Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Real Madrid-Real Sociedad, como Homer Simpson vs. Drederick Tatum

Real Madrid-Real Sociedad, como Homer Simpson vs. Drederick Tatum

Escrito por: Oier Fano5 marzo, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Como uno de los principios del periodismo dice que el periodista no debe ser protagonista de sus historias y esto es una previa del Real Madrid-Real Sociedad, tengo que contar que:

La primera vez que me pidieron colaborar con La Galerna, me encontraba viviendo en Balestrand, una localidad noruega de 3.000 habitantes en el fiordo de Søgn, en donde conocí a la princesa Martha Louise. Pero esa es otra historia.

Seguía con atención a Jesús Bengoechea, director de la publicación, que podría firmar su biografía como “trayectoria de un errante”. Y conté, en aquel debut —y si no fue el debut, que una verdad no me estropee una buena entradilla— la historia de cómo conocí a Álvaro Odriozola.

Odriozola Real Sociedad

Long story short, antes de debutar con la Real Sociedad, me abordó en una discoteca para decirme que daba muchos palos en Twitter. Con gracia y educación —me refiero, obviamente, al defensa derecho—.

Meses más tarde, debutaba.

Años más tarde, fichaba por el Real Madrid y yo lo contaba por estos pagos.

No hace demasiado de ninguna de estas historias. El lateral derecho del Real Madrid ya ha sido campeón de Europa con el Bayern y hoy vive en Florencia, el cielo en la tierra. Dejé los inviernos de nieve y hielo hace ya un año. Y hoy soy vecino de Jesús. O casi. Todos los caminos conducen a Chamberí.

Me hacía especial ilusión contarlo. Y si te parece que he estirado el concepto de venir a hablar de mi libro, levanto la mano, como quien comete una falta personal en baloncesto, y me centro en lo que toca.

El partido de esta noche.

¿Qué puede esperar el lector del Real Madrid-Real Sociedad?

Algo que ya han visto en Los Simpson. Tampoco voy a sorprender a nadie. Es el oráculo de tiempos modernos. Pero si queréis que entre en detalles:

Un buen día, a Homer Simpson le convencieron para subirse a un ring. Y una cosa llevó a la otra, y el padre de familia acabó peleando con Drederick Tatum, el alter ego de, ni más ni menos, que Mike Tyson.

Homer Tatum

Homer no era un buen boxeador. Pero su trayectoria pugilística en la serie empieza por ser un excelso encajador. Hasta tal punto que sus rivales desfallecen por agotamiento. No lo tumbaban ni lanzándole mesas a la cabeza.

Y a mí, esta Real, en este momento de la temporada, me recuerda a Homer —salvando las distancias pero no mucho—. Y lo digo con orgullo.

Durante años, el club donostiarra se ha caracterizado por besar la lona al primer golpe encajado.

Tenía menos oficio que un conductor de Uber.

Pero llegó Imanol. Y aquí quiero hacer un inciso. Imanol es lo mejor que le ha pasado a la Real Sociedad. Imanol es un tipo de verdad. Un entrenador que sigue viviendo en su piso de su Orio natal. Y que no se deja impresionar ni por la fama ni por el dinero. Le mueve la pasión por el fútbol y más concretamente por la Real. Pero en realidad, lo más destacable de Imanol es que es un entrenador de nivel mundial. Por si alguien cree que su sitio es la Real. Lo es. Pero porque él lo quiere así. Podría entrenar tranquilamente al Real Madrid y obtendría magníficos resultados.

Imanol Real Sociedad

Y no he venido a discutir. Hacedme caso.

Ahora, está un poco despistado pensando que hay francotiradores esperando a su tropiezo, y se equivoca. Las minas están de puertas adentro de Zubieta, donde hay suspiros por ver en el banquillo opciones con más glamour pero menos talento y compromiso.

Espero que no caigan en el error. Espero que no ocurra.

Porque Imanol es el componente más importante del club, por encima de Mikel Oyarzabal, Aleksander Isak o Mikel Merino.

Hay una decisión que define al entrenador de la Real y tiene que ver con el partido de hoy. En el inicio de su segundo periplo al frente del conjunto txuri urdin, el oriotarra debutaba en el banquillo en el Santiago Bernabéu. En mitad de una crisis galopante de los blanquiazules. Con el lateral izquierdo titular, Theo Hernández, sancionado.

Imanol es el componente más importante del club, por encima de Mikel Oyarzabal, Aleksander Isak o Mikel Merino

Pudiendo inventarse mil movimientos anti naturales, Imanol apostó por darle la alternativa a Aihen Muñoz. Por aquel entonces, un discreto y voluntarioso canterano.

La Real ganó 0-2, con un buen partido de Aihen, que hoy es capitán general, además de un excelente tipo con una trayectoria imparable por delante.

Lo que ha venido después son días de vino y rosas para la Real Sociedad. Clasificaciones europeas y Copa del Rey ante el eterno nival incluidos. Pero tras tres años de efervescencia, la Real nota el cansancio. Y ahora mismo está mostrando quizás la versión que más orgulloso me hace sentir como realista. Esa que me lleva a compararle con Homer Simpson en su combate contra Tatum.

Real Sociedad campeona Copa del Rey

Porque pese a los golpes recibidos en Copa (0-4 ante el Betis), en Liga (4-0 ante el Athletic) o en Europa League (1-3 ante el Leipzig), la Real se mantiene impertérrita en el ring. Y gana partidos al rival por agotamiento. Como contra Osasuna o Mallorca.

Esta Real no se rinde.

Para tumbarla, necesitas golpear duro y bueno, puede ocurrir que la lleves a la lona. Pero el rival necesita dar todo lo que tiene dentro. Porque esta Real no baja los brazos. Nunca. La hemos dado por muerta dos o tres veces por temporada desde 2020. Y no hay forma. Saca fuerzas de flaqueza siempre, sin excepción. Una oda al Ave Fénix.

Esta Real no baja los brazos. Nunca. La hemos dado por muerta dos o tres veces por temporada desde 2020. Y no hay forma. Saca fuerzas de flaqueza siempre, sin excepción

Lo vemos personificado en Mikel Merino, su mejor centrocampista —en mi opinión—. Últimamente le han partido la ceja, le han causado una conmoción cerebral y ha jugado con una fisura en el pie. Y pudiendo frenar o bajarse del barco, sigue en activo. Incluso marcando goles. Como los violinistas del Titanic, evitando, eso sí, el hundimiento, y manteniendo a los donostiarras a un punto de la Champions League.

No sé qué va a pasar esta noche. Porque el Real Madrid es mucho Real Madrid. Y porque a la espera de que lleguen Kylian Mbappé y Erling Haaland al Paseo de la Castellana —jamás una exclusiva ha ido tan camuflada dentro de un texto—, sigue teniendo la pegada que se espera del club blanco.

Pero esta noche puede acabar desesperado si lo que espera es encontrarse a un equipo que se rinda al primer golpe.

Esta Real nunca se rinde. Y esta noche, no va a ser la excepción.

 

Getty Images.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Periodista. @oierfano @ibtimesuk Bø/Donostia/London/ZielonaGora

3 comentarios en: Real Madrid-Real Sociedad, como Homer Simpson vs. Drederick Tatum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram