Las mejores firmas madridistas del planeta

Renacidos

Escrito por: Alberto Cosín13 abril, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La temporada de la mayoría de jugadores del Real Madrid ha supuesto una gran decepción. Futbolistas de talla mundial, de reconocido prestigio y con un palmarés en el último lustro absolutamente despampanante.

Es de difícil explicación lo que ha ocurrido durante el curso, pero, salvo partidos concretos, muchos jugadores no han dado la talla ni el nivel que se les exige o lo que se espera de ellos.

En la portería se fichó a Courtois, el mejor portero del pasado Mundial y cuyo rendimiento jamás pudo acercarse a lo demostrado en Rusia. En la defensa, un campeón del mundo como Varane nunca llegó a coger el pulso a la temporada y mentalmente bajó muchos enteros desde su incorporación al equipo. Sergio Ramos tuvo algún ciclo al alza encadenando buenos partidos, pero decisiones erróneas como forzar una amarilla en Champions pesaron y mucho. Carvajal tampoco tuvo una nota alta, y otra sorpresa ha sido Nacho, un canterano paradigma de la regularidad que este año ha completado su peor curso como merengue. Por último, Marcelo ha sido el caso más sangrante. El brasileño es la fuente de todas las críticas por parte de la afición. Sin tono físico y mentalmente desconectado, para algunos ha iniciado su declive.

En la media, el Real Madrid cimentó buena parte de sus tres Copas de Europa consecutivas en el trío Casemiro, Kroos y Modric. Ninguno de los tres se ha acercado al nivel del último trienio. El brasileño no alcanzó un pico óptimo en ningún momento, el alemán ha jugado toda la temporada a un ritmo pasivo y bajísimo, impropio de la élite, y Modric, al que nadie reprocha su actitud, llegó del Mundial agotado física y mentalmente. Otras críticas se centran en Ceballos, que no dio el paso que se esperaba de un jugador joven. Un caso aparte es el de Isco. El malagueño realizó un gran Mundial y tuvo buenos destellos a principios de temporada, pero una apendicitis le frenó en seco. Desde entonces, más protagonismo fuera del campo que en el césped y una enorme decepción para la hinchada.

En la parte de arriba dos jugadores han fracasado en la 2018/2019. Asensio, al que se le dio hueco para confirmarse como un futbolista de talla mundial y que no ha sabido tirar del carro ni asumir mayores responsabilidades, y Gareth Bale, cuyo crédito parece estar acabado. El galés, sentenciado para un gran porcentaje de la afición, ha dado síntomas de estar ausente cuando el rol que tiene, precisamente, es de ser la referencia, alguien determinante y más tras sus declaraciones en Kiev, donde solicitó continuidad y regularidad en el once inicial.

Aunque muchos socios y aficionados ya dan “por muertos” o acabados a buena parte de la plantilla, la historia ha demostrado que hay que mantener todavía un hilo de confianza. Porque no son pocos los casos de jugadores que, tras años de gran rendimiento, sufrieron un bache y luego resurgieron de sus cenizas para volver a dar al club tardes de gloria y nuevos títulos.

Uno de los primeros casos fue el de Ciriaco Errasti. El zaguero llegó, procedente del Alavés, en 1931, junto a su inseparable Quincoces y a Olivares. El vasco adquirió la titularidad junto a su socio, y así el equipo blanco conquistó sus dos primeras Ligas de la historia. Sin embargo, en el curso 1933-1934 se torcieron las cosas. Ciriaco tuvo un año irregular, con varias lesiones que le impidieron coger el ritmo y, según llegó a publicar El Heraldo de Madrid, hubo rumores de varios actos de indisciplina por su parte. Su bagaje esa campaña fue un total de 11 partidos. Las cosas volvieron a su cauce a partir del siguiente curso, aunque no se logró ningún título, pero en la temporada 1935-1936 recuperó su mejor nivel sobre todo en la Copa. Su rendimiento fue notable en la eliminatoria ante el Arenas, pero aún lo mejoró en la victoria fantástica en San Mamés de cuartos de final y en la mítica final contra el Barcelona en Mestalla.

Ciriaco

Nazario Belmar era un interior izquierdo, fino y con calidad, que fichó el Real Madrid del Hércules en 1941. El año de su debut fue excelente, llegando a marcar ocho tantos en la competición doméstica, y un curso más tarde repitió números, divididos en cinco en Liga y tres en Copa. Pero en 1943, con Moncho Encinas iniciando la campaña, fue relegado a la suplencia en favor de Barinaga. Su papel resultó gris y testimonial y en el verano de 1944 se marchó al Sabadell. En el cuadro arlequinado fue indiscutible, pero los catalanes bajaron a Segunda. Por ello volvió al equipo blanco en 1945 al ser una petición del nuevo entrenador Quincoces. El alicantino alcanzó los seis goles en Liga y completó una gran actuación en la final de Copa obtenida ante el Valencia.

Pruden es uno de los primeros grandes artilleros que ha tenido el Real Madrid a lo largo de su historia. Los merengues lo contrataron del Salamanca para la Copa de 1943, en la que anotó 10 goles, cuatro de ellos ante el Barça en el famoso 11-1. En su primer curso íntegro marcó nueve dianas, pero en el curso 1944-1945 todo fueron problemas. Un mal estado físico le desplazó a jugar habitualmente los amistosos con los reservas, y la afición empezó a discutirle y a pensar que estaba en el ocaso con 28 años. En febrero recuperó el tono y las dos posteriores temporadas fueron extraordinarias: 30 y 29 goles, respectivamente, y dos títulos de Copa para la entidad de Chamartín.

Pruden

A finales de los años 40 el Real Madrid reforzó su portería con el vasco Juanito Alonso, un cancerbero seguro y sobrio que jamás se adornaba. Pronto demostró ser uno de los mejores arqueros del país. Sin embargo, parece que siempre estuvo bajo sospecha en el club, y la secretaría técnica no paró de firmar porteros durante casi una década. Pero Juanito Alonso siempre se imponía en la puerta. Pazos le arrebató el puesto en la Liga 1953-1954, pero Enrique Fernández y Villalonga le colocaron de nuevo titular al año siguiente. Así se mantuvo hasta que se fichó a Rogelio Domínguez, según publicaciones de la época porque Bernabéu quería castigar a Alonso por temas extradeportivos. De esta forma el argentino inició el curso 1957-1958 en el marco, aunque el guipuzcoano se impuso con su jerarquía a partir de enero y fue el hombre que disputó la final de la ‘Tercera’ Copa de Europa que, además, recogería como capitán.

Juanito Alonso

El defensa Marquitos fue un hombre fundamental en el Real Madrid de finales de los 50. Aterrizó con apenas 21 años desde el Racing y pronto acumuló triunfos y éxitos gracias a su versatilidad, carácter y coraje. Para los diferentes técnicos era insustituible atrás, pero en la temporada 1957-1958 no le salieron tan bien las cosas y acusó cierta inconstancia en su juego, lo que le mandó a la suplencia. En la Copa de Europa apenas jugó tres partidos, y en la final, ante el Milan, el madrileño Atienza fue el elegido por Carniglia. A partir del siguiente curso recuperó su gran rendimiento y durante otras tres temporadas se convirtió en socio de Santamaría para ganar otras dos Copas de Europa y una Liga.

Marquitos

Otro portero histórico en la casa blanca fue Miguel Ángel. El gallego inició su andadura en el club con 22 años y allí colgó las botas con 38. En su primera década tuvo una competencia leal y sana con un arquero sensacional como García Remón. Pero con la llegada de la treintena, el canterano Agustín le apretó y le arrebató el puesto. Con 35 años, y jugando un total de cuatro encuentros en el curso 1982-1983, se le daba por un cancerbero casi jubilado que vivía sus últimos días. Sin embargo, en las dos siguientes campañas volvió a ser el titular del equipo de la mano de Di Stéfano, Amancio y luego Molowny. El orensano respondió con su calidad innata y realizando una notable Copa de la UEFA que se conquistó ante el Videoton o cuajando una enorme eliminatoria de la Copa de la Liga, donde se eliminó al Barcelona en los penaltis con paradas suyas a Carrasco y Gerardo.

Miguel Ángel

En la década de los 80, Ricardo Gallego fue un hombre fundamental en el mediocampo. Pero con el paso del tiempo y los refuerzos en esa zona se tuvo que echar más atrás y empezar a jugar como líbero. En el curso 1987-1988 perdió el puesto con Jankovic en la media, y Tendillo y Sanchís fueron los habituales en el centro de la zaga, lo que le dejó con la menor participación en una temporada desde que vestía de blanco. Ya hubo rumores sobre su marcha del club, que se produciría un año después, pero en su último curso, y al ser incompatible con Schuster, destacó como hombre libre y cuajó un fenomenal rendimiento siendo vital para lograr la cuarta Liga consecutiva, la Copa del Rey y la Supercopa ante el Barça.

Ricardo Gallego

Un caso archiconocido de jugadores sentenciados que le dieron la vuelta a la situación fue el dúo Amavisca-Zamorano. El cántabro fue fichado del Valladolid en el verano de 1994 y Valdano (recién llegado del Tenerife) no contaba con él, lo que parecía que iba a desembocar con una cesión del zurdo. Sin embargo, hizo una buena pretemporada y eso, sumado a la lesión de Alfonso, le abrió un hueco en el once. El delantero chileno, por su parte, no encajaba en el perfil de nueve que buscaba Valdano y, además, era extracomunitario. Pero con su carácter, arrojo y fe convenció al argentino. Además, anotó diez goles en la pretemporada. Valdano cambió de opinión y los dos resultaron claves para obtener la Liga tras cuatro años de sequía. Amavisca firmó 11 dianas y Zamorano 31 tantos durante el curso. La sociedad que conformaron fue extraordinaria.

Amavisca y Zamorano

Manolo Sanchís Hontiyuelo sumaba trece años en el cuadro blanco al inicio de la temporada 1996-1997. Hasta entonces había ocupado un puesto en la defensa e incluso en el mediocampo, pero con Fabio Capello una bajada de prestaciones y la presencia de Alkorta, en el eje defensivo, le obligaron a pisar más el banquillo que el césped. El madrileño contaba con 31 años y se podía pensar en un comienzo de la cuesta abajo. Sin embargo, la marcha del vasco, la llegada de Hiddink y el objetivo de la ‘Séptima’ le dieron otro aire. Su curso en 1997-1998 fue muy bueno y simplemente sobresaliente en toda la Champions League, con una final ante Del Piero o Inzaghi para el recuerdo.

Manolo Sanchís

En una situación similar a Sanchís se encontró el otro capo de la zaga durante tantos años, Fernando Hierro. El malagueño levantó la ‘Séptima’, pero en la campaña 1999-2000 su rendimiento cayó en picado. Una serie de problemas físicos y alguna lesión no le permitieron alcanzar un nivel correcto, y Del Bosque se inventó una defensa de tres con Iván Campo, Helguera y Karanka. Con ellos se ganó la ‘Octava’ y el fin de Hierro como blanco parecía cercano con sus 31 años. Pero el andaluz se rehizo y de qué forma. Regresó en el verano del 2000 mental y físicamente a tope y recuperó una titularidad que no volvería a soltar en tres campañas. En ese trienio amplió su magnífico palmarés con otras dos Ligas, la ‘Novena’ en Glasgow o una Copa Intercontinental.

Fernando Hierro

Alberto Cosín
Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Me gusta mucho leer sobre temas de los que no entiendo nada. Y hoy me ha dado por echar un ojo a este descomunal análisis arquitectónico de @Ferpulpillo sobre el Nuevo Bernabéu (cc @Petrelli86). Debo decir que he aprendido bastante. Os lo recomiendo. https://t.co/rGJIVOuBaX

@ferpulpillo @lagalerna_ Gran artículo, viniendo sobre todo de un experto. Gracias por aportar tu visión

📅 Cronología del Nuevo Bernabéu: https://t.co/UeY7bR4ik8

📏 Análisis arquitectónico del Nuevo Bernabéu: https://t.co/GsgyZKl0WB

Reconozco que he visto solo 2 partidos completos de Joao Félix, pero me ha parecido un jugador brutal, muy pocos jugadores me han causado esa impresión con solo verle tocar el balón. Seré muy exagerado pero ayer le vi alguna similitud con Ronaldinho. Muy de acuerdo con Ramón. 👇 https://t.co/PArudQhlce

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram