Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Rodrygo o Rodrigo

Rodrygo o Rodrigo

Escrito por: Fred Gwynne19 junio, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La expectación era máxima. La presentación de Rodrygo Goes había convocado a multitud de medios de comunicación. Una voz anunció por megafonía interna el comienzo del acto:

Tiene la palabra el Presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.

-Rodrygo Goes, miembros de la Junta Directiva del Real Madrid, Patronos de la Fundación Real Madrid, Raúl, Roberto Carlos y Arbeloa, Embajadores del Real Madrid; Director de Relaciones Institucionales, Emilio Butragueño; socios, medios de comunicación…Buenas tardes y bienvenidos todos al Estadio Santiago Bernabéu.

Los sueños, las ilusiones y las emociones de los aficionados que están, como todo el mundo sabe, repartidos por todo el mundo…

Se cumple un sueño…

La exigencia de este Club…

El discurso siguió los impecables cauces habituales a los que Florentino tenía acostumbrados a todos sus socios.

-Querido Rodrygo, bienvenido a tu casa, bienvenido al Real Madrid.

El final de los aplausos se mezcló con la voz de la megafonía dando paso al nuevo jugador.

Tiene la palabra el jugador del Real Madrid, Rodrygo:

Rodrygo Goes se levantó de su asiento, dio lo escasos cuatro pasos que le separaban del atril montado para la ocasión, bebió un vaso de agua, carraspeó quedamente, se aclaró la voz y comenzó su discurso:

-Hola, buenas tardes a todos, es un honor para mí…

El primero que se dio cuenta del error fue Butragueño. Algo no cuadraba. Acercó con discreción su boca al oído de Florentino y le dijo:

-Presi, una cosita, ¿el Rodrygo este no era de raza negra y brasileño?

-Sí, creo que sí. Estoy fichando a tantos que ya no recuerdo ni cómo son.

-Pues este no es.

-¿Cómo que no es?

-Joder, Presi, este es blanco y habla español mejor que yo.

Florentino empezó a removerse nervioso en su asiento. Un ligero murmullo sobrevolaba la sala e iba en aumento. Decidió intervenir antes de que fuese demasiado tarde. Se levantó, pasó al lado del atril y se situó justo detrás de Rodrygo. Allí, medio tapado por el jugador, le puso la mano en el hombro, se acercó a su oído y le preguntó en voz baja:

-Oye, perdona que te interrumpa, ¿a ti te hemos fichado nosotros?

-Pues mire, ya que estamos, me alegro de que me haga esta pregunta, no tengo ni idea, a mí estos temas me los lleva mi representante.

-Tú muy brasileño no eres, ¿no?

-No, yo soy de Vicálvaro.

-¿Y me puedes decir qué carajo haces aquí?

-No sé, a mí me dijo mi representante que había fichado por el mejor equipo del mundo y aquí estoy.

-¿Tú no eres Rodrygo Goes?

-No, yo soy Rodrigo Hernández, el jugador del Atlético.

-Anda, anda, tira p’allá, desgraciado.

Florentino volvió cabreado a su butaca. Una gota de sudor le resbalaba por la nariz.

-Emilio, inútiles, ya se lo dije a Fred Gwynne, estoy rodeado de inútiles, lo tengo que hacer yo todo. Este no es el nuestro. ¡Busca al nuestro! Seguro que se ha perdido.

Diez minutos más tarde, solucionado el entuerto, la voz de la megafonía recondujo la situación:

Señoras y señores, les rogamos disculpen este error. Ahora sí, con todos ustedes, el jugador del Real Madrid, Rodrygo:

Rodrygo entró por el lateral izquierdo de la sala, dio los escasos cuatro pasos que hacía unos minutos había recorrido Rodrigo y, después de una sonrisa y una cómica genuflexión dedicada a Florentino Pérez, dijo:

-Bons dias a todos, é uma grande honra para mim ter fichado por este grande clube. Agradeço a…

Esta vez el que se dio cuenta de que algo no funcionaba fue Florentino.

-Emilio, ¿no habíamos quedado que el nuestro era de raza negra?

-Sí.

-A ver, este es más bien blancuzco. ¿Seguro que es nuestro Rodrygo?

-Me está liando, Presi, él antes me ha dicho que sí, que él es él, no se sí me explico.

-Saca el móvil y pon Rodrygo Real Madrid, con y griega. Imágenes, dale a imágenes. ¡Date prisa!

-Coño, pues no, no es el nuestro.

-Me vais a volver loco, Emilio, loco, os estáis cargando la presentación. Y lo ven en todo el mundo ¡en todo!

Florentino se levantó, recorrió los escasos metros que habían recorrido los dos Rodrigos anteriormente y se puso detrás del jugador. Esta vez fue al grano.

-¿Tú eres brasileño?

-Sí, bueno, soy hispanobrasileño.

¿Te llamas Rodrygo?

-Sí.

¿Te hemos fichado nosotros, el Real Madrid?

-Fichar, fichar, lo que se dice fichar, no del todo.

-¿Cómo que no del todo?

-Hombre, yo he leído en la prensa que “sonaba” para el Madrid y lo he intentado. Si cuela, cuela, ya me entiende. No todo el mundo puede fichar por el Madrid.

-Pero, pero, tú, ¿quién eres?

-Rodrigo Moreno, el del Valencia. No se enfade, es que mi sueño es jugar en el Madrid, se lo juro, mire aquí tengo una foto de pequeño con la camiseta…

Florentino tragó saliva, se puso rojo y apretó los puños:

-Anda, tira, tira, largo de aquí.

El Presidente volvió a su butaca, se sentó, y a la vez que apretaba con fuerza el brazo de Butragueño, masculló entre dientes:

-Emilio, por tu padre, por lo que más quieras, búscame a nuestro Rodrygo.

Señoras y señores, le reiteramos una vez más nuestras disculpas. Imperdonables errores están empañando la presentación de una de las promesas futbolísticas más firmes del mundo.

Esta vez sí, con todos ustedes, el jugador del Real Madrid, ¡Rodrygo!

-Antes de mais nada quero agradecer ao Presidente do Real Madri esta apresentação. Desde que era um menino sonhei com poder estar aqui, o mais…

Esta vez ni Florentino ni Butragueño se dieron cuenta del error. Todo parecía ir bien hasta que se oyeron unos gritos y la puerta de entrada se abrió de golpe:

-¡PAREM ESTA APRESENTAÇÃO! ¡ESSE NÃO É RODRYGO, RODRYGO SOU EU!

-Acabáramos -dijo Florentino.

-Presi, le juro que yo con esto no tengo nada que ver. A este no lo he visto en mi vida.

Esta vez Florentino ni se movió del asiento. Se levantó lentamente, resignado, y desde la misma butaca dijo:

-A ver, tú, el del atril, ¿tú eres Rodrygo, brasileño y te hemos fichado nosotros?

-Sí.

-Y tú, el tarado de la puerta, ¿quién eres, si se puede saber?

-Eu sou Rodrygo e hoje é minha apresentação. Esse é um impostor.

-Sí, sí, vale, ese es un impostor.

-¡Presi! ¡Presi! -dijo Butragueño tirando de la manga de Florentino hacia abajo. Ese es el bueno, el que ha entrado por la puerta es el bueno, se lo juro, miré las fotos.

No había lugar a dudas. Las fotos de Google confirmaban que aquel, el último en presentarse, era su Rodrygo, Rodrygo Goes.

Florentino se levantó, fue hasta el atril, miró fijamente a los ojos del jugador que lo ocupaba y dijo:

-¿No me has dicho que eras Rodrygo, brasileño y del Madrid?

-Sí, Rodrigo Antonio Rodrigues, del Real Madrid Castilla. Soy brasileño, pero ya estoy nacionalizado. Hablo los dos idiomas.

-¿Y me puedes decir, si no es mucha molestia, que haces en esta presentación?

-Yo pensé que habían decidido presentarme oficialmente. El entrenador siempre me dice que espere mi momento y pensé que ya había llegado. Escuché mi nombre y aquí me tiene. ¿He hecho bien?

-De maravilla, has hecho de maravilla, mira, corre, pilla un taxi y vete a Valdebebas antes de que me arrepienta y haga una locura.

Señoras y señores, lamentamos sinceramente los errores cometidos en la presentación de hoy. Les rogamos sepan disculparnos. Con todos ustedes, el jugador del Real Madrid, Rodrygo.

Fred Gwynne
Soy un hombre hecho a mí mismo. El problema es que me sobraron algunas piezas. SOL O CONTIGO. Persigo playas.

10 comentarios en: Rodrygo o Rodrigo

  1. ¡Par diez! Que me lleven los diablos si el cuello de tanto Rodrigo impostor no ha de pasar por el filo de mi Tizona.

    Fdo. Rodrigo Diaz de Vivar

  2. Genial como siempre.

    Y encima hace un comentario el Rodrigo de Vivar...! ¡Es el colmo!

    Se nota que se acerca el verano y empiezan a aparecer los Rodriguez...

  3. Señor Fred, como suceda algo semejante en la presentacion, creo que esta vez Sí que Florentino lo va a llamar.
    Como siempre, un placer leerlo.
    Saludos

  4. No te puedes imaginar las confusiones que sufrimos desde este lado del Océano, con la información que nos brindan las cadenas de TV. Las has relatado con una gran precisión. Grande Fred! A partir de ahora te consultaré sólo a tí. Genial tu relato.

  5. Joder Fred que te has pasao 3 pueblos ja aja ja ajaaa eres un jodedor a lo cubano, mi hermano. Tás de p..... ja ja aj aja ja ja aja aj aja ajaaaaaa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram