seriedad o de compromiso. La voz de Geddy Lee también puede resultar crispante para algunos ahora que lo pienso... Qué se le va a hacer, los genios siempre tienen críticos.

Para demostrar la improbable relación entre Marcelo y Rush, el tema elegido es uno de sus himnos más famosos, Spirit of Radio, del álbum Permanent Waves, en el que ofrecieron un sonido más accesible para el gran público, abandonando un poco el rock progresivo de la década de los 70 que contribuyeron a sublimar, es decir: un tema no muy ceñido al estilo con el que mayoritariamente se relaciona a la banda y que en absoluto reflejará el legado de la misma, sino que sólo dará una ligerísima idea de su maestría, que es lo que pasaría al intentar condensar a Marcelo en cinco minutos.

Una buena canción lo es si aporta una pequeña dosis de familiaridad a quien la escucha. Si le provoca esa sensación de haberla oído antes. No me refiero a plagios, de los que grupos como Coldplay sabe mucho, o autoplagios como los de Gary Moore, que en paz descanse, sino a tocar quién sabe qué resortes en nuestro encéfalo que nos aportan felicidad. Exactamente lo mismo que nos da Marcelo cuando está en forma y se dedica a lo que mejor sabe: romper defensas haciendo regates como si tocara las cuerdas del espíritu de la radio.

 

Un jugador, una canción

1-Sergio Ramos – Dazed and confused

2-Karim Benzema – Aint’t that a kick in the head?

3-Luka Modric –  Dark Side of the Moon

4-Lucas Vázquez Neon

5-Raphaël Varane -Suck my kiss

6-Rodrygo Goes – Shout it out loud

7-Toni Kroos Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band

8-Gareth Bale - Master Of Puppets

9-Nacho - Overkill

10-Isco - Dance of Eternity 

11-Valverde -The Trooper

12-Thibaut Courtois - Layla

13- Ferland Mendy- Graceland

14- Carlos Casemiro - Regret

15- Marcelo Vieira - The Spirit Of Radio

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

'Por que NO ME gusta Zidane' es el título del artículo de @ErZuru2000: https://www.lagalerna.com/por-que-no-me-gusta-zidane/

Y 'Por qué ME gusta Zidane' es el título del artículo con el que @JesusBengoechea le ha respondido: https://www.lagalerna.com/por-que-me-gusta-zidane/

"Asumo que la felicidad pretérita no tiene por qué ser garantía de felicidad futura... El problema es que hay quien considera que toda esa Historia con mayúsculas no supone ningún aval en absoluto..." @JesusBengoechea

👉👉👉https://bit.ly/38eElLO

🍸Una historia desubicada e ilusionante, estupenda y genial como siempre, nos trae esta semana Trevor algo lejos del bar de Lou.

'Optimismo en 70 mm." por @Pacurll:
https://www.lagalerna.com/optimismo-en-70-mm/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram