Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Roland Garros y la Champions League

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Roland Garros y la Champions League

Escrito por: La Galerna9 junio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Rafa Nadal destrozó a Del Potro y buscará su undécimo Roland Garros. Casi nada. Como buen madridista, el manacorí se obsesionó un día con el torneo parisino y no piensa parar hasta que deje el listón de la historia a una altura imposible de alcanzar. Nadal es el Real Madrid. Ama Roland Garros como el club blanco en su momento se enamoró de la Champions League. Tal para cual. Uno sueña con la Undécima y el otro ya lleva trece.

Se habla poco de la gesta que está firmando Rafa Nadal en este Siglo XXI. Como si lo su hazaña fuera terrenal. La culpa, más allá de esa mala costumbre de la prensa de no dar como noticia lo que más bien es algo histórico, la tiene el propio Nadal, que actúa como si diez le parecieran pocos. Algo se intuía cuando llevaba cuatro y pensaba en cinco, cuando levantaba el octavo soñando con el noveno.

A Nadal lo envuelve un inmaculado ADN madridista. Lo lleva en la sangre. Su obsesión por escribir la historia recuerda a la del Real Madrid poniendo la vista en Cardiff cuando acababa de conquistar San Siro. Como aquella conversación entre Carvajal y Nacho, con la gloria todavía en sus manos, en la que ambos se miraban a los ojos y concluían que había que ir a por más pese a estar ya en el mismísimo cielo.

2018 nos está sirviendo para comprobar que lo extraordinario ya no es noticia. Pero lo que hoy no es relevante, el día de mañana será recordado como algo majestuoso, único, irrepetible. Como Rafa Nadal y el Real Madrid, dos colosos que serán homenajeados por el propio tiempo dentro de unos años. Roland Garros y la Champions League así lo han querido.

PD: Tenemos ganas de que el Barcelona acabe fichando a Lenglet, tal y como apunta 'Mundo Deportivo', más que nada por la de semanas que llevan hablando de ello. En cuanto al último amistoso de España, y sin que se enfade nadie, lo que esperamos es que no haya lesionados, especialmente de los nuestros. Por último, y tras leer la entrevista a Salah, conviene recordar, por enésima vez, que fue el egipcio el que empezó agarrando a Sergio Ramos en la acción en la que acabó lesionado. No es popular decirlo, pero sí es verdad: Ramos no hizo nada por lesionar a Salah. Pasen un buen sábado, galernautas.