Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Rüdiger, gol 6000

Rüdiger, gol 6000

Escrito por: Alberto Cosín6 enero, 2024
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El tanto conseguido el pasado miércoles por Antonio Rüdiger ante el RCD Mallorca fue histórico. El cabezazo del alemán a la salida de un córner botado por Luka Modric fue el gol número 6.000 del equipo blanco en su estadio. Un número redondo después de casi 122 años de historia del club madridista en sus distintos terrenos de juego: campo de Moncloa, Solar de Estrada, campo del Retiro, la explanada junto a la plaza de toros de Goya, el Hipódromo de Madrid, el estadio de O`Donnell, el Velódromo de Ciudad Lineal, el viejo Chamartín y el Santiago Bernabéu.

Repasemos los anteriores números "redondos".

El gol 1

El gol número uno lo anotó el célebre Arthur Johnson el 13 de mayo de 1902. El Madrid FC, en el mes de mayo de aquel año, disputó el Concurso de foot-ball, una competición llamada comúnmente Copa Coronación que fue organizada en Madrid como parte de los festejos por el inicio del reinado personal de Alfonso XIII, al alcanzar la mayoría de edad.​ Fue la primera competición futbolística a nivel nacional celebrada en España y debido a su éxito se decidió organizar la Copa de S.M. el Rey a partir del año siguiente. En semifinal se midieron con el FC Barcelona en el Hipódromo madrileño con triunfo para los catalanes por 1-3. El tanto del madridista llegó en el minuto 68 y así lo describió Goal Keeper en ‘Heraldo del Sport’: “gracias a una rápida carrera de Giralt (J.), quien al recibir una tremenda carga del guardameta consiguió pasar la pelota a Johnson, del «Madrid», que marcó un soberbio tanto”.

 

Johnson es uno de los pioneros del equipo merengue y un personaje capital en los primeros años de la entidad. Futbolista de categoría, ejercía de capitán y también de entrenador y maestro enseñando técnicas del juego a sus compañeros. Nacido en Dublín en 1879, cuando Irlanda no había proclamado su independencia, fue un sportman y un caballero muy metódico y exigente que se desempeñaba en diferentes posiciones del campo. Su puesto habitual era el de mediocentro, donde brillaba por su elegancia, agilidad y fuerza en las cargas, pero tampoco era raro verle como delantero o situándose bajo palos para actuar como cancerbero.

El gol 1000: Moleiro, de falta

Más de 42 años después llegó el gol número 1.000. Mucho tiempo, pero hay que tener en cuenta que se jugaban menos partidos y hasta la temporada 1928-1929 no surgió el Campeonato Nacional de Liga. El autor de este tanto redondo fue José Moleiro y de nuevo el rival fue el Barça. En la jornada 8 de la competición doméstica, el 12 de noviembre de 1944, se enfrentaron ambos equipos en Chamartín, y el tanto del madrileño fue suficiente para el triunfo blanco ante los azulgranas. Ocurrió a los veinte minutos cuando se castigó al Barça con un golpe franco bastante lejano al área. “Moleiro fue el encargado de ejecutarlo. Se formó la clásica barrera, cada jugador se puso en su sitio, y el medio derecho disparó certero a la puerta. Raso, esquinado y potente salió el tiro y el balón entró solito, sin que nadie le tocara entre el marco defendido por Velasco. Un gol sorpresa”. Así lo detalló HEFECE para MARCA.

El medio derecho nacido el 30 de marzo de 1915, en el barrio madrileño de Carabanchel, comenzó jugando como delantero centro e interior, pero se acabó instalando en el centro del campo. Un futbolista de estilo científico y distinguido, con buen trato del cuero, criterio en el pase y gran eficacia del toque en corto. Tras colgar las botas fue un fiel escudero de Miguel Muñoz en el equipo madridista siendo el segundo entrenador durante muchas temporadas.

El 2000, nada menos que de Puskas

La diana 2.000 llevó la rúbrica de Pancho Puskas casi tres lustros más tarde. En la campaña liguera 1960-1961, visitaba el Elche el Santiago Bernabéu en la jornada número 18. Aquel 22 de enero de 1961, los jugadores madridistas pasaron por encima de los ilicitanos por un aplastante 8-0. Cañoncito Pum hizo un poker de tantos y el primero de ellos, que fue el tercero de una tarde de frío y nieve, supuso el 2.000 merengue en su estadio. En el minuto 27 se combinaron las dos estrellas blancas, Di Stéfano y Puskas, para batir a García. ‘La Saeta Rubia’ metió “un pase adelantado, que Puskas convierte con difícil facilidad” en palabras de Antonio Valencia en MARCA.

Ferenc Puskas aterrizó en la capital española en 1958 pasado de peso y tras más de un año sin jugar por una sanción de la FIFA. El magiar, nacido el 2 de abril de 1927, contaba con 31 años, y pocos pensaban que su carrera como merengue iba a durar nueve temporadas y sería tan exitosa. En Madrid fue una máquina de marcar goles pese a no estar en su prime físico. Un total de 242 dianas para un atacante inteligente, con una zurda maravillosa y muy precisa, un disparo demoledor, una magnífica visión de juego y enorme precisión en sus pases.

