Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El recreo de Santiago Segurola

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El recreo de Santiago Segurola

Escrito por: La Galerna21 junio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Estaba cantado. Era como ver un partido del Barcelona y saber que habría penalti a favor de los culés o expulsión rival. O las dos cosas. La evidencia era tan grande que ni se comentaba. Hablamos del fichaje de Santiago Segurola por 'La Ouija Today'. Si un periodista abiertamente anti madridista como él llegaba al medio de comunicación más antimadridista de España, la ecuación no podía dar otro resultado que una riada de artículos cargados de dardos envenenados y disparos hacia ninguna parte. Y Segurola, fiel a sus principios, ha vuelto a sacar los tanques a la calle. Lo ha hecho en la mejor temporada que recordamos, lo cual tiene su mérito, pero también su punto ridículo.

Empezó pronto, concretamente en noviembre, con sus lecciones sobre lo que debe ser el Real Madrid y su juego. En plena racha de resultados, a Segurola no le convencía la manera de conseguirlos. "El Bernabéu no es un estadio complaciente con los números sin más", escribió una tibia noche de otoño. Acabó dicho artículo advirtiendo de un doble riesgo que sólo él percibió: "ventajas cortas y fastidio de su gente". Debe ser difícil sentir el antimadridismo dentro de ti mientras el Real Madrid arrasa en España y en Europa sin dar explicaciones ni pedir disculpas.

Ya en abril, con el Real Madrid coronado como campeón del mundo y habiendo hecho historia con una racha de invictos jamás vista antes, Segurola vislumbró el partido contra el Bayern Munich en el Allianz Arena y entendió que ese era el momento en el que se le verían las costuras al equipo de Zidane. El aleccionador indicó que el futuro campeón de Europa tenía "un problema estructural". Subrayó que se trataba de un equipo de que no sabía manejar un partido a su antojo. Menos mal. Le lees esto a la Juventus y del ataque de risa salen cuatro taquicardias. Evidentemente, la última vez que el Madrid dominó fue "sin Bale y sin Cristiano", a los que siempre ha tenido en la diana. Justo a partir de ahí, Cristiano decidió someter a Bayern, Atlético de Madrid y Juventus en una asombrosa recta final de la Champions League.

Días después de patinar en su reflexión sobre el problema estructural del Real Madrid, Segurola decidió cambiar el tiro y mirar hacia Isco, que se convirtió, durante las últimas semanas, en su clavo ardiendo. "Jugó un solo minuto en Munich y sólo disputó los últimos quince minutos frente al Atlético de Madrid", denunció Segurola, al que únicamente le preocupaba el poco juego de Isco cuando estaba el Real Madrid de por medio. Nunca se le vio quejarse por la falta de minutos del malagueño en la selección española. Del Bosque contaba entre poco y nada con el jugador, pero ahí Segurola no quiso meterse.

En el último párrafo del hilarante artículo, el periodista recordó que Isco se podría ir en enero y elegir el destino que le apetezca. Sonó más a deseo que a información, la verdad. De hecho, se metió en la propia cabeza del futbolista: "quiere seguir, pero no en las condiciones actuales". Semanas después, Isco anunció que seguiría pasase lo que pasase en Cardiff. Y Florentino Pérez, este mismo lunes, desveló que ya hay acuerdo por su renovación. Otra bala de Segurola que acabó impactando en el aire.

Con la temporada tocando a su fin y viendo que el Real Madrid aspiraba a Liga y Champions y que las balas de Isco, Cristiano y el problema estructural no funcionaron, Segurola fue a por Bale, al que siempre ha tenido en la recámara. Imposible olvidar aquella noche en la que dijo, en la radio, que el galés no sabía jugar al fútbol.

Hace poco más de un mes, en un artículo que pasó desapercibido, Segurola humilló a Bale con un lenguaje sibilino que no hace más que definir al escritor. Trató al '11' del Real Madrid como "uno de los jugadores más conocidos del planeta". El desprecio que esconden esas palabras es tan grande que no se puede explicar en un artículo. Desde que aterrizó en España, Segurola trata a Bale como si fuera un extraño, un producto de marketing, un cromo o una imagen publicitaria. Nunca le ha respetado, nunca ha valorado sus virtudes. Ha sido decisivo en una Copa del Rey, en una final de Champions League, en multitud de partidos de Liga, en una Eurocopa, pero para Segurola no pasa de ser "un jugador conocido".

Por último, y ya como si estuviera desesperado por encontrar una grieta en el Real Madrid, Segurola decidió, el 17 de mayo, escribir sobre Keylor Navas. Empezó fuerte, asegurando que "las voces más aguerridas del club" son capaces de tachar de antimadridista al primero que arriesgue una opinión "contraria a las directrices del presidente". ¿Han escuchado a alguien decirle algo a algún periodista por ir en contra de Florentino? Nosotros tampoco. Pero qué bien queda hablar casi de opresión en un periódico.

También comentó Segurola que, con el cadáver de Keylor todavía caliente, el Real Madrid había puesto en marcha el fichaje de David De Gea. Lleva años el Madrid fichando al portero del Manchester United y todavía no ha aterrizado en el Bernabéu. Ya pasó con De Rossi y Vieira, entre otros. El problema es que esta operación se usa para criticar la política deportiva de Florentino Pérez. Lástima que el Real Madrid lleve años acertando en sus altas y bajas. Lástima que Segurola haya pasado otro año disparando al aire.