Jensen marca el 3000

El gol 3.000 lo anotó Henning Jensen a finales de la década de los 70, concretamente en 1979. El Real Madrid había ganado la Liga unos días antes y el 3 de junio jugó contra el Racing de Santander en la última jornada liguera. Fue un día de celebración en el estadio Santiago Bernabéu, en el que actuaron algunos suplentes o debutó el meta Javier Maté, y en el que el cuadro blanco dio buena cuenta de los cántabros por 5-1. El histórico tanto fue el 3-1 del choque ,y tuvo lugar en el minuto 63. En el diario MARCA lo contó así Jesús Fragoso del Toro: “Pared entre Jensen y Santillana, con tiro del danés desde el lado derecho, que lleva la pelota a la derecha de la portería. Un bonito tanto”.

El danés Henning Jensen, fue fichado por el Real Madrid en el verano de 1976 para sustituir a Netzer como extranjero. Santiago Bernabéu desembolsó alrededor de 50 millones de pesetas por su fichaje tras descollar anteriormente en el Borussia Mönchengladbach. Nacido el 17 de agosto de 1949, en Nørresundby, se trataba de un mediapunta polivalente y versátil, que también podía jugar como interior o de extremo izquierda pese a ser diestro. El danés brillaba por su rapidez, su juego vistoso y la elegancia en sus movimientos.

El 4000 lo firma Zamorano

El tanto 4.000 lo marcó el chileno Iván Zamorano quince años después. Un proyecto ilusionante acababa de nacer en la casa blanca con la llegada de Jorge Valdano como entrenador y los fichajes de Laudrup, Redondo y Amavisca. Apenas se llevaban dos jornadas cuando el Logroñés visitó el Santiago Bernabéu. Fue el 10 de septiembre de 1994, y el delantero sudamericano hizo un doblete para el triunfo merengue por 2-0. El segundo gol logrado en el minuto 48 fue el tanto que entró en la leyenda del club madridista. La reseña de la acción en AS por parte de Pablo Mialdea decía así: “Primorosa jugada de Laudrup, con pase a Lasa hacia la izquierda, que centra raso para que Zamorano, desmarcado, empuje el balón”.

El delantero internacional por La Roja fue el fichaje estrella de Ramón Mendoza de cara a la campaña 1992-1993. Su difícil papeleta era suplir la marcha de Hugo Sánchez y el máximo mandatario merengue se rascó el bolsillo, pagando 600 millones de pesetas al Sevilla. Zamorano cumplió con creces en el conjunto blanco y sumó 101 goles en cuatro temporadas. Un nueve, el chileno, con un contrastado olfato de gol. Excepcional rematador de cabeza, tenía un sexto sentido para situarse en el área. Además, era fibroso, potente, nunca rehuía el choque y la disputa y mostraba gran decisión, coraje y pundonor.

Di María anota el 5000

Por último, la diana 5.000 del equipo madridista en su feudo también tuvo como protagonista a un extranjero, en este caso argentino. Ángel di María había fichado por los blancos en el verano de 2010 y en el mes de octubre perforó por primera vez las redes del Santiago Bernabéu. No era su primer tanto oficial como merengue ya que marcó previamente en Anoeta ante la Real Sociedad y en el Abbé Deschamps contra el Auxerre en la Champions, pero sí el que suponía su estreno en el coliseo merengue. En la jornada 6 de Liga, el 3 de octubre de 2010, el Real Madrid tuvo como adversario al Deportivo de la Coruña. La goleada fue rotunda para el cuadro de Mourinho que se impuso por 6-1. El Fideo fue el tercero de cabeza. Lo desarrolló así Santiago Segurola en MARCA: “Xabi Alonso proclamó su maestría en los pases. Filtró uno perfecto a Higuaín, que cruzó el centro hacia el primer palo, donde apareció Di María como un rayo. Se adelantó a la defensa y cabeceó con decisión. Un gol, tres toques, una belleza”.

El futbolista argentino fue uno de los grandes fichajes de Florentino Pérez de cara al curso 2010-2011 junto a Cristiano Ronaldo, Kaká, Özil o Xabi Alonso. Los blancos desembolsaron por su traspaso un total de 25 millones de euros al Benfica. El Fideo ocupó distintos puestos en el conjunto merengue, desde la banda derecha o la izquierda en el ataque, al interior en el centro del campo, una posición en la que cuajó un sensacional rendimiento con Carlo Ancelotti el año de la Décima. Di María siempre sobresalió por ser un jugador hábil, escurridizo, desequilibrante, muy rápido y con un excelente manejo de su pierna izquierda para centros y disparos.

 

Getty Images

Foto del avatar
Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

2 comentarios en: Rüdiger, gol 6000

  1. Magnífico. La media es de 50 goles al año, pero teniendo en cuenta que ahora se juega mucho más y que la última fue hace 13 años, espero que el 7000 lo veamos todos con suerte en una década. Por cierto, se agradece constatar que La Roja es la selección de Chile, no la de España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El #portanálisis de hoy os trae grandes primicias respecto a Confecciones Canaletas SL, la filial estilo Barça Studios a través de la cual el FC Barcelona confeccionará su propia ropa deportiva.

👉👉👉 https://www.lagalerna.com/confecciones-canaletas/

Los idus del Madrid

Las conjuras del Bernabéu tienen en marzo cuatro fechas muy señaladas en la memoria madridista.

Vía @lagalerna_

👇👇👇

Como cada viernes, he aquí una nueva entrega del serial "Anatomía de un negreirato" de @Cuatroamiguetes.

La acción sigue transcurriendo en una sede judicial de Barcelona, aunque el capítulo de hoy huele ligeramente a gambas de Motril. Por lo que sea.

Artículo con contenido de información muy importante.

Tan extremadamente importante que los medios deportivos tradicionales no le han hecho ni puto caso.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram